PUBLICIDAD
Golden Bug

Golden Bug

Publicada el 15 Septiembre 2016 por Clubbingspain.com
“El otro día publicasteis una noticia de los tres próximos EP de Tolouse Low Trax en Antinote. Es fuerte porque Detlef produce desde hace mil años y sólo ahora la gente se da cuenta de su talento me comenta el no menos activo productor francés Antoine Harispuru a pocos metros de la icónica Plaça del Diamant del barrio barcelonés de Gràcia donde vive. Un bicho dorado que recuerda en algo al doble de Lluis Homar de Stranger Things. Lleva tres lustros viviendo en esta ciudad hambrienta de terrazas llenas hasta los topes a mediados de septiembre. Pasa su tiempo entre Barcelona y París donde produce su música , lleva su sello discográfico La Belle Records y su agencia de supervisión musical para cine y publicidad Melodysync.
En referencia a lo que me comentabas de Tolouse Low Trax y de su hiperactividad cuando lleva un montón de años en el underground. Es un referente para los que nos acercamos ya a una edad.
Detlef es un gran ejemplo de productor porque ha sabido crear un sonido muy personal. Me gusta mucho su manera de producir: suena crudo, sucio y intemporal a la vez. De hecho hablé con un amigo mío que me dijo que trabajamos un poco de la misma manera: una MPC, algunas máquinas y poco más. En general creo que es mejor tener límites a nivel de material tecnológico y centrarse más en la creatividad.

Si, a mi me gusta sobretodo en su vertiente como selector. Es rebuscado pero lo que selecciona es bueno. Suena bien. Es una discusión que tengo con un amigo. Que a veces se peca de forzar lo raro…
Sí que es verdad que las selecciones de Tolouse Low Trax son sorprendentes y un poco raras. El tema es que las cosas raras son fáciles de encontrar pero lo complicado es saber ponerlas al buen momento para no acabar solo detrás de los platos. De hecho un buen Dj es alguien que te hace descubrir cosas y que a la vez se fije en lo que pasa en la pista. Tolouse Low Trax tiene esta experiencia como la podría tener un Dj como Marc Piñol. A nivel de producción lo raro es siempre interesante y me encanta pasar horas jugando con mis máquinas, buscando texturas, hacer un trabajo de investigación a nivel de sonido e ir probando cosas. Me doy cuenta también de que empiezo poco a poco a ir mas a un sonido que se escuche fuera de los clubs para experimentar otras facetas de la música electrónica. Antes salía mucho pero me voy poco a poco apartando del perímetro del sonido de discoteca que puede imperar hoy mismo. Cuando produzco y estoy en casa me sale música con tempos más lentos. Pero bueno puedes bailar igual de bien a 90 que a 130 bpm. No es un tema de tempo sino mas bien de música.  

Te alejas del club que igual te alejas de la escena pero esa distancia también te puede aportar un plus de originalidad.
Igual es una cuestión de edad. Tengo 38 años y he salido durante mucho tiempo. Y lo que he notado es que antes todo era más rígido al posicionarte como productor de música electrónica.Tenías que presentar tracks de baile siempre y es una lastima porque el campo es muy amplio y ponerse estas barreras es una tontería. Salgo menos así que es normal creo. Tengo nuevos inputs que me condicionan a la hora de hacer música. Por suerte el público ha ido abriendo su mente. Tenemos un caso claro de esto en el primer álbum que sacó John Talabot, Fin. Un artista del que se pinchan sus temas y remezclas en los clubs pero que en cuanto tuvo oportunidad de mostrarse via un álbum pasó a otro contexto muy diferente. Los productores ya empiezan a no tener miedo de pasar del club a cosas más abstractas en un entorno propio del LP y esto está guay.

Aunque en general la música de club da la sensación de que se ha ralentizado.
Si, es verdad antes todo iba a más de 120 y hoy es normal encontrar cosas a 90 bpm. Igual es que todos los que empezamos en esto nos hemos hecho mayores. 

Decías antes de sacar la grabadora que no te importaba repetir lo que me estabas diciendo para que lo grabara. Que reconoces que te gusta repetirte. Imagino que en lo musical lo evitarás a toda costa. 

No es que me guste repetirme pero lo más complicado cuando llevas un tiempo en el estudio es no repetirse. Por eso creo en las colaboraciones. Primero a nivel humano y segundo porque abres una puerta creativa nueva que te permite poner en práctica tus ideas o trucos de siempre. En mi nuevo LP,  V.I.C.T.O.R invité a artistas y amigos para dar un toque diferente y fresco en algunos temas: Julienne Dessagne (Sachienne / The Twins) canta en Accroché à Moi, Yan Wagner en el tema Wild Boys, Moscoman tocó la guitarra en Danse Macabre, Pajaro Sunrise cantó en Taste Of Love...

Empezaste a dar tus primeros pasos en solitario en el sello Gomma. Un poco infravalorado por estos lares, aunque se adelantó a toda la movida post-punk, nu disco y new wave bailable que después pegó con fuerza en todo el mundo.
Mi relación con Gomma se inicia una vez vengo a vivir a Barcelona. Cuando salí de París me propuse continuar con un grupo que tenía allí que se llamaba Silicon Boogie con mi amigo Aurelien Haas que ahora tiene otro grupo que se llama Get A Room!. Total que con el tiempo nos dimos cuenta que con la distancia era casi imposible que pudiéramos seguir con el proyecto. Así que empecé a hacer mis propios temas en casa que envié a diferentes sellos. Por entonces estaba trabajando en una serie de juguetes para una marca española que me había encargado una serie de objetos de diseño. Era un serie de piezas en forma de insectos. Uno de ellos era un bicho dorado al que llamé Golden Bug y utilicé el nombre para llamar mi nuevo proyecto musical. En total publiqué tres EP con Gomma para desembocar en mi único álbum hasta la fecha que se publicó un año después de debutar, Hot Robot. A los seis años de publicar con ellos empezaron a derivar las nuevas publicaciones al formato MP3 a otra estilo de música y a mí ya no me hacía tanta ilusión. Así que decidí montar con unos buenos amigos el sello La Belle Records que me permite publicar con más agilidad mis producciones y publicar también la música de artistas que nos gustan (Marc Piñol, Justin Robertson, In Fields, Clap Rules, Fabrizio Mammarella, Strapontin…). Cuando tus temas salen en otro sello todo es mas lento porque dependes de un planning que no es el tuyo. Si además lo haces en vinilo pues el proceso se ha ralentizado bastante también con el famoso cuello de botella que pone en cola las empresas de planchado a los sellos con tirada más modesta así que disponer de La Belle records me permite tener mas flexibilidad a la hora de publicar música.

Y ahora le espera el sello de Ivan Smagghe , donde publicarás en breve.
Publiqué un primer EP en noviembre pasado en Les Disques de la Mort y en dos meses sacaré un nuevo EP con tres nuevos temas y con un remix de Danny Daze.

El álbum de todas maneras ya se ha podido escuchar en directo.
En paralelo a las horas pasadas en el estudio trabajé con mis amigos del estudio de arte visual Desilence en el Live de V.I.C.T.O.R. La idea del V.I.C.T.O.R en formato LIVE es crear un espectáculo que mezcle mi música con sus visuales y que dialoguen de forma homogénea. Con la ayuda del arquitecto Christian Leibenger hemos construído una figura que se inspira en el famoso juegos de los años 80, el 'rubik snake', una estructura muy grande en la que se proyectan los contenidos visuales de Desilence. Lo presentamos en octubre pasado por primera vez en el MACBA, lo hemos presentado también en Milán, en Génova, en París y este junio pasado lo presentamos en Sónar y desplegamos una estructura aún más grande aprovechando las dimensiones del auditorio. Con esta parafernalia logras que a la gente le entre la música por los ojos. Uno de mis sueños era que mi música se pudiera visualizar. El álbum saldrá a la venta a finales de septiembre pero ya se ha podido escuchar algún tema en los diferentes directos en los que hemos presentado V.I.C.T.O.R. Para la portada del disco he trabajado con un estudio de diseño gráfico de aquí que se llama Lo Siento y que me encanta. El vaciado de la silueta del robot que se ve en la portada del álbum es un trabajo artesanal que lleva mucho tiempo de trabajo y que está hecho a mano. Osea que el concepto del álbum está muy pensado y me ha ocupado mucho tiempo porque es una comida de coco total ya que lo tienes que tener todo muy bien planeado para que todo encaje a tiempo.

Un concepto de cocción lenta. Eso es ser un artista. 
Bueno, más que un artista me considero una persona que mezcla ideas y reúne a personas talentosas para dar vida a proyectos que me gustan. Me hace especial ilusión haber podido colaborar con amigos para desarrollar V.I.C.T.O.R y que sea un concepto global. Pasé mucho tiempo con mi primer LP Hot Robot haciendo bolos por todas partes y mas de una vez estaba en un rincón paradisíaco solo, sin poder compartir con nadie lo que estaba viviendo. Con este nuevo álbum cambié de dirección y me junté con amigos que pusieron su talento en marcha para dar vida a V.I.C.TO.R.



Más información:

Golden Bug: Facebook

Compartir:
PUBLICIDAD

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

PUBLICIDAD

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.