PUBLICIDAD
Boris Divider & Miguel Mendoza

Boris Divider & Miguel Mendoza

Publicada el 20 Julio 2010 por David Puente
La semana pasada montamos un trío virtual con Boris Divider y Miguel Mendoza que son noticia estos días debido al lanzamiento de dos nuevos sellos a los ruedos editoriales: 180 gramos y Tesla Electronics. Lo que se preveía como una entrevista al uso se acabó convirtiendo en una mesa redonda de la que te damos cuenta en la entrevista de la semana en clubbingspain. Los dos veteranos siguen tirando del carro del vinilo ni que sea por disfrutar de las mieles, cuando no de las hieles, del placer prohibido. “Yo creo que lo nuestro es masoquismo. Nos va la caña”, comenta Mendoza. “Tesla sería un sello nacido en los 90 con la capacidad de producción y las herramientas propias de 30 años más tarde”, apunta Boris.
Para este party line del electro y del techno no se convierta en un jaleo. Podríamos empezar porque Boris Divider nos explicara algunos de esos proyectos en los que se encuentra inmerso y que han empezado a ver la luz durante las últimas semanas.
(B.D.) Bueno, me refería a los sellos que estamos desarrollando a través de nuestra plataforma. Ahora mismo tengo a Drivecom a tope porque he cambiado de distribuidora y eso siempre te marca un nuevo ritmo. Estoy intentando dar salida a los trabajos que quedaron pendientes del año pasado. También estamos con muchas ganas de empujar ese nuevo sello que se llama Tesla Electronics y que en realidad es una caja de surtidos en la que entrará el electro de mi proyecto Boris Divider aunque también publicaré como Shadow Runner.  A todo esto estoy acabando mi directo para este jueves en la sala Heineken de Madrid precisamente para presentar el nuevo sello. Y además estoy empezando unas remezclas para Hardfloor. Hoy me pillas de “día electro” total. Me ha llamado Miguel para la entrevista justo cuando estaba en pleno proceso de creación.

¿En ese justo momento en qué andabas liado?
(B.D.) Estoy pensando en cómo resolver los diferentes frentes que se me han abierto en los últimos días. Como en el estudio es muy difícil saber donde empieza una producción y donde acaba otra, porque depende de la inspiración del momento, pues cuando veo que algo encaja para alguno de los compromisos pues ahí que me lanzo más en profanidad. Pero esta manera de trabajar me gusta. Me gusta sorprenderme a mi mismo.

Antes comentabas que el cambio de distribuidora afecta a la rutina de un sello. ¿De qué manera?
(B.D.) Por supuestísimo. Sobretodo para nosotros que todavía apostamos por el vinilo. Ahora mismo de los sellos que tenemos en danza, 180 gramos está siendo distribuido por la escocesa Rubadub, Tesla y Drivecom, con la holandesa Triple Vision. Después estamos levantando nuestra propia distribuidora, 12SHAPE, que será nuestra propia manera de distribuir el material. Es todo un poco galimatías, lo reconozco, pero después de tantos años en esto, y teniendo en cuenta la confusión general que existe en el canal, no queda otra que emprender ese rol por uno mismo. Para complicarlo aún más yo trabajo con Triple Vision al cincuenta por ciento. Es decir, de la distribución de Tesla y Drivecom me encargo yo mismo en países como EE.UU., Inglaterra, Francia y algún otro país europeo. Y Triple Vision me lleva el producto a Holanda, Japón y Alemania (un terreno que han tenido que potenciar después de la caída de un grande como Neuton). Al final estoy trabajando como un distribuidor. Esta manera de partirse el trabajo no es muy normal, de hecho yo fui el primer sorprendido cuando me propusieron este sistema, pero las “distris” van tan ahogadas que a veces no les queda más remedio que delegar en el mismo sello. Sobretodo en zonas muy concretas que el propio productor ya conoce después de mucho tiempo en esos mercados. Si se trabaja de manera correcta con este sistema, las referencias en tiradas limitadas que estamos ofreciendo a nuestros seguidores se deberían vender en un par de meses.

La caída de grandes Torres como Neuton, a la que te referías antes, debe haber supuesto un cambio bastante acusado por lo que respecta al panorama de la distribución internacional. Supongo que la distribución queda en menos manos. ¿Su poder de negociación es más fuerte que hace unos años en los que había más empresas donde elegir?
(B.D.) Es interesante lo que dices porque ese cambio ha abierto nuevos huecos. Nosotros mismos con 12SHAPE queremos rellenar unos huecos en el mercado que han quedado huérfanos. También es verdad que tienes menos interlocutores y se pierde menos tiempo a la hora de ponernos en marcha. El feedback es más rápido. Menos complejo. Si hay alguien que no quiere trabajar conmigo en un país puedo vender directamente a las tiendas. Creo que si te lo montas con cierta inteligencia puede ser que el que tenga el poder de negociación a favor sea tu propio sello. En el caso de Triple Vision han sido honestos conmigo y me comentaron que sólo podían distribuirnos un cupo de copias porque financieramente no se podían mojar más de la cuenta. Nosotros hemos potenciado muy bien nuestro vinilo para crear un público fiel que no encuentra nuestro producto en Beatport, por ejemplo. No sé qué pensará Miguel al respecto.

(M.M.) Es que no tendría sentido publicar música en MP3 si no pincho siquiera en CD. A mi es que me cuesta acabar los temas, mi estudio es completamente hardware y tengo que grabar y producir muchas cosas a la antigua usanza, muchas veces como en la era pre-midi. Así que no me encaja el formato digital con mi manera de currarme la música. Es una cuestión de lógica más que de ideología. Invertir tanto tiempo en producir música para sacarla en algo tan volátil no me parece coherente.

(B.D.) Es que nos gusta el sonido. Afinar los compresores, redondear las ecualizaciones en clave analógica… La gente debería entender que nos hemos gastado una pasta y unas horas  como para que tu música acabe convirtiéndose en un MP3 del montón. Mi sello Drivecom sacó algunas referencias en digital que en un año supusieron unos 100 euros en ventas. No me compensa esa cantidad con el desgaste que sufre el sello respecto a los que compran en vinilo y que probablemente dejen de hacerlo si mis tracks se venden a granel.  Y es que mi gente prefiere un formato que casualmente coincide con el mío. Es eso.

Y Miguel en qué anda liado estos días.
(M.M.) Pues estoy metido en lo de los dos sellos nuevos. Sigo pinchando como siempre. Lo único que ha cambiado en los últimos tiempos es que se me han quitado las ganas de seguir siendo promotor de fiestas. No me apetece, no me compensa. Llega un punto en el que irremisiblemente lo que quieres hacer con lo que funciona se dan de leches y por ese punto he pasado tantas veces en mi rol de promotor que ya no me apetece volver a pasar por lo mismo. Te llevas muy malos ratos…

¿Esos malos rollos provienen básicamente de la dicotomía promotor-dueño del local?
(M.M.) Yo en ese aspecto no he tenido problemas. Si es cierto que te llevas malos ratos respecto al estado del local en términos de sonido. Muchos de esos malos tragos me los he llevado con el público. Eventos que te emocionan no llegan a funcionar y otros que son más facilones y te apetecen menos por norma acaban reventando el garito. Hay muchos conflictos a diferentes niveles que te van desgastando. No me veo de promotor en un tiempo largo. Yo hasta que no cambie el ciclo prefiero trabajar desde otra perspectiva.

En Tesla contáis con Dj F que es un personaje que no se conoce en el resto de España. ¿Qué me cuentan de él?
(M.M.) Que es el Iniesta de la electrónica de aquí. Y eso que no me gusta el fútbol. Es un personaje que hace una música avanzada al resto.

(B.D.) Es un tipo que lleva más tiempo que nosotros en esto que ya es decir. Lo que ocurre es que nunca ha perdido el culo por la promoción. Rezuma música y ya. Puede estar captando cierto protagonismo porque ha conectado con el contexto. O mejor dicho, al revés.

(M.M.) Es muy peculiar. A día de hoy no tiene ni ordenador que ni siquiera necesita para producir. Graba directamente en DAT. Tiene una manera de trabajar que sorprende y más hoy en día en el que el proceso de producción es más rápido y simple que hace unos años. Todo el mundo tiene a la rapidez como su criterio principal a la hora de ponerse a producir. “esto va más rápido, esto graba más rápido, esto funciona más rápido…”. Yo no creo que la velocidad sea una premisa tan importante para crear buena música.

(B.D.) Pero es que la tesitura actual prima la rapidez. Estás un tiempo sin hacer un tema y ya estás fuera de órbita.

(M.M.) Se ha simplificado tanto la música que la gente en el club la sigue con el pie más que con el cuerpo. Esa es una de las razones por las que la gente ha dejado de ir a los clubs de electrónica. Porque no se lo pasa bien. La música debería ir en otra dirección. A diferencia de muchas otras voces críticas, yo creo que este es un gran momento para abrir nuevas vías de creación. La crisis del techno le obliga a buscar nuevas fórmulas si no quiere caer más en picado. Este nivel de simplismo no lo había sufrido en mi carrera.

De todas maneras, pudiera ser que el mercado se ha hecho tan grande que permite ocupar cualquiera de los dos polos según tu filosofía, tus medios y tu estructura, por un lado el lanzamiento de productos masivos con ventas espectaculares y en el otro extremo la hiperespecialización con ventas de no más de quinientas/mil copias vendidas.

(B.D.) Totalmente de acuerdo. Cabe la posibilidad de sobrevivir y de mantenerte en el mercado de manera desahogada sin tener que pasar por lo “global”. Dependerá del nivel de instrucción de tu usuario. Y de cómo te acerques a ese público para que este te encuentre en un océano de información como es internet, por ejemplo.

Qué difícil debe ser elegir maleta para Mendoza que es Dj veterano. Lo digo porque estamos en un punto en el que es vital enseñar de donde viene los estilos, ahora que hay tanta confusión en los clubs, en los medios, sin caer en el rol de “abuelo Cebolleta” para el público más joven.

(M.M.) Igual tenía más problemas hace dos años cuando estaba trabajando también como promotor. En ese rol si tenía más “problemas morales” con la tendencia general.

(B.D.) Es válido que un Dj como Mendoza sea Dj de autor. Esa es la diferencia con el Dj que es puro entertainment. Por norma, este último es el que pincha los Mp3 a los que nos referíamos antes. Sobretodo porque se amolda a la tendencia. Debería haber espacio para los dos tipos de Dj.

(M.M.) Un porcentaje significativo de mi maleta tiene más de diez años. Un veinte o un treinta. El Dj tiene que marcar la pauta. Eso si, también me gusta que la gente baile. Eso es algo consustancial con el trabajo y el ego del Dj. Tampoco es una quemazón con el sistema. Se trata de hacer lo que te guste y que llegue a la gente.

(B.D.) Si el estado general del mercado está como está, lo único que queda es aprender para dominar las pautas de la cadena de producción. Con lo de 12SHAPE me meto…

(M.M.) En un embolado pero gordo.

(B.D.) Pues si, es un embolado como dice Miguel, pero si el día de mañana mis distribuidoras acaban quebrando, Dios no lo quiera, mis sellos tendrían las herramientas suficientes como para seguir su camino sin resentirse demasiado de esa quiebra.


Más información:

Web Oficial: Boris Divider
Myspace: Miguel Mendoza
Web Oficial: Drivecom
Web Oficial: 12SHAPE
Web Oficial: Tesla Electronics

Compartir:

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.