Entrevistas

Guy J

Guy J

No nos costará mucho reconocer la estupenda salud por la que pasa la escena de baile israelí en estos últimos años. A reconocidos artistas como Chaim, Shlomi Aber o Guy Gerber debemos sumar como no al peso pesado del house progresivo Guy J. La personalidad del de Tel Aviv es sumamente sensible, su música también lo es. Una balanza perfecta -no exenta de rítmica- entre lo orgánico y lo electrónico, lo visceral y lo mental. Una vuelta de tuerca más entre el techno, el trance e incluso el ambient que no han dejado pasar de largo primeros espadas como John Digweed o Sven Väth.  Muy especial es su relación trabajo-amistad con el primero y el sello Bedrock. Fruto de esta  estupenda simbiosis no son solo exitosos lanzamientos como Save Me / Night Loss (2007) o Geko (2008). Esta asociación le ha dado además la posibilidad de seguir creciendo, ahora como director de una discográfica: Lost & Found (nuevo sub-sello de la misma Bedrock).

Imaginemos por un segundo que estoy hablando con un gran atleta, según tú ¿en qué estado de forma te encuentras en este momento?
Si lo que me preguntas fuese literal, te diría que necesito bajar el consumo de pizzas y también debo intentar no pasar tantas horas sentado en el estudio. Desde luego así no ganaré muchas carreras (risas).

Eras "requetejoven" cuando empezaste a producir música ¿me equivoco?
No lo has hecho, comencé a coger experiencia haciendo música cuando tan solo tenía 13 años, puedo decir que no fue hasta los 18 cuando de verdad me convertí y me pude considerar un productor como Dios manda. Fue entonces cuando un amigo me dio aquel software… Ummm si mi memoria no me juega una mala pasada creo que se llamaba IT (Impulse Tracker), con éste me pasaba todo el santo día trasteando e intentando sacar los mismos sonidos que tanto me gustaban de la radio o la televisión. Desarrollar la carrera musical en Israel ha sido al mismo tiempo fácil y complicado. Imagino que como en la mayoría de países. Siempre me he sentido apoyado tanto por amigos o familiares, sin embargo irrumpir en el mercado discográfico en un país tan pequeño como el mío es muy complicado. Ya no soy tan joven ahora, y considero que salir adelante entonces fue muy duro, más que ahora seguro. Labrarte un futuro sin ser conocido, sin tener el apoyo de tu país… Menos mal que conocí a Sahar Z quien apoyó mi trabajo desde el primer instante, nos convertimos en estupendos amigos.

¿Estás de acuerdo con que el house progresivo es tu sonido más característico?
Estoy de acuerdo, así lo pienso. Desde siempre ha sido mi mayor influencia y ese género que me empujó de lleno a interesarme por la música electrónica. Junto al house progresivo destacaría también el trance y el ambient. El trance copó un gran espacio en mi pasado, actualmente no sucede lo mismo, en absoluto estoy al día de lo que se cuece por ahí en este terreno. El ambient es música pura, me encanta descubrir temas donde no existen ni ritmos o ni siquiera línea de bajo que te obligue a seguirlos. Hoy en día todos los estilos musicales están mucho más mezclados entre sí y es de tontos centrarse en un único género. La música me hace sentir generoso y no le hago ascos a nada de lo que suena a mi alrededor.

Se puede considerar que tu música se viste tanto de rítmica como de mucho tono emocional ¿La inspiración de Guy J suele nacer en…?
Me inspira cualquier rincón del mundo que visite. Todo lo que mis ojos perciben en esos lugares, los clubes, las personas que vienen a bailar y pasarlo bien, las luces… Toda esa combinación tan alegre y mágica me llena tanto que irremediablemente me empuja a crear.

No solo de nocturnidad y jolgorio vive el hombre… Te gustan mucho artistas como Radiohead o Mazzy Star ¿cierto?
Así es, me encanta la música que hacen estos artistas ya que encuentro en sus canciones una combinación ideal entre las notas y las palabras. Todo cobra un sentido único, magnífico, que incluso suena siempre original. Acudí a un concierto de Radiohead hará unos pocos meses y fue una experiencia alucinante. Cada miembro de la banda sumergido en todas y cada una de las canciones, podían hacer con ellas todo lo que quisiesen, sin embargo cada nuevo giro o filigrana tenía sentido ¡fue hermoso!

Lost & Found, teniendo en cuenta tu trajín ¿cómo la llevarás adelante?
Lost & Found como sabes es mi nueva discográfica, publicaré en ella la música tanto de artistas noveles como de otros ya consagrados. Por supuesto también se sumarán mis propias producciones. Es algo tan novedoso para mí que me resulta de lo más excitante. Quiero construir algo tan bonito donde poder apoyar e impulsar tanta buena música que debe ser descubierta… Comentar aparte que Lost & Found es un subsello de Bedrock quienes desde hace muchísimo tiempo me han estado apoyando tanto por mi música como por mi capacidad de artista. Esta oportunidad que me ofrece John Digweed y los suyos es increíble e irrechazable. 

Un desafío con todas las de la  ley…

Significará otro salto importante en mi carrera, dependerá de mi trabajo. Tendré por fin más acceso a la industria musical con la que tendré que lidiar como nunca antes lo había hecho. Poco a poco iré descubriendo como se hace todo. Me siento como un niño con botas nuevas produciendo música, pero es vital y maravilloso saber más del mundo donde uno está metido. Hace nada que he arrancado con el sello y ya tengo en mente grandes planes para él. Espero que nunca se desvanezcan y que con los años permanezcan intactos a la vez que no paro de aprender. Conocimientos y ganas. Algunos de los artistas con los que hemos firmado son: Guy Mantzur, Sahar Z, Yariv Bernstein, Muzarco, BP, Kevin Yost y yo mismo. No quedará ahí la cosa, muy pronto se irán desvelando más, son nombres muy pero que muy interesantes (risas).

Tu relación con John Digweed, es seguramente esa relación que todo el mundo querría tener con su jefe.

Nuestra amistad es estupenda. John es una persona fantástica que te hace sentir con suma facilidad cómodo a su lado, como si estuvieseis en un sillón de casa. Siempre habla contigo como un amigo, luego según se tercie para tratar temas de trabajo. Estoy aprendiendo mucho a su lado, me muestra el camino donde descubrir que lo referente a la música y la industria puede ser tratado con respeto. Aún recuerdo nítidamente el primer año que firmé con él y Bedrock. Me puse a crear música como un poseso, estaba cumpliendo mis sueños, se estaban consumando mis objetivos, fue todo un subidón plasmar la firma con ellos. Ese momento me hizo entender que por fin mi música llegaría a todo el mundo, al mismo tiempo animaría a todos los productores que profesaban ese mismo sonido a no parar de creer en la posibilidad de triunfar algún día.

No todo queda en la oficina ¿Qué tal fue tu actuación en el showcase Bedrock en la pasada edición del ADE?

¡Sí! Esa noche fue impresionante. Antes de nada he de deciros que me encanta ADE, estoy enamorado de la ciudad de Ámsterdam. Este encuentro es el mejor ejemplo de cómo debe llevarse a cabo una conferencia centrada en la escena musical. Muy profesional y donde todos acuden con la intención de ir directos al grano. La noche preparada por Bedrock fue un homenaje con mayúsculas con todos sus fans que acudían este año a la cita. El público se comportó estupendamente bien, y claro que sí, pinchar junto a John es siempre todo un placer. 

¿La mejor noche que recuerdas?
¡Uf! Han sido tantas… Esta pregunta me resulta muy difícil de responder pero os diré que la ciudad de Buenos Aires es uno de mis destinos favoritos donde ir a tocar. Con poco que me ponga a pensar me vienen a la cabeza asombrosos clubes que he descubierto recientemente en países como Holanda, Rumania, Reino Unido, tantos, y tantos más…

Tus miles de fans.
Ellos son una gran razón para continuar, me gusta seguir y comprobar cada palabra que comentan sobre mi música. También sobre mis actuaciones. Del mismo modo veo primordial la posibilidad de comunicarme con ellos. Se suele crear un vínculo de amistad muy especial entre el DJ y toda esa gente nueva que conoces en cada bolo.

Según tú, ¿Cuánto ha mejorado la escena de música electrónica en Israel en la última década?
La escena de baile en mi país es ahora grandiosa. Visito Israel varias veces al año, especialmente bajo para pinchar en la sala Cat & Dog ¡me encanta lo que cada vez que voy me encuentro allí! Tel Aviv es una ciudad llena de energía donde cada fin de semana encontrarás algo que hacer, algún sitio donde ir. Sábados y domingos donde los DJs inundan la ciudad, y os lo aseguro, la fiesta dura hasta muy tarde.

¿Has sido mentor o educador de alguna joven promesa de allí?
La verdad es que no. No me veo ejerciendo como tal, al menos ahora. Igual que para algunas cosas me siento más maduro para este tema en concreto pienso que aún soy muy pipiolo. No tengo aún suficiente experiencia conmigo mismo así que… es mucho lo que aún debo aprender, muchos errores los que cometer que luego deberé enmendar antes de enseñar y dar consejos.

¿Qué nos puedes contar de tus “Loopmasters series”?
Llevar a cabo los paquetes de Loopmasters ha sido una genuina idea donde puedo hacer algo distinto a lo habitual, se sale también de la norma de cualquier otro pack hecho por otros productores. Me explico. Ofrezco siempre 4 temas completos, estos van acompañados por todas las pistas por separado. De este modo todo aquel que lo adquiera tiene la posibilidad de remezclar una canción a su antojo. Creo personalmente que es un proceso creativo muy interesante.

¿Nos desvelarás algunos secretos de tu trabajo en esa “cueva” donde según tú te pasas media vida sentado? Por ejemplo, tu idilio con el Virus TI y el Cubase.

El Virus TI es la niña de mis ojos. No se queda atrás también el Poly Evolver. Ambos poseen un sonido muy destacable, a la hora de la mezcla final de un tema dan mucha presencia y personalidad. No estoy muy al día en cuanto a que sintetizadores virtuales van surgiendo en el mercado. Indudablemente todo lo que tiene que ver con Virus suena increíble. Sobre el Cubase, y siendo muy honesto, lo único que puedo decir es que me lo trajino muy bien. Con los años he conseguido un nivel muy alto de afinidad en su uso. No entro en compararlo con otros secuenciadores, sencillamente es el software que conozco a fondo y con el que me encuentro muy cómodo. Sé cómo sacarle partido.

Para los directos vas con Ableton ¿sí?
Así es. Creo a pies juntillas en el Ableton como software para tocar en directo, mejor dicho pinchar. Tiene muchas posibilidades, puedes enredar con él hasta límites insospechados. Una especie de montaña rusa para el DJ donde puedes volverte loco haciendo virguerías. Me encanta por ejemplo realizar bootlegs en directo, no os cuento ya hacer variaciones con tus propios temas. Muchas veces echo de menos pinchar con CDs pero hay cosas con el Ableton que no las puede lograr con ningún reproductor.

¿Qué te hace más fuerte o mejor, lo pasado o lo que piensas puede deparar el mañana?
Sin dudarlo diría que el pasado. Opino que toda vivencia te ayuda a aprender un montón de cosas. Saber a ciencia cierta lo que deparará el futuro es imposible. Como mucho puedes suponer cosas, pero poco más. Mejor no perder el tiempo en esa comedura de tarro. Las acciones de uno mismo, también las de otros muchos que te rodean, la historia, tienen mucho más valor y son la fórmula ideal para formarse y ser mejor persona.

Si te diesen una llave mágica ¿qué te gustaría que abriese?
Madre mía, vaya pregunta más difícil. No sé, la verdad es que no lo sé… Supongo que me la guardaría para una posible emergencia por si en un despiste pierdo mis propias llaves de casa (risas).

Finaliza esta frase por favor: “La paz es posible cuando…”

...existe la educación.


Más información
Guy J en internet:

Compartir