PUBLICIDAD
Photek

Photek

Publicada el 14 Marzo 2011 por David Puente
Hace poco más de un mes y medio preguntaba en mi Facebook por Photek. Mucho tiempo sin saber de Rupert Parkes después de haber dejado en el imaginario de la electrónica de los 90 álbumes como Modus Operandi (1997), Form & Function (1998) o Solaris (2000), obras capitales todas ellas para entender la evolución del jungle hacia formas más sofisticadas. Al poco me entero que va a actuar en el LEV festival y a los dos días recibo propuesta del festival para entrevistarlo. Photek no ha vuelto porque en realidad no se fue. Sigue viviendo en Los Angeles donde sigue conectado con la industria del cine. En los últimos meses ha empezado a reactivar su actividad como productor con algunos maxis ya en cartera como Avalanche/101 EP que se promociona estos días a través de su sello Photek Productions. En el momento de la entrevista Photek acababa de pisar Londres después de un tiempo de no hacerlo. Afilamos el Skype.  Photek, speaking.
Entonces está nervioso ante la que será su vuelta a los clubs de Londres (para el lector esta entrevista tiene lugar dos días antes de su actuación en el club Gramaphone de la capital inglesa).
Pues si que estoy nervioso pero por el estreno de mi nuevo Dj set más que por mi vuelta a Londres. Hace dos años que no pincho en Londres. De hecho, este es mi primer set para la pista en mucho tiempo. Así que estoy entre nervioso e ilusionado. Son tiempos muy interesantes para mí.

Lo que pasa es que imagino debe estar expectante ante la reacción del público…
Si, uno trabaja solo durante mucho tiempo y ese paso hacia el público siempre es difícil. Esa es la razón por la que me he negado en los últimos tiempos a publicar un álbum. He preferido moldear mi sonido a base de Ep y maxis. Es mucho más fluído. El formato álbum parece condicionar demasiado tu sonido en posteriores entregas. Sobretodo en álbumes conceptuales como los míos. Para mi, un álbum de electrónica es conceptual o no será. El álbum es como un testamento. Con el tiempo explica quien has sido. El maxi explica quien estás siendo en ese preciso momento. 

He escuchado sus últimos temas y me ha llamado la atención su track Slowborn que es bastante diferente a su génesis musical de hace un tiempo. ¿Buen momento para empezar de nuevo?
Si que es el que más difiere de mi sonido clásico. Es el primer trabajo que publico con unas texturas como esas. Bueno, son experimentos que uno realiza sin pensar en las repercusiones que pueda tener entre el público y la prensa especializada. Lo de empezar de nuevo es algo que no me había planteado hasta que empezaron a llamarme los primeros periodistas ingleses una vez se enteraron de que iba a volver por mi país. Supongo que pensaran que no me ha ocurrido nada entre finales de los 90 y el año 2011 y que por eso tengo que sonar igual que en el pasado. Pero en 15 años me han pasado muchas cosas. Entre otras he seguido produciendo música. Le ocurre a todos los artistas que llevan tiempo sin publicar, sin estar presentes en el meollo de la cuestión. Para el resto de gente has desaparecido, cuando en realidad has seguido trabajando, con otros plazos, otros ritmos, otras técnicas… Entonces si, debo reconocer que me siento como si volviera al mercado o algo así.

Bueno pues entonces voy a hacerle otra pregunta que igual ya le habrán formulado ante su vuelta a los clubs británicos. ¿Se encuentra desconectado de lo que se cuece en Inglaterra?
Bueno, digamos que no estoy en el ajo, no estoy en medio de todas esas cosas excitantes que ocurren musicalmente en mi país, pero en su día decidí que viviría en Los Angeles y ese cambio comporta una serie de contraprestaciones. Una de ellas es que dejas de estar en el centro del meollo musical. Pero mi corazón sigue estando en mi país. Me he emocionado al pisar Londres. Qué más puedo decir.

De todos modos está la escena muy revuelta en UK en los últimos tiempos. Desde que usted dejó  la primera línea de fuego, el contínuo musical no ha dejado de aparearse y mezclarse. Algo le llegará de todo eso a LA, supongo. ¿Tiene usted espacio en todo ese maremagnum estilístico?
Yo creo que tengo sitio porque en UK se viven tiempos de apertura musical. Y eso es bueno para un “novato” como yo (risas). Este es un momento en el que sensibilidades musicales se entrecruzan como ya ocurrió en la Gran Bretaña de principios de los 90. 

De todas maneras usted a LA no se fue de vacaciones vitalicias ya que ha estado trabajando en el mundo del cine…
Si, esa fue la razón por la que me fui a vivir a LA. Pero en los últimos meses he vuelto a producir como Photek. Lo único que me ha mantenido ligado al cine en los últimos dos meses ha sido la remezcla que me encargaron Daft Punk para la banda sonora de Tron Legacy. Si te digo la verdad, los tiempos de entrega del cine dan miedo. El ritmo es estresante. Me siento más cómodo produciendo tracks como Photek. Porque en este caso soy yo mismo el que me someto a una presión que es personal e intransferible. Lo normal para producir música con cierta tensión. El cine en cambio requiere de un arte indescifrable para sincronizar agendas entre los agentes involucrados en tal o cual proyecto.

Ya que hablaba antes del álbum como testamento. Tengo curiosidad por saber con cual de sus álbumes se queda. ¿Cúal es el álbum más perfecto que ha publicado hasta la fecha?
Modus Operandi. En estos momentos escucharía Solaris, pero si me tengo que quedar con uno elijo Modus. Solaris es más cálido y apetece escucharlo en cualquier momento. Modus es algo más técnico. Mira, de hecho creo que mi nuevo sonido tendrá que ver más con temas incluídos en Solaris como Glamourama. Un acercamiento sensitivo. Más epidérmico. En realidad creo que desde mi subconsciente estoy intentando una mezcla entre la agudeza y perspicacia de Modus y las palpitaciones de Solaris. He estado preparando estos días para FACT Mag un Top Ten con mis temas favoritos de finales de los 80 y principios de los 90 y creo que ese trabajo de selección me ha llevado a un callejón sin salida. Producto de la nostalgia típica por aquel sonido rave tan característico hace 20 años. Veremos a ver como conjugo innovación, con técnica y nostalgia por el pasado característica de los que vivimos de pleno aquella época. No es fácil, te lo aseguro.

Es difícil sustraerse entonces al influjo del pasado…
Porque es música que tiene historia. Y ese peso cuenta.

¿Y a usted ese peso le molesta?
No, porque entiendo que es consustancial con el trabajo del que se expone a un público. Lo importante no es tanto el peso de tu pasado, si no más bien lo liviano del presente. Uno debe mostrarse en cada momento como es de manera natural. Así uno evita muchos problemas de un plumazo. 

En el pasado se decía que usted era uno de los pioneros de aquello que se definió como “Intelligence Drum & Bass”. Una etiqueta bien controvertida.
Si, fue el trending topic del momento. Provocó mucha polémica porque indirectamente se denominaba “tontos” al resto de productores y usuarios del drum&bass, digamos, más combativo. Por eso yo prefería llamar a mi música “jungle”. Me gustaba más por sus formas sofisticadas. Era una opción, no un delito.

Más información:

Ficha: Photek
Web Oficial: Photek

Compartir:
PUBLICIDAD

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

PUBLICIDAD

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.