PUBLICIDAD
Claude VonStroke

Claude VonStroke

Publicada el 03 Mayo 2010 por Bruno Garca
Hablar de purismo musical y apaga que nos vamos, NO es precisamente hablar de nuestro entrevistado de hoy. Barclay Crenshaw, es decir, Claude VonStroke es uno de esos tipos que tras dos buenas charlas y unas risas se pueden convertir en tu nuevo amiguete. Desde su base (en San Francisco, USA) reparte buen rollo y carisma allá por donde aterriza. Su sonido y trayectoria musical están influenciados por géneros tan abiertos como el funk, hip hop, house o techno… Sin embargo uno de los estilos que más marcan su carrera es el ‘Booty’ o ‘Ghetto Tech’. Este hombretón de sentido del humor incitante es capaz de sacarse de la nada temazos como Who’s Afraid of Detroit, del que rindieron buena cuenta artistas como: Kevin Saunderson, Stanton Warriors, Audion, Soultek o Deepchord (remezclándolo) o los mismísimos Tiefschwarz incluyéndolo en su personal Fabric. Además, VonStroke es de los que tiran para adelante (familia y críos incluidos) sin prejuicios, aunque eso signifique mudarse una temporada a Berlín para empaparse del sonido dance europeo. Y ya sea desde allí o cualquier otro lugar como su ciudad natal “San Fran”, sumar años de éxito con los sellos que él mismo rige: Dirtybird y Mothership. Todo un manifiesto ejemplar de alguien que apartó el violonchelo o las películas para dedicarse de lleno la pista de baile.

Claude VonStroke actuará en Sónar 2010, el viernes 18 a las 05:30h en Sónar Club
Sr. Crenshaw, empiezo a contar: Claude VonStroke o Burnto Bertolucci o Pedro DeLaFaydro… ¿puedes desvelarnos de qué chistera surgen tantos seudónimos?
Todos estos nicks nacieron la misma noche que cree el de Claude VonStroke… Concretamente fue en una madrugada de parranda donde nos pusimos a pensar falsos nombres para DJ’s. Todos ellos resultaron igual de estúpidos que el de Claude… quizás por esa misma razón todos me gustaron.

¿Podría ser que hasta tu nombre real Barclay Crenshaw fuese inventado?
No, ¡ese sí que es mi verdadero nombre!

¿Qué dijeron tus padres cuando se dieron cuenta que cambiaste el “cello” por los platos?
Empecé a tocar el violonchelo a muy temprana edad, creo que ellos se dieron cuenta muy pronto que no iba a convertirme en un violonchelista profesional, eso fue mucho antes de que me hiciese con unos platos. Mis padres han sido siempre un apoyo para mí, pienso que eso mismo me ha ayudado muchísimo a desarrollar más fácilmente este trabajo. Especialmente mi madre, a quien le gustan más los sonidos actuales, al contrario que mi padre, al que podemos considerar como una especie de aficionado a la música clásica.

¿Tienes idea el porqué del notable éxito de Claude Von Stroke?
Pues no, la verdad es que todo al principio era una especie de gran broma. Pensé que tendría un par de tocatas en San Francisco pero jamás me imaginé ¡qué acabaría viajando alrededor de todo el mundo! Es extraordinario lo que ha sucedido y valoro muchísimo este éxito. Nunca lo daré por sentado, trabajo muy duro para mantener esta trayectoria.

¿Cómo te ha cambiado la vida por ejemplo desde tu álbum Beware of the Bird?
Sobre todo ha cambiado mi vida familiar, ahora tengo dos críos (risas). Después que el álbum saliese al mercado me llevó algún tiempo conseguir las fechas de los primeros “bolos”. Algo que la gente no se percata es que los promotores necesitan de más tiempo (que los fans) para que los artistas comiencen sus giras. Tienen que asegurarse una buena afluencia de público que acuda a los conciertos (o sesiones), por lo que puede llevarte hasta un año después del bombazo. Antes de empezar verdaderamente a viajar por doquier. A finales del 2006 ya estaba tocando como un loco, pero date cuenta, hice la mayoría de esos temas allá por el 2005.

¿Qué tal resultó trabajar con el emblemático Bootsy Collins?
Realmente increíble. Él es uno de esos iconos americanos, además de uno de mis artistas favoritos, me sentí extremadamente feliz de trabajando con él.

¿Qué tal ha funcionado tu último trabajo Bird Brain?
Verdaderamente bien. Ahora tenemos una serie de remixes al respecto que darán la luz muy pronto. En conjunto, ha sido un proyecto muy exitoso.

No seré el primero en reconocer que tienes un sonido muy particular, pero al mismo tiempo denoto infinidad de influencias: old skool, sonidos negros, techno… ¿Cuáles sueles tener más presentes?
Si, es verdad. Principalmente estoy influenciado por el hip hop, funk, jazz… Mucha música americana. Creo que esta es la razón por la puedo sonar algo diferente al público europeo, sobre todo aquellos que hayan crecido con influencias distintas. De igual modo procuro hacer “canciones” antes que “temas”. Me explico, lo que quiero decir con esto que mi intención no es la de loopear tan solo un beat enrollado de seis minutos, me interesa además crear algo de estructura, como una verdadera canción. Pienso que no hay mucha gente haciendo música de baile y teniendo esto en cuenta.

¿Realmente crees que son tan distintos un DJ nacido/crecido en USA que uno europeo?
Los norteamericanos no acostumbran a escuchar nada de música de baile en una radio normal. Nos tenemos que buscar la vida cuando crecemos y buscar emisoras más “clandestinas”. Todo esto va cambiando poco a poco, pero cada vez que visito Europa me doy cuenta que allí puedes escuchar música de baile ya sea montado en un taxi, en la estación de tren o mientras tomas un café. En USA lo que suena es rock, hip hop y música country. Estos son aquí los géneros musicales que copan el panorama. La música de baile propiamente dicha se considera aún un sub-género. Por esta razón es posible que sonemos algo diferente, crecemos primero con esos estilos, jamás la relación es directa con el sonido “dance”.

Me temo que ambos somos unos apasionados de los beats pero, ¿cuándo diste ese gran salto hacia terrenos más electrónicos o techno?
En 2002 hice un DVD sobre house y techno, tuve entonces que crear un montón de música para dicha banda sonora y por necesidad aprender mucho sobre estos estilos. Antes de eso yo producía drum & bass y hip hop. Pero es que hasta incluso cuando era un niño siempre me volcaba a hacer bases rítmicas. Compré mi primera caja de ritmos cuando tenía 13 años, así que siempre he estado enredando con los beats.

Comenzaste haciendo radio en el instituto, ¿de aquellos tiempos a empezar a pinchar en clubes hasta altas horas de la madrugada?
Son dos polos completamente opuestos, en el club debes mezclar y entretener al público, mientras que en la radio hay que hablar mucho y la mezcla apenas importa. Prefiero mucho más la interacción en el club, aunque debo admitir que hacer programas de radio me ha enseñado una fuente inagotable de diferentes estilos musicales.

¿Cómo definirías un género como el Ghetto Tech?
En Detroit solía llamarse Booty, alguien lo rebautizó como Guetto Tech consiguiendo que todo el mundo comprendiese lo que era. Normalmente se establece en una base sucia con ritmos sacados de la Roland 808. A estos se le van sumando vocales que habitualmente son obscenos y sexuales. Una de mis favoritas dice lo siguiente: “When you ride in my truck… bitch, you wanna fuck” (mejor traducirlo vosotros mismos jeje…) Esta frase se repite hasta la saciedad sobre ese ritmo guarrete… Así suena el Ghetto Tech.

Pienso en San Francisco y me vienen a la mente artistas como Mark Farina, ¿qué opinas de él y qué otros DJ’s destacarías de la ciudad?
Mark es un tío fabuloso. Siempre apoyó nuestros lanzamientos… Está además considerado toda una leyenda en “San Fran”. Por otro lado me gustaría destacarte un par de DJ’s que aunque no sean tan famosos sí que son increíbles. En primer lugar mi amigo Galen del Sunset Crew. Es sin duda uno de los mezcladores más finos que te puedes encontrar al mismo tiempo que vuelve loca a la gente bailando. También Solar, del mismo colectivo. Es capaz de sacarse y pincharse cuarenta discos que nunca antes hayas oído y sin embargo conquistar la sala. Probablemente sea mi favorito en SF.

¿Qué crees puede encontrar un DJ norteamericano instalándose en una ciudad como Berlín?
Es algo casi necesario ya que Berlín y Londres son el centro de la industria. Si no te ven por allí pinchando es posible que tampoco existas para la escena internacional. Si eres un artista novel es inclusive mucho más vital. Viví en Berlín sólo unos tres años pues no quería perder la esencia de San Francisco, no quería tampoco sonar y convertirme en uno más de la escena germana. Aunque es importante mantener intacta tu relevancia allí. Si quieres ser un actor famoso debes visitar por lo menos Los Ángeles ¿no? Ocurre lo mismo con Berlín / Londres y este tipo de música. Hace dos veranos de mi estancia en la ciudad alemana, fue especialmente maravilloso, encima estuve acompañado de mi familia. Si tuviese que volver a hacer algo similar, aunque adorase Londres, no podría soportar el clima de allí… Pero quizás Madrid o Barcelona…

Si señor ¡tú sí que sabes!  Por cierto, un artista tan ecléctico como tú ¿qué estilos estás abarcando actualmente en tus sets?  
Desde luego pienso te sorprenderías cuantos estilos soy capaz de abarcar ahora en mis sets. En el comienzo de mi carrera a lo mejor no fui tan arriesgado como lo soy ahora. Techno, house, drum & bass… Cualquier estilo sirve para crear una experiencia musical con mayúsculas.

Me he enterado que eres un gran melómano, algo que a la vez se refleja en tus “nicks” (Bertolucci…), títulos de canciones (Deep Throat) ¿Qué cine consumes?
Solía trabajar en películas antes de convertirme en músico, incluso en mi periodo universitario era un gran consumidor de pelis… Actualmente sigo viendo muchas, mis favoritas son normalmente las comedias.

¿Próximas novedades sobre los dos sellos que diriges (Dirtybird / Mothership)?
Vamos a celebrar los cinco años de existencia de Dirtybird con un triple CD este mismo mes (abril). Ha sido muy laborioso, y estoy muy orgulloso del resultado. También seguiremos editando distintos singles en ambos sellos. En otoño tendremos además (en Mothership) nuevo y sorprendente álbum de Catz and Dogz. Se llamará Escape From Zoo.

Bird Brain, Beat that Bird, Beware of the Bird… ¿Qué te pasa con los pájaros? ¿Quizás has sido un ornitólogo frustrado?
Oh no, es sólo por diversión. El porqué exacto lo desconozco, quizás sea porque me gusta mucho el aspecto y rollo que tienen las aves.

Tiefschwarz, ¿les respetas mucho verdad?

Bueno claro que sí, me los he encontrado de gira en más de una ocasión y siempre nos hemos divertido mucho. Han venido también a pinchar unas cuantas veces a San Francisco ¡la gente los adora!

Ellos incluyeron en su CD para Fabric tu famoso Who’s Afraid of Detroit. Cuéntanos algún entresijo de esta fabulosa canción imposible de no bailar.
Fue justamente una de esas cosas sorprenedentes que suceden mientras produces nueva música. El tema surgió muy rápidamente, sencillamente sonaba de escándalo desde el principio. No existe una fórmula o receta para conseguir esto, pienso que salió de mis entrañas, de mi corazón, y al público pareció gustarle.

Vemos en el video clip como pinchas totalmente pegado a la gente, ¿es así como te gusta pinchar?
¿Cómo es tu club ideal?
Me encanta pinchar en frente de todos, no estoy nada feliz cuando la cabina está lejos de ellos. Quiero ver sus caras, tocarles las manos, ser parte de la fiesta. Mi club ideal tiene una capacidad para 500 personas, el DJ está tan sólo a unos centímetros del suelo, lo justo para que no impida a la gente estrechar mi mano. El sonido gordísimo, grandes bajos pero que no dañan los oídos, sin medios y agudos estridentes. Los monitores a la altura de mi cabeza, pero que a la vez me permiten escuchar lo que la gente exclama. Puedo mezclar sin problema al aire pues los muros no tienen retardos. Este club tiene 3 platos y 3 mezcladores de CD, todos en perfecto estado, tiene incluso un lugar específico para colocar el portátil, así el que venga no tenga que remover cielo y tierra para situarlo. Yo personalmente no lo utilizo. La pista de baile está elevada por la zona trasera, así la gente de atrás lo puede ver todo. Las barras un poco lejos de ésta, concretamente son tres las que tiene, por lo tanto cero problemas para conseguir las bebidas. El sistema de sonido está enfocado a la pista, el público apoyado en las barras puede hablar ¡sin gritar! (risas)

Y para terminar… Barclay, queda demostrado: tienes un envidiable sentido del humor, dinos… Si tienes un día aciago (por esto de la Ley de Murphy) donde todo te sale trastocado ¿Cuál sería tu exclusivo “plan B”?
Pues cogería y me iría directo a casa a jugar con mis niños. Ellos no entienden de negocios, problemas, ni movidas similares, ellos sólo quieren divertirse. Si, definitivamente haría eso.

Más información:


Compartir:
PUBLICIDAD

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

PUBLICIDAD