PUBLICIDAD
Cassy

Cassy

Publicada el 10 Octubre 2016 por Bruno Garca
Aprovechando una de las últimas visitas de Catherine Britton –Cassy- por territorio español, nos hemos pegado como un imán a ella durante unos minutos para que nos contase en primera persona sobre su pasado, presente y futuro. Un viajecillo fácil de leer donde haremos escalas en su álbum de debut Donna (Aus Music, 2016), sus estancias en Ibiza o Austria, su magnífica relación con King Britt, la tienda Hard Wax o cómo batió el record de comprarse un disco antes que cualquiera de nosotros. Una artista llena de temperamento que durante su carrera ha sabido rodearse de lo más granado en cuanto a productores (Luciano, Mathew Jonson… el ya citado arriba King Britt), también en cuanto a lugares donde explotar su talento a los platos, el Panorama Bar berlinés por ejemplo, donde fue residente y para el que firmó un CD mix en 2006. También Circoloco. Vale, acabo de leer tu mente, no me enrollo más, te dejo con ella.
La pasión, un espíritu techno, la pegada, una actitud feminista, la sensibilidad, la sensualidad e incluso un alma inquieta… ¿Dirías que todos estos conceptos están de algún modo enlazados con Cassy (la artista)?

De todo el juego de palabras que me mencionas te aseguraría que sí están ligados a mí ese espíritu, la pasión con la que hago las cosas, la sensibilidad, porque no eso del lado sexy y por supuesto el alma. Mi espíritu es feminista, pero también diría que soy bastante espiritual en muchas otras cosas. 

Perfecto. Ahondamos un poco más en el rincón más humano de Cassy ¿alguna virtud o defecto que te atrevas a confesarnos aquí y ahora?

Tengo por costumbre analizar en exceso todas las cosas, todas las situaciones en los momentos negativos y complicados. En muchas ocasiones esto llega a volverse algo preocupante, ya que potencia notablemente mi ansiedad. Creo que este puede ser un rasgo muy característico y habitual en un gran número de mujeres.

Hace pocos meses tu LP de debut, Donna, vio por fin la luz… Contando los días –los de seis años nada menos- que llevas en esto y tras escucharlo a fondo, mucho tiempo y conciencia te has dejado en el camino ¿cierto?

A decir verdad, muchísimo. Me ha llevado bastante tiempo. Lo he querido madurar con tranquilidad, antes de lanzar nada he analizado al milímetro lo que quería editar, el resultado final brotó finalmente directamente desde mi interior y desde la libertad que expresa mi corazón. A todo esto le debo sumar la ayuda, inspiración e influencia que han tenido sobre el desarrollo del álbum muchas personas. 

En la elaboración de este largo está nada menos que King Britt ¿Cómo fue tu primer encuentro con él? ¿Durante una cena en Ibiza quizás?

Así es, nos conocimos en Ibiza durante una cena. Es curioso, dos con el mismo signo zodiacal (Escorpio) se conocen por primera vez en la isla de Escorpio ¿Lo sabías? Muchos habrán escuchado allí eso de “It's because of the Scorpio energy”. Obviamente tanto King Britt como yo ya nos conocíamos de antes, nos habíamos seguido la pista, por supuesto yo de él desde hace muchísimo tiempo atrás. Antes de cruzarnos y vernos en persona ya habíamos establecido contacto online. Y ya ves, al final los dos nos encontramos el uno al otro en el mismo lugar, a la misma hora, así que… aprovechamos muy bien la oportunidad.

Otros nombres importantes y a tener en cuenta son Lad Agabekov, Stuart Matthewman y Chuck Treece ¿Nos cuentas alguna cosilla de quien quieras de ellos?

Me topé con Lad gracias a Philippe Quenum, de esto hace un montón de años ya. Él es mi conexión con Ginebra. Me instalé y viví en esta ciudad suiza hace ya un tiempo, me fui de allí en 2014. Siento a Lad como a un miembro de mi propia familia, trabajar con él es muy cómodo y en definitiva sentarnos juntos en el estudio es como sentirse en casa. A todo esto, él es mi técnico de sonido, quien se encarga también de masterizar las pistas. Él es una persona muy conmovedora que ha tenido en la vida un recorrido muy particular, me repito, trabajar con él es todo un placer. Por otra parte Stuart Matthewman es sin duda uno de los hombres más interesantes, con más talento y con más sentido común que te puedas encontrar en la escena musical. Me encanta su estilo, es increíble, tengo la sensación de que este chico posee un saber innato sobre todas las cosas. Él es un maestro y gran amigo para King, así como también lo es Chuck Treece, uno de los músicos con más aptitud y capacidad que conozco. He tenido la enorme suerte de haber conectado con todos ellos gracias a King Britt. 

Permíteme cambiar radicalmente de tema ¿aún tienes la sensación de que la gente sigue comprando discos…? ¿Es cierto que te compraste el 1º (uno de Madness) cuanto tenías tan solo 6 años? 

Ah claro que sí, por supuesto que la gente continúa comprándose discos. Y estás en lo cierto, mi primera adquisición de un disco fue siendo muy peque, a los 6 años de edad. Fíjate, aún recuerdo haber ido con mi madre y a ella quedándose fuera esperando que saliese. Fue ella quien me dio el dinero para poder comprármelo. Del mismo modo tengo un montón de discos que mis propios padres compraron exclusivamente para luego regalármelos a mí. Pero ese que comentas, me lo compré yo misma. 

¿La última vez que entraste a pillar uno en una tienda de discos? Por cierto, aunque lo presiento… ¿cuál sería tu favorita?

Mi tienda favorita no es otra que Hard Wax en Berlín, donde por cierto estuve trabajando durante un tiempo. La última vez que pasé por allí fue en julio o agosto, no recuerdo con exactitud. Sinceramente me encantaría ir por allí mucho más a menudo. Es una pasada encontrar agrupados en un mismo sitio tantos discos que me gustan, en especial techno, tanto británico como alemán, y, cómo no, de Detroit. Como tengo enchufe ellos me permiten coger todos los discos que desee y luego poder escucharlos directamente en los bafles de la tienda. Me encanta estar allí y escuchar tantos discos como me sea posible, es como un balneario de vacaciones para mi mente y mi ánimo. 

Creciste escuchando grandes artistas como Chaka Khan o Sade, ¿qué otras mujeres inolvidables nos citarías y por qué?

PJ Harvey, Nicolette, Miss Kittin y Electric Indigo. Todas estas mujeres que acabo de citar tienen y han tenido siempre un estilo único en su manera de ser, también un talento gigantesco a la hora de componer y actuar. Todas abriéndose camino de manera individual, pero todas y cada una de ellas manteniendo en todo momento con firmeza, con naturalidad, su propia esencia personal. Gracias a eso se han ido abriendo paso firmemente y finalmente hecho con una posición destacada en la escena. Saber de esa consistencia personal-artística es una gran influencia para mí.  

¿Cómo caíste finalmente en las redes de la música electrónica? ¿Quién o qué tuvo la culpa?

Creo que la propia música fue la que me inspiró y empujó a adentrarme de lleno en la electrónica. Lo que más me atrajo, sobre todo a la hora de producir, fue su inmenso campo de sonidos, su abanico y variedad de estilos, es y era tan amplio. Eso era perfecto para mí, ideal para echar a andar y empezar a descubrir luego mi propio camino. Mi propia expresión musical.  

¿Qué sueles escuchar, leer o ver para desconectar y relajarte? Especialmente tras haber pasado uno de esos días imposibles y diabólicos…

Para relajarme me gusta escuchar el silencio. O sea, nada. Me encanta leer, también ver películas o series de televisión. Si bien es verdad que ahora mismo no dispongo de mucho tiempo para todo ello. Sí que procuro leer todo lo posible mientras vuelo de un país a otro. Lo mismo con las películas, veo todas las que pueda mientras voy encerrada en el avión. Todo me resulta muy distraído, desde el entretenimiento fácil, ese de palomitas, a cintas que son consideradas grandes obras de arte de la historia del cine. El séptimo arte me trae de cabeza. 

¿Nos describes en sólo dos palabras lo que sientes siempre que pinchas en Circoloco?

Nerviosa y excitada.

Has vivido también en Ibiza ¿eras de salir mucho…? Chívanos un lugar único donde perdernos la próxima vez que vayamos. 

He pasado un mogollón de años viviendo en Ibiza, pero a decir verdad no me he prodigado demasiado en salir de fiesta por la isla, ni siquiera soy una de esas adictas a la playa. Por decirte un rincón idílico ahí tenemos Cala Molí. Un enclave tranquilo donde puedes disfrutar de una puesta de sol fascinante… y comida muy rica gracias al restaurante que encontrarás allí mismo. 

Ya que estamos, otro salto en el mapa: Austria. Creciste allí, cuna de grandes compositores de música clásica ¿cómo describirías el actual panorama musical austriaco en este momento?

Por desgracia para nada tan interesante a como lo fue antaño. La escena musical de ahora nada tiene que ver además con la que yo conocía viviendo allí. Bueno, tampoco es que controle mucho la actual, para nada. De las últimas décadas creo que gozó de su mejor momento allá por los 90. Si, así lo pienso, a pies juntillas, creo que por aquel entonces bastante de la música que sonaba era genial. Actualmente me parece que ya no hay tantos productores y la escena ha menguado. El circuito de fiestas tampoco es el mismo.

¿Nos resumes qué es lo próximo que te traes entre manos?

Está por salir próximamente bastante música nueva… Igualmente estoy con varias remezclas en marcha. 

¿El consejo más sabio que hayas oído?

“Ten tantos niños como te sea posible”

Más información:

Cassy: Web Oficial

Compartir:
PUBLICIDAD

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

PUBLICIDAD