Entrevistas

Ital

Ital

Nos encontramos con Daniel Martin-McCormick en el mismo bar de vermouths del barrio del Raval donde estuvimos charlando hace dos meses con Awesome Tapes from Africa. El mundo es un pañuelo. Se conocen de Washington DC donde estuvieron trabajando juntos. Al bueno de Awesome tapes from Africa le gustó más el vermouth que a Ital que a la hora de pedir una segunda bebida se decantará por una cerveza. Es un tipo bien educado y que aparenta ser el yerno ideal. Hasta que  le pregunto por algunas experiencias que le hayan sorprendido en Europa y entonces me cuenta una historia muy rara de una vez que fue a actuar a Rusia: “La segunda vez que estuve en aquel país fui para pinchar en una fiesta al aire libre. Toda la gente se quitaba el frío a chupitos de vodka. La policía se dejaba ver de vez en cuando para dar la impresión de que lo tenían todo controlado. Después uno de mis acompañantes tuvo problemas con un camello que había por ahí y tuvo que coger un cuchillo para defenderse”.  Me habla de otra anécdota más rara aún en un edificio abandonado de un pueblo de Eslovenia donde fue a tocar con su anterior banda punk, Black Eyes: “Por lo general, me gusta más el ambiente de la música electrónica de baile. Porque todo sucede durante horas por delante para sentir diferentes sensaciones. Con mi banda me pasaba todo lo contrario. No me daba tiempo a disfrutar del ambiente. Llegas, montas, tocas, cobrabas (a veces) y te vuelves por dónde habías venido”, nos explica mientras apura la cerveza.

Hace unas semanas estuve hablando con Marcellus Pitman. No sé si lo conoce o está interesado en el sonido techno de Detroit...
La verdad es que no estoy muy conectado con el sonido Detroit. Sigo en contacto con algún artista de la escena de noise de aquella ciudad. ¿Sabes que me llama la atención de Detroit cada vez que la piso? Su silencio. Es una ciudad que cuenta con un repertorio musical inabarcable. Y hoy por hoy la ciudad suena a silencio. Es una ciudad que se ha quedado vacía. De gente, de sonidos… Impresiona. El sonido que ha ido construyendo durante estos años todos esos productores es muy característico. Se cuela en tu cerebro y ya no te deja de por vida. Creo que es por eso que nunca pasa de moda. Mira, yo mismo he comprado algunos discos de Detroit ahora en la tienda como algunas reediciones de Metroplex. ¿Y tu conoces a este chico que sale en esta foto?

Por el pañuelo diría que es Eduardo de la Calle.
¿Es español? Qué casualidad... Pues hace un techno que parece de Detroit. Y también tengo algo por aquí de Planetary Assault System. ¿Quién es?

Ese es Luke Slater.
Ahhh… claro. Pues también lo he comprado para pincharlo en lo que me queda de gira.

Entonces acostumbra a pinchar techno en sus sesiones.
Me gusta mezclar cosas que me produzcan una respuesta emocional. Esa es la prueba del algodón para meter este o aquel disco en mi maleta. No me muevo tanto por estilos. Si me toca actuar durante tres horas lo que hago es repartirme el set entre lo que sería una sesión convencional de techno y un directo con temas propios. Mira cuando estaba centrado en el hardcore y en todos sus detalles perdí el mundo de vista. Me refiero a todo lo que había fuera de los márgenes del hardcore. Una vez he salido de esa escena me he dado cuenta de la cantidad de camino que me quedaba por recorrer... de la cantidad de música que me quedaba por escuchar. De la cantidad de música que no sabía que existía. El techno y la electrónica en general me han abierto un montón de interrogantes que lejos de cerrarme puertas, diría que me las han abierto. El techno es un gran interrogante. Es un maravilloso interrogante. Con la música siempre hay deberes por hacer.

Si le gusta practicar el digging puede encontrar en esas cubetas el presente, pero también el pasado y cuando se los acabe de repasar todavía le quedará el futuro...
Te recomiendo que leas Retromania de Simon Reynolds

Yo le recomiendo entonces Telegraph Avenue de Michael Chabon. Nadie como él retrata las subculturas de nuestro tiempo.
Las que nos definen al fin y al cabo.

Por cierto, ¿cuánto lleva de gira y que valoración hace de todas estas semanas en nuestro continente?
Pues voy a cumplir dos meses. Me queda aún una semana en Madrid (nota del autor: el productor norteamericano se refiere a la semana pasada para el lector) donde me encerraré con el proyecto Aster en el estudio que ha montado Red Bull Music Academy. Aún no sé muy bien lo que vamos a hacer… En realidad, tampoco sé qué es lo que vamos a hacer exactamente. La verdad es que me tiene flipado todo lo que llega a cubrir Red Bull. El suyo es un marketing... no sé, es muy bizarro todo lo que hacen. 

Le pregunto lo mismo que a African Tapes from Africa. ¿Qué es lo que más le ha impactado de esta experiencia en Europa?
Bueno, yo ya he venido varias veces a Europa. Pero en esta ocasión he tenido la oportunidad de actuar por primera vez en el sur de Italia. Pude comprobar lo bien que toca la 707 ante más de 3000 personas ese gran productor que es el libanés Morphosis. Lleva bastante tiempo dedicado a la música pero sólo hace un par de años sacó su primer álbum en Delsin. También vi a Traxman que pinchó un tema que acostumbro a escuchar como sintonía cada vez que voy a pedir un taxi y que yo no hubiera tenido los arrestos de meter en ese momento ni por casualidad (nota del autor: llegados a este punto Daniel se pone a tararear la canción que ustedes disculpen pero no identifico). Es algo así como indie. Bueno, total que se puso a hacer una remezcla en directo del tema y se me cayó la baba.

Entonces disfruta más de sus giras ahora en calidad de productor en solitario que cuando venía con Black Eyes…
Si, es que incluso el tipo de conexión con la gente es diferente. Te da tiempo a tomarte una copa antes de tocar. Puedes hablar con los amigos que han venido a verte mientras escuchas el directo de turno que te está preparando el warm up. En cambio en un concierto de punk o de rock es más difícil meter a la gente en situación. Subes al escenario y en seguida tienes que meterte al público en el bolsillo porque no tienes mucho más recorrido por delante. Mira, el otro día estuve viendo a Optimo en Escocia que creo es el mejor país para verlos... Por algo es el suyo y conocen a su público. Más que eso, su público ha mamado de Optimo y ahora pueden poner lo que les venga en gana. Bueno, pues ellos son un ejemplo de lo que te intento expresar. Porque con Optimo en cabina tienes lo mejor de la electrónica de baile y lo mejor del rock de toda la vida. Si los dos tipos que están pinchando lo hacen bien, y en el caso de Optimo lo hacen muy bien, puedes llegar a meterte en los dos mundos sin necesidad de nada más que unos buenos platos. Es más, cuando hay discos por medio todo se funde en uno. Es todo un único espíritu. Eso es tal vez lo que me decantó finalmente por desarrollar mi proyecto en solitario, es decir Ital. También me cansé de tener que tocar y girar con gente que llegaba a la banda de manera aleatoria porque un día nos faltaba un guitarra y al otro un batería. Cuando estaba tocando con ellos en la banda ya estaba interesado en el techno. Y claro, me miraban raro porque no sabían qué demonios hacía escuchando techno si estaba inmerso en un grupo de hardcore. Quería hacer música que saliera de mí. Pero no sabía cómo producir techno. No sé, es que ahora incluso he dejado de escuchar discos de rock en casa.

Está usted definiendo el paso prototípico noventero de la banda de rock con guitarras que dio paso al bedroom producer…
Claro que no soy el único caso que ha abandonado las guitarras por un sintetizador... Pero es que, no sé al resto, pero el techno me ha cambiado la manera de aprehender lo que me llega. No sé, es como si me hubiera vuelto yo también más abstracto. El techno es un estado de ánimo que es muchos estados de ánimo a la vez. Es como que te sientes feliz, triste y muy marciano… ¡Puedes sentir todo eso a la vez! 

Lo que ocurre que girar sólo también puede resultar algo triste.
Bueno, a veces viajo con un asistente para la parte visual de mi directo. También he estado de gira con Container. De todos modos, cuando llego a un sitio que no conozco intento comunicarme con gente que esté metida en la escena y me pueda abrir las puertas. Cuando viajas con la banda es diferente porque apenas te mueves fuera del círculo social que se establece con tus compañeros de grupo. Estás cómodo con los tuyos y no haces el esfuerzo por comunicarte con los que están fuera de sus dominios. Llevo ya algún tiempo viajando sólo y te puedo decir que es muy difícil permanecer completamente solo durante muchos días. Piensa que ahora mismo estoy colaborando activamente con sellos como Planet Mu, Workshop y mi propio sello Lovers Rock y todas esas relaciones se materializan en algún momento de una gira. Lo cual agradecería para poder poner en orden todas esas experiencias que vas recogiendo durante tu periplo. Es vital inventariar al final de cada gira todas esas experiencias que llegan a ti para hacerte un poco mejor. 

¿Y Not Not Fun o 100% Silk? Se le presenta en su directo en Barcelona como abanderado de 100% Silk.
Bueno, ya sabes, hay mucha gente me conoce por mis trabajos en 100% Silk porque es un sello que está ahora mismo muy bien posicionado. Pero el año pasado saqué dos álbumes en Planet Mu, con lo que ahora mismo me siento más identificado con este sello. Ya veremos lo que hago en el futuro. Llevo un tiempo pensando en abrirme a otros sellos. Que no se me malinterprete, he hecho buenos amigos en el sello. Por ejemplo, pude profundizar mi relación con Umberto, también en el roster de 100% Silk, en una gira que hicimos por los EE.UU. Recuerdo un viaje interminable en coche desde Colorado hasta Kansas. Pasamos unas 13 horas conduciendo con mucha nieve en la carretera. De esas experiencias que te acercan a tus colegas. Es un tio muy simpático que nos salvó el viaje. 

Hábleme de sus proyectos más inmediatos.
Pues siempre hay algo preparado. Tengo en cartera una colaboración con Jamal Moss aka Hieroglyphic Being que se fraguó en el estudio el pasado mes de enero en un proyecto en el que llevamos trabajando desde el año pasado con el nombre Interplanetary Prophets. El Ep consta de tres temas, dos de ellos grabados en directo en el estudio de Moss, se titula Zero Hour saldrá en Planet Mu a mediados del mes que viene. ¿Qué si es duro trabajar con él? Pues estuvo bien pero si que es verdad que es un tipo intenso. Es una persona a la que es muy difícil seguir el ritmo porque te dice de ir de un punto A a un punto B y le tienes que seguir… hasta que cambia de repente de opinión para dirigirse al punto C. Es un tipo con mucha experiencia al que concibo como un maestro. Algo caprichoso, si, pero es que así es como aparecen esos viejos maestros a ojos de sus alumnos. Y tienes que obedecerle a pies juntillas porque ellos si saben lo que están haciendo. Siempre tienen el control de lo que hacen, aunque a veces no lo parezca a simple vista. 



Más información
Web Oficial: Planet MU

Compartir