Entrevistas

Vladislav Delay

Vladislav Delay

Sasu Ripatti, el hombre de los mil alias y proyectos (Bright People, Conoco, Sistol, Uusitalo, pero sobre todo su exitoso aka Luomo), con trece álbumes y quince ep's a sus espaldas como Vladislav Delay (ahora entrega Kuopio para Raster Noton), un proyecto ya difunto de banda electroacústica (Vladislav Delay Quartet), miembro de Moritz von Oswald Trio... Tiene 36 años y está lejos de tocar techo. Hace poco ha vuelto a su Finlandia natal donde ha construido Shark Reef, su propio estudio, en el que ha parido su genial último álbum. Hablamos con él para que nos cuente todos los detalles de Kuopio y para que nos ilustre sobre ese camino místico e impredecible llamado creatividad.

Acabas de salir del hospital
Sí, pero estoy bien, me han operado de un problema que tenía en la espalda y ahora estoy recuperándome. Me estoy tomando unos días de descando en mi casa, en la isla de Hailuoto, cerca del círculo polar ártico. Pero pronto me marcho a Australia a tocar.

Lanzas nuevo disco en Raster-Noton. Se llama Kuopio, igual que una ciudad finlandesa. ¿Qué relación tiene el disco con ese lugar?
Realmente no hay ninguna relación, simplemente me apetecía usar ese nombre. Nunca he estado en Kuopio, ni tampoco en otras ciudades como Espoo o Vantaa, que dieron nombre a mis trabajos previos en Raster-Noton. Para mi es como algo ficticio e imaginario. Supongo que tiene que ver con mi regreso a Finlandia, pero no sé realmente qué significa. Mi subconsciente es el que saca estas ideas y me dejo llevar.

Es un álbum distinto a los anteriores. De hecho todos tus trabajos son diferentes entre sí.
En realidad, Kuopio ha sido resultado de investigar en busca de un nuevo enfoque, de un sonido que me hiciera vibrar. Durante la producción del disco noté que estaba aburrido del ambient y me sentía más motivado trabajando en un sonido más propio de la música de club. Esta mezcla de sensaciones me sobrevino mientras trabajaba en los nuevos temas, y ese fue el resorte principal para la exploración. Pero, sobre todo, el concepto era no repetirme. No hacer lo mismo que ya había hecho.

Siempre has buscado una forma diferente de hacer música. ¿Qué tipo de sonidos y estructuras has buscado en Kuopio?
Bueno... es realmente difícil encontrar cosas que suenen completamente nuevas. Por eso siempre estoy detrás del feeling, en búsqueda de la emoción. No me importa qué es lo que la hace aparecer, o qué utilizo, o cómo suceden las cosas. Sólo me interesan las sensaciones. En cada pieza trato de expresar algo diferente, o cambiar el proceso de creación. Para hacer Kuopio re-estructuré y re-configuré mi estudio. De este modo encontré nuevas cadenas de procesos, nuevos cableados y combinaciones de elementos que nunca antes había probado y que me inspiraron. También he secuenciado mucho las canciones, no es algo usual en mí porque casi siempre toco todo yo mismo.

¿Cómo mantienes viva la creatividad después de tantos discos?
Supongo que la creatividad es la que me mantiene vivo a mi. No suelo pensar en ello, pero la verdad es que continúo muy motivado en la búsqueda de nuevos caminos de expresión. Lo veo como algo natural. Supongo que si no sintiera esa pulsión, dejaría de hacer música. Este no es un buen trabajo si no te sientes inspirado, porque convives con la ansiedad.

Y la ansiedad mata la creatividad.
Todo se basa en mantener la inspiración a flor de piel. De absorber lo que me rodea, de aprender de los libros que leo, de la información que me llega, la comida que como, las películas que veo, la gente que conozco, las ciudades que visito... Especialmente me inspira el lugar donde vivo y mi familia. Todos estos elementos conforman el motor que mantienen viva mi creatividad.

¿Cuál es el camino ahora para ser original e innovador en la electrónica?
Creo que si tú mismo te tomas en serio encuentras las respuestas. Quizá el entorno ha cambiado, pero el ser humano no es en el fondo tan diferente en el plano creativo como el de cien años atrás. Crear se basa en conectar con nuestro interior y expresarlo de la manera más honesta. Esa es la clave en todo.

¿Crees que editar en Raster-Noton ha cambiado tu sonido?
No lo creo, pero sí que es cierto que escogí trabajar con ellos porque ahora veo que mi música camina muy cerca de su universo.

Háblanos de Shark Reef, tu estudio en Hailuoto, he visto algunas fotos y me parece impresionante.
Estoy muy contento con mi estudio, es casi como mi segundo hijo. Me siento muy afortunado de haber sido capaz de construirlo de cero, y en tal entorno. Para mí la ubicación es un paraíso. y la habitación es estupenda para trabajar, así que realmente no puedo pedir más, sólo que algún día lo acabe de pagar. En cuanto a mi equipo, casi todo lo que tengo es hardware de calidad. Tengo más calidad que cantidad, pero llevo adquiriendo equipos desde hace 15 años.

Es muy interesante repasar tu producción porque tienes obras realmente destacables. Personalmente me encanta Multila (Chain Reaction, 2000). ¿Cuáles crees que son tus discos más importantes?

Sí, Multila también es para mi uno de mis discos más importantes, pero creo que mis últimos trabajos también estarían en los primeros puestos de la lista. Probablemente Kuopio es el disco del que estoy más satisfecho.

Tengo la sensación de que el arte visual es importante en tu música. ¿Es así?
Es curioso, porque las artes visuales no me dicen demasiado, de hecho soy bastante alérgico al "arte" en general. Sí que me gusta el minimalismo y el arte moderno del siglo XX, por ejemplo Warhol siempre me ha parecido muy inspirador, pero más como persona que como artista. Me gusta la escultura más que ninguna otra disciplina de hecho...

¿Qué planes tienes con tus otros proyectos?
Tengo varios proyectos nuevos en mente y también colaboraciones. Uno de ellos es con mi mujer y se llama RyJ. Luego hay otros proyectos que todavía no tienen nombre y otros son ideas embrionarias. Lo que está claro es que voy a estar ocupado.

¿Tienes alguna fecha prevista en España?
De momento no, pero espero visitar Barcelona el próximo verano. Me encantaría presentar el nuevo directo de Vladislav Delay en el próximo Sónar.

¿Qué usas actualmente en tus directos? ¿Dejas espacio para la improvisación en tus performances?
Dejo mucho espacio para la improvisación, pero realmente este aspecto no me interesa demasiado. He estado investigando mucho en mis directos, pensando en cómo hacerlos más interesantes, tanto para mi como para el público, y ahora es cuando estoy viendo los frutos. Uso un laptop y Ableton Live como casi todo el mundo, pero esto es sólo una pequeña parte del set up, también llevo un mixer de 16 canales, efectos analógicos, samplers y loopers, controladores...

He visto que el próximo mes tocas en el sacrosanto Berghain. ¿Crees que es un buen lugar para tu música?

Supongo que no es el marco ideal, pero depende del tipo de evento que se programe. Berghain es un lugar perfecto para música más dura y bailable, y creo que la misma música cumple un rol más dentro de la experiencia que propone el club. Es un lugar muy interesante aunque cada vez más sea un negocio para turistas. Veremos qué tal va...

Ahora también estás girando con Moritz von Oswald trio. ¿Qué planes tenéis?
Vamos a continuar haciendo algunos directos para presentar nuestro último disco, Fetch, del cual estoy muy satisfecho. En algún momento comenzaremos a trabajar en nuevo material. Vamos a intentar a hacer algo diferente en esta ocasión, quizá trabajaremos de forma remota, enviándonos archivos y grabaciones y esto dará una nueva dimensión al proyecto. Siempre hemos trabajado juntándonos en el estudio de Moritz en Berlín, pero hace poco hablamos de cambiar el proceso para nuestro próximo disco. Encuentro interesante grabar mi material en mi estudio para así poder dedicarle más tiempo. Estoy intrigado en saber qué puedo aportar a la banda sin tenerlos a ellos delante.


Más información
Web Oficial: Vladislav Delay

Compartir