Entrevistas

The Haxan Cloak

The Haxan Cloak

Nos encontramos con Bobby Krlic el artista inglés de ascendencia serbia que lleva ya unos años aterrorizando los oídos de los iniciados. Multi-instrumentista y alquimista diplomado en materia sónica, este artista ha sido capaz de llevar el discurso ocultista oscuroide a otro nivel, gracias a su altísima capacidad lírica, a sus complejas producciones y a su desarrollado manejo de las frecuencias. Los filo-paganos de la bass brujería de Tri-Angle Records también se han dado cuenta, y tras haber recalado en Aurora Borealis y Latitudes, y haber parido un delicioso mix para Fact, el próximo disco de The Haxan Cloak llevará estampado el distintivo isosceles. Sirva esta entrevista-cuestionario como antesala de su inminente directo de este sábado en Post Club junto a otro imberbe de la escudería piramidal como es Evian Christ y al ya veterano Sunny Graves aka Jahbitat. Pese a incluir constantes referencias ocultistas en su música y citar en ella todo tipo de eventos macabros como los juicios de Salem, nos topamos con una persona muy cabal y coherente, como comprobaremos a continuación.

Aunque este proyecto tuyo se define solo con la música, puedes explicarnos ¿cuál es el concepto que hay detrás de The Haxan Cloak?
No hay un concepto global. Existe definitivamente una estética que apuntala el proyecto, pero yo no lo llamaría necesariamente un concepto. Hay conceptos detrás de la música, y estos varían con cada referencia. The Haxan Cloak representa principalmente un cruce conciso entre mis gustos y estética en un formato musical basado en la narrativa.  

Vayamos con la preguntita de rigor… ¿Cuándo, cómo y por qué empezaste a hacer música?

Empecé a tocar desde que era muy joven, sobre los 6 años, cuando mi padre puso por primera vez una guitarra en mis manos. La música siempre estuvo presente en mi vida. Mi padre siempre tocó la guitarra, y siempre tuvo en casa un cuarto para la música con un teclado y un ordenador con programas para hacer música y esas cosas. Mi madre era una dj de Northern Soul cuando era joven, y siempre tocaba música en casa o cantaba. Y mi hermano tocaba el bajo y fue quién me introdujo a un montón de músicas distintas. Con este panorama alrededor, la verdad es que era bastante inevitable que acabase haciendo música. Empecé con la electrónica cuando debía de tener unos 15/16. Enseguida me interesé por el asunto de pinchar, así que mis padres me regalaron unos platos por mi cumpleaños. Después de un rato jugando con ellos, quise descubrir como se hacía la música que estaba pinchando, así que un amigo de mi madre que producía me dio un programa de música craqueado, y así fue como la bola de nieve empezó a rodar. 

Imagino que fue entonces cuando decidiste estudiar arte sonoro en la universidad…
Fue en este momento cuando empecé a plantearme seriamente el concepto y la intención que había detrás del hecho de crear música, y no solo en crear música para satisfacer una necesidad egotista de hacer sonidos “cool”. Además, aprendí un montón sobre frecuencia y cualidades físicas del sonido. En mi último año de carrera, recuerdo que llevando a cabo unos experimentos preliminares para mi pieza final, reproduje distintas frecuencias bajas en tonos senoidales a través de un bafle. Coloqué una variedad de sustancias y objetos distintos (madera, metal, gelatina, agua, plástico) encima del bafle mientras estos tonos sonaban. Dependiendo del material y de la frecuencia, el tono tenía un evidente efecto visual en lo que hubiese colocado encima. El sonido se había revelado no solamente audible sino también muy físico. Esto cambió mi percepción del sonido y mi relación con la música pasó a subsecuentemente muy distinta.
 
La música electrónica siempre ha estado relacionada con el ocultismo. Como desvela Luciano Chessa en su ensayo Luigi Russolo, Futurist: Noise, Visual Arts, and the Occult, el primer individuo que sintetizó mecánicamente el sonido tenía un claro interés en lo oculto. ¿Cuál es tu relación con el ritualismo? ¿Albergas algunas creencias paganas como Genesis P. Orridge o lo estudias desde la distancia?
Creo que los humanos son por naturaleza criaturas rituales. No me considero una persona religiosa particularmente, aunque he de decir que tengo mis propias creencias y me adhiero a ellas en la manera en la que vivo y en las decisiones que tomo. Ni abrazo ni estudio creencias paganas, pero sin embargo y extrañamente, encuentro muy interesantes algunos aspectos del ocultismo y de algunos cultos.

¿Russolo creaba sus intona-rumori como “potenciadores de un estado superior de conciencia”. ¿Cuál es el propósito de tu música? ¿Tienes únicamente intenciones paisajistas o tienes alguna intención secreta para con la audiencia?
Me gustaría pensar que mi música afecta emocional y físicamente. Cuando pienso en la música que se ha instalado en mi mente a lo largo de los años, es así como me ha hecho sentir. Intento no pensar en la audiencia mientras hago música, ya que esto puede contaminar el proceso. Cuando la música está hecha y accesible a que la gente se enfrente a ella, solo espero que lo hagan a un nivel personal y puro. Existe tanta música buena, y no me haría justicia a mi mismo si no intentase contribuir a este hecho con algo que creyese que tiene voz propia, y más importante aún, que es algo único.

Te he visto pinchar ya en varias ocasiones, y tengo que decir que encuentro pocas conexiones entre tus sesiones y tu trabajo como productor. A lo mejor la única conexión que puedo encontrar es que tanto tus sesiones como tus discos tienen fuertes intenciones narrativas. ¿Sueles tener problemas con los promotores que piden un bolo de The Haxan Cloak? ¿Cómo manejas estos dos lados de The Haxan Cloak? ¿Son compatibles?
Pues lo llevo exactamente así, como si tuviese dos lados, dos aspectos. Cuando un promotor contrata un set de dj, lo que están pidiendo es esencialmente una presentación de mis gustos musicales de una cierta duración. Como he enseñado en las respuestas anteriores, mis gustos musicales son muy amplios.

Tu último EP, The Men Parted the Sea to Devour the Water, es mucho más rítmo-céntrico que tus trabajos anteriores. ¿Sigue tu próximo álbum para Tri-Angle esta senda más enfocada “a la pista de baile” (si me entiendes), o seguirás con los drones oscuros desarrollados en tu primer disco?
El próximo álbum es una absoluta continuación del LP homónimo. No obstante, es una continuación, así que el sonido ha sido desarrollado desde el último disco. Es un disco mucho más electrónico, pero de ningún modo está orientado a la pista de baile. Sigue incorporando muchísima instrumentación, pero esta vez está fuertemente procesada. En este disco, traté de romper todos los sonidos y reducirlos a una fina capa de polvo, escarbando y encontrando las texturas entre ello. Creo que este disco es más difícil de clasificar, al menos con cada disco espero ir acercándome más a mi voz propia como músico. Últimamente eso es lo que te lleva a seguir creando.

Tu música es muy cinemática y me remite particularmente a las BSO de las películas de terror. ¿Estás familiarizado con Alan Howarth, Goblin, Carpenter, Badalamenti y demás? En definitiva, cuales han sido tus influencias musicales?
Estoy familiarizado con ellos y admiro a todos esos músicos que has citado. Si he de nombrar todas mis influencias, sería demasiado laborioso de leer para cualquiera, pero creo que puedo darte un buen puñado de nombres que me vienen ahora a la cabeza: Alvin Lucier, RZA, Autechre, Black Flag, Mika Vainio, Bjork, Woody Guthrie, Daniel Higgs, Earth, Pendercki Ligeti. Francamente, podría seguir y seguir…

¿Tienes alguna relación con los Demdike Stare? Es sorprendente como ambos proyectos salieron más o menos en la misma época con una temática ocultista similar. Robert Kirkman, creador del cómic The Walking Dead, dijo que prefería no leer los trabajos de Max Brook (Manual de Supervivencia Zombie etc.) para no ser influenciado por ellos. ¿Evitas tu también escuchar a DS, Raime, KTL, y todas esas bandas que están refrescando el panorama de sonidos oscuroides, o los escuchas para retro alimentarte?
Voy a confesarme. Pese a que siempre he sido consciente de su existencia y que tengo una vaga idea de lo que hacen, nunca he escuchado la música de Demdike Stare. No evito escuchar nada. En absoluto. Me encanta Raime y pienso que sus discos son increíbles y KTL también. Solo puedo pensar en ellos como algo bueno. No hay diferencias con ir a ver una película oscura, cualquier cosa que alimente tu estética o impulso creativo nunca puede ser negativa, siempre que la canalices correctamente. Si fuese a hacer mi propia versión de Earth 2 (del grupo Earth), sonaría horrible, pero si me centrase en la manera de intentar recrear la manera en la que ese disco me hizo sentir, pero con mi propia voz, probablemente me saldría algo válido e interesante. Intentar evitar la influencia es ridículo para mí, o al menos, a mí me influyen varias cosas al mismo tiempo, y aleatoriamente. Si eres honesto contigo mismo y tus intenciones son únicas, entonces no podría verlo como un problema.


Más información
Facebook: The Haxan Cloak

Compartir