PUBLICIDAD
Hiroshi Watanabe

Hiroshi Watanabe

Publicada el 27 Mayo 2016 por David Puente
Después del techno del samurai Ken Ishii, el segundo japonés en pasar por la discografía del sello madrileño Chaval Records es el productor Hiroshi Watanabe (al que probablemente reconoceréis mejor como Kaito por sus referencias en Kompakt con el que lleva publicando desde hace tres lustros). Watanabe cuela dos remezclas en el nuevo EP de las huestes de Víctor Santana, un trabajo en el que se reivindica ya desde el título la fuerza del Ki. Esa energía que ni se crea ni se destruye y que es responsable de que cada día nos levantemos de la cama. Algo de lo que saben mucho los asiáticos. Estamos ante una referencia vital.
En qué anda ocupado estos días...
Tengo un par de proyectos interesantes entre manos. Remezclas y algunos proyectos, nuevos, como uno que tiene que ver con la fotografía.

¿Qué ha aprendido en todos estos años en los que ha estado relacionado con la música?
Sobretodo he asimilado lo que toca al aprendizaje de nuestra vida básica... Como vivimos, sobrevivimos, nuestra actitud ante la vida, relaciones, la crianza de los hijos. Conocer todas esas cosas básicas que son los materiales que afectan a la construcción de la música que entiendo es real. Estoy graduado en el Berklee College of Music de Boston, y puedo decir que tengo nociones regladas de cómo componer música, eso es algo importante, pero esos no son realmente mi puntos básicos cuando produzco algo.

¿Qué tienen los productores japoneses que no tengan los artistas de otras partes del mundo?
A partir de mi experiencia personal te diré que muchos extranjeros me han dicho que mi música tiene algo asiático, pero yo no lo reconozco... No sé si está ahí eso que me dicen. Pero siempre reposa algo de nuestros espíritus o sangre en la música que hacemos.... Es algo consustancial con el artista... Todos nosotros tenemos algo interesante que mostrar o energía especial que comunicar del pasado o de nuestros espíritus. Al final, toda esa fuerza atávica te acompaña en tu camino y define lo que haces.

¿Qué diferencias notables se dan entre su proyecto Kaito y la música que firma con su nombre real?
Es muy simple. Mi proyecto Kaito empezó cuando nació mi primer hijo al cumplir el año, más o menos. Aunque él se llama Kaito, tampoco puedo decir que su nacimiento fuera causa directa…. Kaito cuenta con un cierto estilo y filosofía que le empuja a mezclar música y a tener muy en cuenta la construcción de la melodía y la armonía, a partir de loops. En cambio, el proyecto que firmo con mi propio nombre no tiene límites. Hiroshi Watanabe rastrea siempre lo que tiene alrededor, puede ser cualquier cosa, su estilo es más libre. Depende de lo que necesite expresar en cada momento.

¿Qué hay de sus otros proyectos Nite System y Quadra?
En realidad, para Quadra sí que tengo cosas en mente, pero para Nite System, no. Aunque algunos viejos fans de toda la vida me dicen que esperan nuevos proyectos de Nite System. Me llena de orgullo que la gente se interese por mis viejos proyectos. Nunca se sabe lo que puede ocurrir. Lo que sí puedo anuncia oficialmente es que habrá nuevo material de Quadra en el futuro. Necesito y quiero hacer algo más con este proyecto … Lo que pasa es que hay otro proyecto llamado Quadra que hace otro tipo de música. Lo que quiero es llamar a mi proyecto algo así como Quadra aka Hiroshi Watanabe, para marcar diferencias respecto al otro proyecto.

 ¿Qué música escuchaba cuando era niño? Creo que fue muy importante la influencia de sus padres… 
Pues si, porque también son músicos. Mucho jazz, funk, rock, fusión,bandas sonoras, algunas aproximaciones a la música realizada con sintetizador, ambient, new age. ...Personalmente disfruté mucho todo lo que tenía que ver con las bandas sonoras, el new age y el jazz.

Y ahora, de más talludito y ya como productor contrastado. ¿Ha cambiado de hábitos musicales?
 No estoy muy interesado en descubrir nueva música o lo que se lleva en la actualidad. Sigo escuchando mucho jazz. Mi búsqueda se centra en mi propia música. En cómo encontrar nuevos caminos en lo que estoy tratando de crear.

Entonces, en qué medida el trance fue importante en el desarrollo de su sonido como Kaito…

Recuerdo que cuando empezaba a publicar material con mi proyecto Kaito, leí algunas Reseñas de periodistas que explicaban que Kaito producía lo que entendían como nuevo trance. Incluso Michael Mayer dijo algo parecido respecto a mi música. Todas esas apreciaciones me sorprendieron porque nunca pensé que mi música como Kaito tuviera algo semejante al trance. Si que es verdad que por entonces escuchaba algo de trance, como a mediados de los 90, pero poco más al respecto. Si tuviera que citar mis propias influencias… Bueno, diría que la música clásica contemporánea de estructura minimal si tiene que ver con Kaito.

¿Cómo va su relación con el sello Kompakt, al que le debe parte de su éxito en nuestro continente?
Bien, no hemos dejado de trabajar juntos en todos estos años. Llevo quince años colaborando con ellos. De hecho mi hijo Kaito va a cumplir 17 años… Voy a seguir trabajando para ellos, pero Kaito se va a convertir en otra cosa. Seguramente ampliará sus registros a través de mi propio sello. Mi colaboración con Kompakt dependerá del momento justo.

¿Sigue tocando el contrabajo? Creo es uno de sus instrumentos favoritos.
No, la verdad es que no lo cojo demasiado. Me familiaricé con este instrumento en mis tiempos de estudiante en Berklee. La verdad es que me ha ayudado mucho en mi progreso con la producción. Hay instrumentos que no tocas más pero han dejado un poso en tí. Espero volver a tocarlo regularmente.

¿Cómo entró en contacto por primera vez con Víctor Santana?
Sería el verano de 2014 cuando recibí un mail de Santana en el que me pedía una remezcla de su tema She is my inspiration. La verdad es que me gustó tanto el resultado que le envié otro. Estoy muy contento de apoyar un sello que publica en vinilo. Soy defensor de este formato y de los que lo apoyan.

Y cómo empieza a trabajar con el sello Transmat de Derrick May con el que acaba de publicar Multiverse
Coincidí con Derrick May en 2007, en una noche en la que cerramos el club Yellow de Tokyo. Hemos seguido en contacto desde entonces. Multiverse se acaba de publicar en Japón como álbum y en formato CD.

¿Tiene pensado visitar nuestro país en breve?
Ojalá. En cuanto pueda. He estado dos veces. En 2002 pinché en Sónar. Aquí tienes un vídeo de mi paso por el festival en su formato diurno. Aquel año estuve de visita por el Parc Güell y lo disfruté mucho.


 

Más información:


Compartir:
PUBLICIDAD

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

PUBLICIDAD

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.