PUBLICIDAD
Ikonika

Ikonika

Publicada el 14 Febrero 2011 por David Puente
Fijamos coordenadas: jueves 10 de febrero. Sala de conferencias de Discos Paradiso (calle Ferlandina, 39 del barrio del "Rawal" de Barcelona). Recién finaliza la charla de Sara Abdel-Hamid más conocida como Ikonika, que se enmarca en la segunda edición de Micro_Mutek.es, que además de work shops -retransmitidas en esta web gracias a Nerone y los chicos de la emisora Struments Radio y esponsorizadas por la Red Bull Music Academy- ha dejado un ramillete de actuaciones por la ciudad. La niña mimada de Hyperdub tiene cara de cansada pero aún así aprueba una entrevista más. Me espero lo peor, entrevista de cortesía y poco más antes de irse al hotel y preparar su sesión del Moog. Pero Ikonika saca fuerzas de flaqueza. Todo es ponerse: Contact, Love, Want, Have. Esas son las coordenadas exactas.
He oído en su charla que fue en Oslo donde encontró el mejor club en el que ha pinchado…
Me refería a The Villa, definitivamente uno de los mejores clubs en los que he estado. No lleva más de cuatro años abierto pero destaca por su sound system. En realidad lo del sonido muchas veces tiene que ver con la gente que se encuentra detrás de la técnica. En los últimos tiempos a los técnicos de sonido les ha dado por subir demasiado el volumen general, como el volumen ensordecedor fuera sinónimo de que la gente automáticamente se lo va a pasar muy bien. Bueno, en realidad en el club siempre se establece una lucha soterrada entre el técnico y el Dj por el poder del sonido. Pero esa no es una polémica nueva. 

Otra cosa que me ha llamado la atención… ¿es verdad que ya no pincha en Londres? ¿Por qué razón?
Pues porque hoy estoy aquí en Barcelona y mañana pincho en Bruselas y la semana que viene ya ni me acuerdo. 

Es curioso porque en principio su sonido es un “producto” típicamente londinense.
Si, incluso las bandas potentes tocan alguna vez en su propia ciudad para satisfacer a sus paisanos. Me he convertido en un “producto exportable”. Como tantos otros que se venden desde Inglaterra. Te aseguro que echo de menos Londres. Pero tampoco me quejo. Es bueno echar de menos tu propia ciudad. Y más una ciudad tan absorbente como Londres. En cierta manera es como que la he recuperado.

Bueno, también está bien conocer otros sitios. Está claro que en Londres pasan muchas cosas pero no todas…
Es ideal conocer otros lugares en los que de otro modo no hubiera estado nunca. Llego a un sitio en el que no he estado nunca y muchas veces tengo que explicar a la gente quien soy y qué hago. No todo el mundo que va a un club que me contrata tiene por qué conocerme. Y eso está muy bien porque te fija los pies en el suelo. Muchas veces perdemos la perspectiva de la escena. Pensamos que Hyperdub es un sello muy conocido y es verdad. Pero no nos engañemos, lo es entre una comunidad que no deja de ser muy pequeña. Hyperdub y todos los artistas de su roster cuentan con una proyección global. Pero no somos estrellas del pop global. 

Si, en eso pienso muchas veces. Usted misma hace un tiempo que está en boca de muchos aficionados a la electrónica y en las páginas de muchas publicaciones pero en realidad mi vecina no sabe ni quien es usted ni qué hace. No sé si me explico.
Pero eso está genial. Para una escena muy concreta soy estrella mediática pero para muchos otros clubbers que salen por la noche soy una completa desconocida. Estoy en un sello muy bien considerado por parte del gremio y salgo en portadas de revistas especializadas pero no tengo por qué comerme los “marrones" propios de una estrella del rock.  Nos hemos convertido en estrellas de escenas tan fragmentadas y atomizadas que podemos convertirnos en “buzz” (ruido) sin tener que pasar por el calvario de las estrellas globales. 

De todas maneras la industria es caprichosa… ¿quién le dice a usted que en un futuro no muy lejano se convierta en una estrella de las que se reconocen por la calle?
Ya se han dirigido a mi varios sellos de los grandes preguntándome si quería convertirme en una “estrella comercial del dubstep”. Así mismo se han dirigido a mí. ¿Tú te imaginas? Obviamente les dije que no después de preguntarles: “¿y qué significa ser “una estrella comercial del dubstep”? ¿Tú lo sabes? ¿Me has visto bien? ¿Tengo pinta de ser una diva comercial en ciernes? Creo que el principal problema de los sellos convencionales no es que vendan más o menos, es que no saben cuales son las características y prestaciones del material que están trabajando. En este caso la música. El dubstep es un tipo de música que tiene razón de ser en la maleabilidad de su sonido. No tiene tanto que ver con la imagen de una artista o una diva. El dubstep es una música de productores básicamente. Soy Ikonika, no  un icono.

De hecho si hubiera querido ser una “diva” del dubstep se hubiera lucido al micro en su primer álbum Contact, Love, Want, Have (Hyperdub/2010) que, por otro lado, es totalmente instrumental.
Si, me lo preguntaban hace un rato en el workshop. En el álbum intenté jugar con melodías y bases. Ni me plantee lo de cantar porque estoy convencida de que lo hago fatal y si hubiera contado con alguna voz invitada me hubiera sentido extraña, como si ese álbum no hubiera sido realmente parte de mí. Estaba convencida de que mi primer álbum debía sonar a mí. Si, eso lo tenía claro.

Dígame una cosa. Usted produce, entre otros, para dos sellos muy punteros en cuanto a electrónica británica como Hyperdub y Planet Mu. ¿Existen celos entre los dos sellos por ver cual de los dos se lleva los mejores tracks de una artista como Ikonika?
No soy la única persona que trabaja para ambos sellos. No te puedo decir al dedillo cómo gestionan sus respectivas plantillas pero si te puedo asegurar que yo ni siquiera pienso en para qué sello será según qué tema. Mis temas están titulados de manera impersonal, con cifras y letras básicamente. O sea que no guardo una relación especial con los temas que me ayude a decidir para qué sello estoy trabajando. Lo hago así para no caer en la tentación de “politizar” mi música. Si piensas en el estudio en estos términos acabas haciendo política más que música. Porque intentas ser protocolario con cada uno de los sellos con los que tienes relación y en realidad lo que haces es pervertir tu trabajo. Si, por lo que veo por ahí, la relación de un productor con un sello se reduce a unos términos puramente “políticos”.

En una entrevista para Pitchfork reconoció que aterrizó en la escena dubstep de manera accidental.
Lo que quería decir es que mi música llegó en un momento en el que varias de sus características formales coincidían con las de un género que por entonces estaba en plena formación. Creo que fue el dubstep el que me acogió a mí, más que yo a sus particularidades. El dubstep dio sentido a mi música… y con él los periodistas.

Los mismos periodistas que ahora afirman que estamos en una nueva era… “post dubstep”.
Cronológicamente si tocaría un periodo, digamos, “post”. De lo que no estoy muy segura es de si ha pasado el tiempo necesario para que podamos considerar superada la etiqueta. Dicen de mi que soy una de las representantes del sonido post-dubstep pero mi cabeza no va tan deprisa como para ser capaz de exceder el significado original del término. Sería muy pretencioso por mi parte. Ni siquiera sé a qué sonará mi nuevo álbum, así que como voy a saber si estoy en “mode post” o no lo estoy realmente… Si corro más que el término en cuestión... es posible que se me acabe el camino y me caiga por un precipicio. Todo se reduce a un hecho: la información corre más deprisa de lo que somos capaces de asimilarla. Todo nos parece ya trillado mucho antes de que ese sonido se haya aposentado en una superficie estable.

Más información:

Ficha: Ikonika
MySpace: Ikonika


Compartir:
PUBLICIDAD

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

PUBLICIDAD

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.