PUBLICIDAD
Jean-Michel Jarre

Jean-Michel Jarre

Publicada el 11 Mayo 2016 por Bruno Garca
Jamás antes se me hizo tan extraño escribir unas líneas a modo de introducción ¿Es qué queda en este mundo algún ser vivo que no sepa aún quién es y lo qué ha hecho este compositor francés desde principios de los años 70? Jean-Michel Jarre, lo que es igual, un padrino para todos los que amamos la música generada a partir de sintetizadores y patrones electrónicos. Bendito culpable de obras maestras como Oxygène (1976), Equinoxe (1978), Rendez-Vous (1986), etc. Pues este aventajado precursor de los arpegios y las melodías sintéticas está de enhorabuena una vez más, acaba de regresar con el proyecto Electronica, 34 nuevos temas incluidos en dos LPs -The Time Machine y The Heart of Noise respectivamente- donde ha colaborado codo con codo con artistas muy respetados y conocidos por todos como Jeff Mills, The Orb, Air, Yello, Vince Clark, Tangerine Dream, Massive Attack, Rone o John Carpenter. Un trabajo que por su atrevimiento y diversidad no dejará indiferente a mucho de su público. Pues niños y niñas, ahora viene lo mejor, el estreno en directo de este doble volumen se hará este próximo mes de Junio en el festival Sónar. Un mito viviente capaz de reunir más de 3 millones y medio de personas en Moscú (1997), también ostenta ser el primer músico occidental en tocar en ese gigante asiático que es China, al que podremos ver y escuchar muy de cerca. Pasó por Barcelona hace poco y se nos brindó la oportunidad de conversar en persona con él. Aquí la chicha.

Esta mañana aterrizó usted en Barcelona, nos presenta en primicia la audición del nuevo LP, rueda de preguntas, entrevistas… un día agotador ¿me equivoco?
Podría serlo mucho más si no considerase tan reconfortante esta nueva oportunidad que me brinda la vida de encontrarme con gente fantástica como vosotros, gente a la que me debo interesada en mi persona, y más concretamente en este nuevo trabajo y el estreno que realizaré este verano aquí mismo en Sónar. Sois un tónico extra para mi mente y mi físico… Me siento muy privilegiado y de algún modo aliviado de empezar a poner la guinda final a todo el trabajo realizado durante estos últimos cinco años. Un proceso de escritura sobre un papel o partitura, la estructura de una composición, grabación, mezclas, etc. Un período que suelo considerar como de “abstracto” hasta que por fin uno llega a este escalón que es la salida del disco, por cierto, este 6 de mayo, y la primera puesta en escena. Miro hacia atrás y no exento de nostalgia, pienso en ese lienzo en blanco que tenía hace unos años y que poco a poco se ha ido llenando de color, ideas… No mucha gente lo sabe, pero me encanta hacer este símil pues de joven, cuando estudiaba, solía pintar mucho. Para colmo en esta ocasión me he sentido más afortunado de lo normal, pues he conocido y tratado con grandísimos artistas, grandísimas personas.

La vida le vuelve a sonreír, cosa que no le sucedió el año pasado ¿cierto?
Si, desde luego, pero bueno, la vida hay que afrontarla tal y como se nos presenta. No queda otra, la muerte es el tramo final de nuestro destino. Tienes toda la razón, el último año ha sido fatídico a mí alrededor. Es increíble que todo haya sucedido en cadena, los fallecimientos de mi padre, mi madre, mi editor… Y también otro tipo de problemas de tipo personal. En este momento ya lo tengo asumido y me siento bastante mejor, todo este proceso que ha sido llevar adelante Electronica 1 & 2 ha sido como una terapia, un viaje de iniciación donde he compartido creatividad y planteamientos con otros seres humanos, ha sido muy alentador. Y no hablo solo en lo musical. Es increíble como gracias a todo ahora me siento tan dichoso, antes era como si un vampiro me hubiese agredido y sacado todo lo positivo de alrededor mío.

Una página muy destacada de este nuevo universo de Jean-Michel Jarre la escribe Jeff Mills… Aquí lo queremos y respetamos mucho ¿qué le atrajo de él?
Para mí él es alguien muy interesante, muy cerebral al mismo tiempo que natural e instintivo. Jeff Mills es ese tipo de visionario que sin ser un erudito, mejor dicho un mero intelectual, sí que sopesa mucho todos los conceptos. Luego, cuando tiene las cosas bien claras, es capaz de expresarse de un modo muy orgánico, diría que hasta sensual. Me encanta esa capacidad. Suelo pensar que su música es, y vuelvo a generar esta similitud con la pintura, como aquella tendencia pictórica que fue el concretismo. Mills es capaz de aliar colores de una manera muy sensorial. Este hombre tiene una facilidad pasmosa para engatusar la realidad presentándonos música que es un puro caramelo para nuestros sentidos. Fantástica virtud. Su código a la hora de generar texturas, ondas sonoras… enjuicia mucho como hacer las cosas, el camino, pero luego a la hora de la verdad, de grabarlo o hacerlo en directo su código se humaniza y acomete las cosas de una manera muy viva. No sé si me entenderéis bien, de otro modo, creo que para él es muy difícil repetir una cosa del mismo modo, sencillamente porque no le interesa que sea así. Conocerle más a fondo, sentarme a trabajar junto a él, se convirtió desde el primer momento en una dualidad maravillosa. Como en un estudio de arquitectura, siempre debe haber ese arquitecto que potencia su lado más figurativo, pero también ese otro mucho más técnico que entienda la matemática por la que se erige un edificio.

¿Cuándo fue la primera vez que escuchaste su música?
Pues fue a través de su proyecto Underground Resistance y allá por los noventa. Pero el caso es que también nos conocimos en persona hace unos veinte años y luego nos volvimos a encontrar de nuevo varias veces más. Cuando él vino por primera vez a mi estudio, tuvimos una charla de lo más intensa, él aprovechando que yo soy mayor y mi manera de componer no es la típica de un artista de techno o la de un DJ, quería saber cómo me las apañaba para estructurar mis canciones. Fue apasionante el dialogo que generamos, intercambiamos muchas impresiones y en un momento dado dijimos al unísono “’un día de estos ¡tenemos que hacer algo juntos”. Han tenido que pasar dos décadas, y voilà, aquí tenéis ya listo este tema “casualmente” titulado The Architect.

¿Todo se gestó contactando primero a los artistas y luego viajando en persona para entablar una mayor conexión con ellos?
Así es, todo arrancó contactando uno por uno a todos los artistas vinculados tanto para Electronica 1 como con la 2. Mi idea desde una principio era la de no hacerlo a través de sus agentes, prefería hacerlo directamente, no sé si llamarlo más íntimo, si definitivamente de una manera muy personal y más humana. Una vez que rompía el hielo viajaba directamente allá donde estuviese esta persona para charlar con ella tal como tú y yo estamos haciendo aquí y ahora mismo. Sentados y mirándonos a los ojos de cerca. Obviamente, una vez que el artista estaba de acuerdo en la idea, nada hubiese sido posible sin el consenso de cada compañía o discográfica. Una vez que habíamos entablado una buena amistad, el siguiente paso era o desarrollar una pieza desde cero, o directamente yo le pasaba una propuesta que ya tenía en mente. Lo tengo muy claro, si jamás hubiese hecho ese primer acercamiento, confraternizado, nada hubiese sido posible, menos aún con la facilidad que resultó siempre.

Me encanta oír ese “siempre”, pues ojalá esa camaradería fuese igual de fluida entre la escena electrónica de baile de todo el mundo…
Sabía que me lo ibas a comentar, desde luego soy consciente que es muy inusual. Ya no hablo solo de ‘malos rollos’ sino más bien de que no paran de realizarse y salir remixes, trabajos creativos donde el proceso es muchísimo más distante e frío. Al menos suele suceder que el remezclador solo piensa en sí mismo, antes de las cosquillas que pueda crear sobre el propio artista que presta su original. Me siento muy feliz de haber logrado unir en un mismo proyecto a distintas generaciones de artistas y que todo haya resultado tan fluido y estimulante. Debe quedar bien claro que la verdadera importancia de este nuevo trabajo no era la de hablar únicamente sobre mí, sino la de abrir las puertas y enseñar al mundo, me refiero a la escena musical sobre todo, de cómo deberíamos trabajar siempre cara al futuro. Por esta razón era imposible olvidarme de artistas jóvenes a los que admiro como Rone, Siriusmo, Gesaffelstein, etc. Las nuevas generaciones deben caminar voluntariamente al unísono. Compartir es más.

Me llamó la atención ver un tema con The Orb. Si no recuerdo mal se les echó para atrás un remix que entregaron allá por el 1998 para el proyecto “Odyssey through O2”
Sí, sí, me temo que estás bien informado… es algo que ya hablamos con ellos personalmente en su día y aclaramos. Fue una tontería, a ver, ya sabes o te imaginas como de puñeteras son a veces las discográficas ¿verdad? Cuando recibieron el trabajo de The Orb pensaron de golpe y porrazo que no encajaba, mejor dicho, que no estaba a la altura de algo tan sagrado como Oxygene. Esa vez, poco más pude hacer, ellos saben que la versión que hicieron me encantaba, era muy divertida. También me reconozco un fan acérrimo de ellos, los quiero con locura. Little Fluffy Clouds, Spanish Castles In Space… ¡Son todos temas fantásticos! Me apasiona la manera en la que utilizan los samples de voz en sus canciones, musicalmente juegan con el baile abstracto pero luego el collage de voces es tan orgánico… Ellos me inspiraron por ejemplo a usar la voz original del maestro Léon Theremin, la grabé cuando mi actuación en Moscú, lo considero como un tributo a la inteligencia de este fabuloso dúo. Y bueno, finalmente lo que el sello no editó en su momento, ellos lo sacaron bajo el título de Toxygene en su BBC Sessions 1991-2001, aunque lo redujeron a pocos fragmentos con respecto a la remezcla original. Acordamos que la espinita nos la teníamos que sacar y volver a trabajar juntos. Han pasado unos cuantos años, pero por fin hemos cumplido esa promesa componiendo Switch on Leon.

¿Sigue siendo Oxygène 7-13 uno de sus álbumes preferidos, pero que sin embargo su sonido le trajo siempre por la calle de la amargura?
Ahora no estoy tan seguro si seguiría siendo de mis elegidos, básicamente por eso mismo, me gustaría tener la oportunidad de rehacer todo el mastering del disco al completo. En cuanto a sonidos bailables, no fue el mejor momento cuando salió a finales de los 90, quiero decir, se empezaba a imponer la era digital y todo se procuraba compactar al máximo, tanto que el resultado la mayor parte de las veces terminaba sonando flojo. Yo suelo decir que con esa reconversión a 16-bit/44.1kHz se perdía “oxígeno”, profundidad y espacialidad… Así que, ahora que controlamos más sobre la materia me encantaría remasterizar aquel álbum, en serio lo digo, lo pretendo hacer algún día.

A modo personal, ¿cuál consideraría el sintetizador con más carisma que ha pasado por sus manos?
Probablemente el ARP 2600, un semi-modular analógico. Es interesante hablar sobre esto, aunque te cite abiertamente este excitante instrumento, también debo citar al E.M.S VCS 3, que como mucha gente sabe fue el primer sintetizador que tuve, único en su especie y con el que compuse gran parte de Oxygène y Equinoxe. Siempre suelo decir que el ARP 2600 es como el Stradivarius o el Steinways de la música electrónica. Lástima que luego a comienzos de los 80 empezaron prácticamente a desaparecer ese tipo de instrumentos, vinieron pegando muy fuerte y se los comió toda la parafernalia japonesa. Han pasado ya más de 40 años y aún lo suelo llevar en directo. Hay una cosa que me llama poderosa la atención y es la cantidad VST plugins que existen hoy en día y por los que se interesan los jóvenes productores emulando ese tipo de máquinas analógicas. Dicho esto yo mismo me he interesado cada vez más en investigar en todo este tipo de nuevas posibilidades que te da el software… A día de hoy deambulo entre las dos orillas: la pureza analógica de toda la vida y la nueva generación de máquinas virtuales.

¿En serio me dice esto? ¿Podríamos tirar un poco más del hilo?
Claro. Concretamente para este último proyecto, Electronica, he utilizado muchos plugins nuevos, en especial de Ableton Live y Native Instruments. Se puede decir que el primero es a día de hoy mi ‘cerebro’ a la hora de componer, dejé de utilizar ProTools hará unos 4 años, ya forma parte del pasado de Jean-Michel Jarre. Con Ableton Live me estoy reinventando, es tan flexible a la hora de trabajar y además ofrece una gran calidad y estabilidad. Hice bastantes pruebas con su idoneidad a la hora de ejecutar un ‘bouncing’, esto es convertir la mezcla con todas las pistas a una pista estéreo. Es tan transparente, expande tan bien… Con la mano en el corazón te lo digo, sin Ableton Live me hubiese sido imposible realizar Electronica. Debido a su flexibilidad, calidad y a que viajo un montón por todo el mundo, he llegado a hacer muchas canciones mientras estaba en un hotel. Con ProTools debías ir siempre cargado con los cds, hardware que van con la plataforma… además año tras año se convertía en un lujo, debías invertir una pequeña fortuna para estar al día. También manejo plugins de otras compañías más pequeñas, o menos conocidas. Del mismo modo es imposible aparcar los equipos analógicos, tanto para componer como para luego ejecutar mi música sobre el escenario. Es todo un reto, uno muy bonito, trabajar en directo combinando tanto pantallas táctiles como cacharros con teclas, cables y ranuras.

Nos cubres de orgullo con eso de venir a estrenar su nuevo directo a Barcelona, concretamente al Sónar 2016… ¿Cómo lo lleva? ¿Aún es usted de los que nota mariposas en el estómago?
Lo creas o no estoy bastante acojonado pues significa algo muy grande para mí. Hace tantísimo tiempo que deseaba tocar en Sónar, ni te lo imaginas. Para mí se trata de mucho más que un mero festival, es sin lugar a dudas uno de los encuentros más influyentes del mundo entorno a la música de vanguardia. Y ya no solo la música, lo visual, la tecnología… el futuro de todos nosotros pasa año tras año por Sónar. También poseo un cariño, un vínculo con España muy especial desde los comienzos de mi carrera, muy especialmente Barcelona donde guardo maravillosos recuerdos del Estadio Olímpico por ejemplo.... Esta volverá a ser una ocasión única para conectar a generaciones jóvenes junto a las que me siguieron desde siempre. Para este estreno de junio estoy trabajando en una escenografía única. Me siento tan excitado como cuando rompí el cerco y actué en China, o cuando lo hice para más de 3 millones de personas en Moscú… Nunca sabes lo que va a suceder, por eso es tan emocionante, pero si te puedo asegurar que uno para este tipo de ocasiones trabaja muy duro y quiere ofrecer lo mejor de sí, de nosotros, pues es un gran equipo el que está detrás. En mi estómago ya siento los mismos nervios, la misma emoción, lo único que cambia es el contexto. Me siento como un niño con juguetes nuevos, Electronica 1: The Time Machine y Electronica 2: The Heart of Noise, con los cuales quiero jugar de la mejor manera posible delante de todos vosotros. Por supuesto no me voy a olvidar de los clásicos, sé que muchísimos fans los están esperando y lo agradecerán.

Volviendo a ser adulto ¿Qué cosa, asunto, del ámbito que sea le pone más de los nervios, es decir, le enfada más a día de hoy?
Obviamente todo ese sinsentido y estupidez extremista que por ejemplo golpeó París. La barbarie en la sala Bataclan, todos los actos terroristas que nos han sacudido… Recuerdo que en ese fatídico 13 de noviembre yo estaba precisamente trabajando en el estudio con Cristophe, aquí no sé, pero en Francia es un mito del pop, y el tema conjunto que aparece en este último disco: Walking the Mile. Estábamos allí encerrados trabajando cuando no paraban de sucederse las noticias que venían desde fuera, era todo bastante desconcertante. Y duro, muy duro. Una extraña sensación corría por mí, al mismo tiempo que estaba encerrado grabando con un artista al que quiero y valoro mucho, fuera, en mi propia ciudad y no muy lejos, estaban asesinando a personas inocentes. Como artista uno se debe recomponer de inmediato, pensar y demostrar que nada ni nadie nos va a parar. Ahora más que nunca.



Más información:

Jean-Michel Jarre: Web Oficial

Compartir:
PUBLICIDAD

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

PUBLICIDAD

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.