PUBLICIDAD
Psychemagik

Psychemagik

Publicada el 15 Septiembre 2014 por Bruno Garca
Tras este nombre tan ‘místico’ se esconde una pareja británica (Danny McLewin y Tom Coveney) que al igual que la mayoría de todos nosotros, sienten una extraña atracción, lo que viene siendo un puto enganche, por la compra de música. Si ésta es en plástico redondo mucho mejor. Es obsceno, ¡amontonan más de 25.000 discos en su colección! Muchos de ellos pasan por el laboratorio “Psychemagiko” donde sufren una transformación curiosa que siempre los acerca a la pista de baile. Estupendas habilidades que quedaron demostradas desde que se dieron a conocer al gran público con el edit de Everywere, canción original de Fleetwood Mac. Tanto pinchando como en el estudio son casi  únicos, no es cuestión solo de cortar y pegar. Se lo curran y divierten. Un buen trabajo que les llevó a ser reconocidos como “Stars Of 2012” por Mixmag, estar en las maletas de discos de tipos como Tom Middleton o a firmar por un sello como Crosstown Rebels, esta vez con material 100% propio. Hace muy poco visitaron la sala Razzmatazz de Barcelona y tuvimos la oportunidad de charlar con ellos.
Psychemagik, ¿es la música disco la única que os tiene tomado el corazón?
La verdad es que no somos de esa clase de artistas que nos encasillamos en un único estilo, nuestras influencias son incontables. De veras, no exageramos, por supuesto que el sonido disco nos gusta, es más que evidente, pero somos además adictos a todo tipo de géneros. Por ejemplo, la música folk nos gusta lo mismo que lo pueda hacer la disco, desde el primer momento que arrancamos con esta historia teníamos muy claro intentar no ponernos límites, viniese de donde viniese la inspiración.

Nos debemos remontar a finales de los años 60, primera mitad de los 70 para encontrar los inicios del sonido disco que tanto admiráis… ¿también os fascinan las películas u otro tipo de artes de aquella época?
La respuesta es un sí como una casa. Pensamos que los años finales de los 60 y durante toda la década al completo de los 70 la creatividad en las películas vivió una etapa muy dulce. Ocurría exactamente lo mismo dentro de otro tipo de ramas artísticas, incluida la música. Algunos de los filmes rodados durante ese lapso se encuentran entre nuestros favoritos, y recalcamos, preferidos de todos los tiempos. Musicalmente la riqueza era infinita, tanto por la calidad musical como humana, recordamos con cariño gente como el californiano David Axelrod quien grababa sus álbumes junto a una orquesta completa, impresionante… Contaba hasta con subvenciones. Este tipo de historias y trabajos financiados, encima tan bien hechos, ya no existen. 

He visto que colgabais en redes un recuerdo muy emotivo hacía Idris Muhammad…
(Dan) Me  alegra que saques su nombre en este preciso momento ya que falleció a finales de julio. El fue un percusionista formidable, un maestro, contribuyó al mundo del jazz con múltiples discos. Para colmo también ejercía como músico de estudio participando de este modo en la grabación de LP’s tan brillantes como algunos de Ivan Jones, Bob James, Charles Kynard, etc. Yo tendría como unos 17 años cuando me perdía en la tienda de discos en busca y captura de lanzamientos de Prestige y Blue Note. Lo pillaba todo. Sin duda alguna él fue uno de los más grandes del jazz y el funk.

De los miles de vinilos que poseéis, ¿cuál sería ese tesoro más preciado y por qué?
(D.) Mi madre se puso muy enferma hará unos pocos años, en aquel entonces me temía lo peor, de veras no las tenía todas conmigo de que saldría adelante. El caso es que aún así, por mi cumpleaños me regaló el álbum Harold & Maude (1971), una edición japonesa de esa banda sonora original compuesta por Cat Stevens. Definitivamente es mi joya más preciada. Para más inri la música de esa película es maravillosa, me encanta. La mayoría de las piezas las podemos encontrar en su Mona Bone Jakon, pero esta edición tan especial incluye algún tema extra inédito. La portada es igualmente una chulada. También tengo un buen puñado de acetatos a 45 rpm que son imposibles de encontrar, también son muy preciados para mí.

¿Qué tal se encuentra tu madre en estos momentos?
Gracias a dios se encuentra mucho mejor ahora. Este disco desde luego me recordará siempre a ella.

¿Efectos secundarios de ser unos yonquis de los vinilos?
(Risas) Es que es una adicción. Una vez que comienzas a comprarte vinilos, ya no hay quien te pare, se puede decir que literalmente “estás totalmente jodido ¡jodidísimo!”. Diríamos que es un enganche que no entiende de límites, pero no es así, el tope te lo pone la cartera. Si nos tocase la lotería tenemos muy claro que la mayor parte del premio sería para comprar discos.

¿Alguna anécdota curiosa después de patearos tantas tiendas de discos? Sobre todo las de 2ª mano…
Nos da la sensación de que existe una regla de oro para que los señores mayores que trabajan en ellas siempre estén de mal humor. Al menos lo aparentan. Ni pajolera idea si ellos comenzaron a vender sus colecciones de discos hace 30 años y les da por pensar que les estás quitando un pedazo de su vida, hasta de su alma. Nos preguntamos a veces ¿serían igual de gruñones si tuviesen un pub o algo por el estilo? Nos sorprende esa actitud, siempre nos sorprende. Recordamos uno en concreto al que solíamos ver muy a menudo, siempre que le preguntábamos “muy buenas ¿qué tal está usted hoy?” siempre nos respondía con un hilarante “¡me encuentro como una mierda!”. Era inevitable, nos descojonábamos.

A la hora de pinchar, ¿os venís con la maleta cargada de todas esas maravillas? Doce pulgadas, LPs… ¿O por el peligro a la hernia discal os habéis pasado a lo digital?
Actualmente estamos pinchando con WAV’s y CD’s. Muchos de ellos son las grabaciones de esos discos originales que compramos y amontonamos. Si nos conocéis ya bien, prácticamente todos tuneados y reconvertidos en edits más bailables. Es un plus para quien viene a vernos. Debemos ser prácticos a la hora de viajar, es una barbaridad el peso de carga que nos ahorramos.

¿Cómo se presenta esta noche de sábado?
Comprobarás que nos gusta sobretodo mezclar sonidos disco de los 70 y 80 junto a temas de deep house, afro jams, por supuesto todos estos edits o remezclas que nos curramos durante la semana en casa, el cóctel final es un compendio de clásicos conocidos y desconocidos, diversión pero preocupados siempre en la calidad, mientras lo que suene sea bueno ¡todo nos vale!

¿Qué habilidades vuestras destacáis en el estudio de grabación?
Nuestras habilidades en el estudio son… demenciales. Ya sea tocando cualquier instrumento musical como moviendo el ratón (risas). Nos conformamos con sudar la gota gorda para combinar con éxito sonidos y musicalidad. En una balanza justa está el secreto. Somos también de los que no nos cansamos de aprender. Cada vez que sentamos nuestros culos para producir las sensaciones son muy distintas, siempre cambiantes. Rápidamente te das cuenta del enfoque que quieres seguir. Deliberadamente intentamos alejarnos siempre de seguir un mismo camino. Todo lo contrario que ese matemático que acata una fórmula concreta. La música evoluciona al igual que las técnicas para hacerla. Debemos ser conscientes de las herramientas que manejamos y hasta donde podemos llegar… a ser posible sin perder en ningún momento de vista nuestras raíces, o más importante aún, aquello que nos atrae, es entonces cuando estamos listos para continuar avanzando. Uno no es tonto y sabe siempre cuando algo no está bien, y cuando sí lo está. El quid de la cuestión es saber mantener un buen ritmo de trabajo, que las ideas fluyan y que te quedes atrapado con los detalles. Al menos durante el proceso creativo inicial ¡he dicho!

Diferencias –según vosotros- entre un remix oficial y un edit.
La principal diferencia es que para remezclar se nos facilitan todas las pistas, es un encargo, y lo de editar es más bien un curro más personal que consta en trocear una canción ya existente para darle un orden distinto, más duración en según que partes y viceversa. Todo esto, a groso modo. Igual nos empezaríamos a meter ya en camisa de once varas si te comentamos que en la mayoría de nuestros edits solemos meter percusiones y sintetizadores extra. Ok, y muchas más cosas… jaja

¿Y cuándo lo que os traéis entre manos es un tema propio como el que sacasteis por Crosstown Rebels?
Está claro, no tiene nada que ver una gata con una alpargata. Para componer y escribir algo partiendo de cero el proceso es muy distinto. Este mismo varía incluso según la inspiración. A veces una canción surge de la nada, de un cosmos mágico, otras puedes convertirte en esclavo de una misma pieza durante meses. Este que publicamos en Crosstown Rebels a principios de este año, Black, Noir, Schwarz, fue hecho ¡en 4 horas!

Habladnos de vuestras raíces houseras.
Nuestras raíces houseras siempre han estado ahí. La gente las puede percibir inmediatamente en nuestras sesiones o en nuestros remixes. Editar en Crosstown Rebels fue una oportunidad de oro para terminar de llegar a mucho más público. Pensamos que mucha de la música house que se produce en nuestros días es increíble. La manera de producir de muchos es más sexy y traviesa. Algunos de esos sonidos guarretes pero seductores tienen unas líneas de bajo que son de otro mundo.

El house mejor si lleva vocales como en vuestro Black, Noir, Schwarz ¿o no siempre tiene por que ser así?
No, no siempre. Depende de qué tipo de voces por supuesto. En este caso concreto del que hablamos tuvimos una suerte bárbara con Renegade. Desde el primer momento tuvo un efecto chupón en nosotros. La conocimos es un infame ‘after’ en Gante (Bélgica), ella nos dijo “cuidado conmigo que tengo mucho gancho” y nos empezó a cantar en el oído. De sopetón nos dimos cuenta que sería la bomba trabajar con ella.

Fleetwood Mac y su Everywere: vuestra carta de presentación al gran público.
En efecto, fue el primer track editado con el que se nos empezó a conocer. Por esta razón siempre será muy especial para nosotros, aunque a decir verdad lo hemos escuchado ya tantas veces que apenas nos emociona. Si que seguimos enamorados de Fleetwood Mac ya que son una banda con un acierto increíble componiendo esplendidas canciones de pop. A pesar de todas esas barbaries que cuentan y ocurrían de puertas cerradas para dentro, siempre se las apañaron para mantenerse juntos y seguir creando temas exquisitos.

A todo esto ¿cómo y cuándo decidisteis adoptar vuestro nombre artístico?

Nuestro colega DJ Cherrystones nos introdujo en la filosofía de Jodorowsky, una terapia llamada “Psychomagik”, luego ya fue cosa de tunear el nombre un poco. Por si os interesa, la base de esta técnica es la de coger una experiencia negativa y reconvertirla en todo lo contrario, algo totalmente positivo. Y qué coño, como nombre artístico también sonaba genial. Antes de dar con este le dimos vueltas como a 10.000 nombres más que al final, o no eran lo suficientemente buenos o ya estaban ‘inventados’.

A parte de trocear canciones, remezclar a otros artistas o producir temas de house en cuatro horas ¿qué otra cosa se les da bien a Danny y Tom?
A los dos nos encanta cocinar. Nos encanta la comida tanto o más que nos la bebida, jajaja y mira que eso es a priori muy difícil ya que nos pirra empinar el codo no sabes bien como. Borrachos vemos todo de color de rosas. 

Un consejo ¿Cómo debo venir vestido esta noche para disfrutaros?

Quizás disfrazado con algún tipo de... ¿traje de cumpleaños?

¿Ese letrero o papel a boli que habéis visto alguna vez en una cabina y os hizo más gracia?
”Si no nos enseñas las tetas antes, no se aceptan peticiones”.

Más información:


Compartir:
PUBLICIDAD

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

PUBLICIDAD

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.