PUBLICIDAD
AFFKT

AFFKT

Publicada el 26 Julio 2010 por Bruno Garca
A veces perdemos demasiado el tiempo buscándonos más allá del ombligo, cuando sólo pensamos que únicamente merece nuestra atención cualquier cosa que aterrice de lejos. Esto provoca ese nada ansiado efecto “de dolor y pérdida de tiempo” para los artistas nacidos y crecidos en nuestro país. Nuestra tantas veces olvidada familia electrónica. AFFKT no son sólo siglas, tras ellas la versión más flexible de un productor, si, ¡Bingo! de uno de los de aquí. Concretamente un superviviente de la escena valenciana que ha sabido madurar y llevar su sonido a terrenos más elásticos sin miedo a lo que le echen encima. Capaz de experimentar con el drum’n’bass gracias a su desdoble como Malsum, o con el techno más cíclico y oscuro como Renace. Podemos tener con él una radiografía perfecta de lo que puede ocurrir en nuestro país en los próximos años. Sobre todo si hablamos de música de baile equilibrada gracias a distintos seudónimos cuyos trabajos piden a gritos ser escuchados, con el permiso de España, porque no, allende fronteras. Uno más que sumar a nuestra “exquisa” lista de destacados bRUNA, John Talabot, Alecs Marta, Older, Alex Under, Cora Novoa, etc. Anda que no hay chicha ¿Hacemos algo?
Para poner en órbita a aquellos que aún no te conocen ¿Quién es AFFKT?
Tras AFFKT encontrarás a Marc Martínez Nadal, produciendo, tocando y pinchando música de baile sin ningún tipo de barreras estilísticas.

Me ha comentado un pajarito que vienes de Conservatorio, ¿Qué te hizo aparcar las teclas de un piano y dedicarte de lleno al sonido electrónico, más concretamente de baile?
Supongo que fue culpa de la música que escuchaba durante mi adolescencia. Artistas como The Chemical Brothers, Daft Punk, The Prodigy. Y ya profundizando un poco más, concretamente lo que me ha despertado el interés final en esto, es encontrar el factor sorpresa sin perder la búsqueda de la perfección de formas que pienso tiene la música de baile.

Retozas entre varios estilos, a cual más diverso: drum&bass, techno, jazzy deep… Cuéntanos un poco más sobre tus distintos trajines.
Bueno, lo cierto es que en la actualidad producir como AFFKT y gestionar la parte que me toca de Sincopat ya me están robando casi todo el tiempo que dispongo. Pero si, también formo parte del dúo de Drum & Bass Malsum. Aunque es mi compañero y amigo Ibrah aka Kid Bucle quien de verdad lleva las riendas de este otro proyecto. Igualmente, junto a Ibrah, hemos creado el proyecto Truffle. Éste dedicado a la creación de música para la imagen. A pesar del poco tiempo que llevamos ya hemos podido varias hacer cosas para publicidad y ahora mismo estamos produciendo la banda sonora de un documental. Para que os hagáis una idea clara, las principales referencias musicales para nosotros son: Philip Glass, Gustavo Santaolalla y Cliff Martinez. También he estado inmerso en la producción del primer álbum de la banda Rapsodes, es justo ésta una de las facetas que me gustarían desarrollar más en el futuro.

No es tu caso, pero ¿Cómo valoras la posibilidad de hacer música sin tener “ni papa” de solfeo?
Yo pienso que a día de hoy para hacer buena música lo primero que hay que tener es buen gusto y criterio. Lo principal en un buen productor ha de ser estar en posesión de buenas ideas y tener la capacidad de poder realizarlas. Pero desde luego, más que ayudar, creo te define como compositor el haber estudiado música.

Y como tal, como compositor pienso que eres muy ‘tiquismiquis’ -lo cual no es malo- con las estructuras y melodías ¿nos extiendes tu propuesta?
(Risas) Bueno eso depende de cada tema, y lo que quiera decir con él. Respecto a la música que hago como AFFKT siempre busco la perfección de formas, como ya he comentado principalmente en estructuras, aunque muchas veces también las rompo para experimentar y sorprender. Me gusta hacer música que se pinche a gusto y creo que la matemática juega un papel importante en esto, al fin y al cabo el techno es pura matemática lo mires por donde lo mires.

¿Hasta qué punto es bueno experimentar a la hora de sentarte a producir?
Si no experimentas, ¿qué tendría de divertido todo esto?

Comenzaste a editar -como AFFKT- allá por el 2007 en el sello Magnolia ¿cómo fue ese momento? ¿Qué ha sido del sello? Los tengo bastante desaparecidos…
Si, con ellos edite el primer EP como AFFKT, el cual realicé cuando vivía en Múnich. Al llegar a Valencia y enseñarles el proyecto les gusto tanto que me pareció genial sacarlo en el sello. Precisamente hace nada hable con ellos, y me pasaron cosas nuevas verdaderamente interesantes, pero no te puedo decir mucho mas. Hasta ahí puedo leer…

¿Cómo fue lo de remezclar a nada menos que Radio Slave? ¿Qué otros remixes nos destacarías?
A Matt Edwards (Radio Slave) le gustó mucho la música que estábamos haciendo Danny Fiddo y yo, y nos preguntó si nos apetecía hacer un remix al Koma Koma. En cuanto a lo segundo, cada remix tiene su particular historia detrás. Procuro llevar a cabo solo aquellos cuya música me guste mucho. La verdad me siento muy afortunado de que sellos y artistas tan importantes hayan confiado en mí para esta labor.

Una palabra mencionada anteriormente: Sincopat. Si buscásemos en el ‘Real Diccionario de la Música Electrónica’ ¿Qué definición nos podríamos encontrar?
Sincopat es la búsqueda de la esencia de la música de baile, y lo decimos en valenciano porque justamente esta búsqueda empieza aquí. Sincopat significa Ragtime, que hablando de estilos musicales seria el tatarabuelo de la música que tanto nos gusta. Es conjuntamente una agencia en la que nos hemos juntado una familia de artistas con un sonido afín: Jairo Catelo, Darlyn Vlys, Feygin, Samuel Dan, Ramiro López y por supuesto yo. Además de un equipo de gente muy competente que trabaja para que caminemos con paso firme hacia delante: Mari (Agencia), Joshua (Prensa), Sebastián (booking), los encargados del apartado de diseño David y Eva, y los colaboradores Ibrah y Ausias.

¿Qué ritmo de trabajo/edición y que pretensiones crees puedes alcanzar gracias a él? Y a todo este equipazo claro…
Espero que el ritmo de trabajo sea de un lanzamiento cada 2 o 3 meses, pero teniendo en cuenta que he planteado Sincopat como un sello conceptual en el que cada referencia ha de tener uno o más sonidos de la referencia anterior (sin que sea necesariamente un remix), inspirando a su vez el siguiente capítulo de la historia Sincopat. Esto hace que no se pueda ir fácilmente adelantando trabajo, pero por otro lado le aporta carácter y personalidad. La siguiente referencia, el Sincopat 02 es un EP de Darlyn Vlys que define a la perfección lo que serán los futuros EP’s, es decir 3 temas y un remix, que en este primero ha sido el mío. También esta referencia contará con un videoclip dirigido por Jorge Yudice, el cual podremos ver como adelanto en septiembre.

Ya que estamos metidos en faena, háblanos de este primer gran paso llamado Once Upon A Time, con remix de John Talabot, nada más y nada menos…
Exactamente, el primer lanzamiento y primer ‘capítulo’ de nuestra historia se llama Once Upon A Time (Érase una vez…). He podido contar con gente a la que admiro como John Talabot, su música es realmente inspiradora. También estoy muy contento con el resto de remixes de Uner y Los Suruba, Hermanez y Remute. Creo que cada versión del tema tiene su propio momento adecuado para sonar.

¿Es posible qué nos reveles de dónde han salido esos coros femeninos de fondo?
Eso no te lo puedo decir, pero si te puedo apuntar que han salido de un disco de jazz, por lo de empezar con esencia y esas cosas… (risas)

He visto como en poco tiempo está obteniendo resultados fabulosos, incluso en formato vinilo… Pinchado por Hell, Hawtin, Martinez, Andrew Grant, etc… ¿Cuáles son tus sensaciones?
Mis sensaciones son verdaderamente fabulosas, ya que no sabía cuál sería la respuesta ante un disco que fluctúa en diferentes direcciones y que se centra en un único mercado. Y merecidamente ha salido bien porque hemos tenido repercusión dentro de un amplio abanico de artistas y medios.

Ya que hemos mencionado la palabra mágica: “vinilo”. Imagínate, ves la famosa foto-pose de un DJ con vinilos en sus manos, sin embargo sabes que este sólo pincha con CD’s o un Virtual DJ ¿qué puedes llegar a pensar?
Yo también soy DJ y ya no pincho con platos, simplemente porque me parece que la evolución de la tecnología te puede hacer alcanzar un nivel de expresividad increíble, depende mucho de la música que pinches o de qué tipo de DJ seas. Yo personalmente me planteo el pinchar como un momento para la creación en tiempo real. El vinilo es para mí algo muy especial, está lleno de fetichismo, pero no deja de ser al arte máximo de convertir la música en algo material, eso es algo que nunca cambiará. En resumidas cuentas, que cada uno lo haga como más lo sienta. La música está para poder disfrutarla, sea en el formato que sea.

Eres de Valencia… ¿cómo viviste en primera persona todo aquel auge de ‘La Ruta del Bacalao’ o el típico sonido techno valenciano de comienzos de los 90?
Pues la viví desde fuera, era un niño y no entendía muy bien qué pasaba. Pero viéndolo desde una perspectiva cercana, sólo aquí se puede sentir claramente lo que supuso esa época para nosotros.

¿Cómo consideras la actual situación de la escena valenciana?
Pues está en auge, hay muy buenos productores, y creo que habrá muchos más en el futuro. En Valencia hay mucha tradición de música en general y eso se nota.

¿Qué efecto secundario podría provocar que toda esta pasión por la música tuviese su fecha de caducidad?
Mi pasión no solo es pasión sino necesidad, yo necesito la música como el respirar.

Me han hablado muy bien de tus live sets… véndeme la moto para que no me pierda tu próxima actuación.
Los medios técnicos que utilizaba anteriormente para hacer un live, son muy similares al sistema que vengo utilizando a día de hoy para pinchar. Aunque para esto último echo mano del Tracktor. Afronto las sesiones -como ya dije anteriormente- como una creación a tiempo real, dejas de ver el tema como tal y empiezas a entender las partes que lo conforman, al igual que con mi música, busco hacer bailar y sorprender. En un futuro próximo, cuando finalice mi primer álbum Punto 0, me centraré en alguna vía distinta para hacer el directo acompañado de otros músicos.

Ahora que lo mencionas, queremos ser los primeros a los que nos adelantes un poco más de ese inminente álbum… ¿Qué tiene que ver Cuba en todo esto?
Pues sí, como te cuento Punto 0 será mi primer álbum como AFFKT, y se me ocurrió que ir a Cuba a buscar la raíces podía ser un buen principio para empezar el proyecto y eso es lo que hicimos, mi amigo David de la empresa Doing es quien se encargó de inmortalizarlo todo grabándolo en video. Sin más, nos fuimos a La Habana con la idea de encontrar músicos que miraran al futuro pero aún así entendieran bien la esencia de la música de sus antepasados. Intentamos planificar lo mínimo posible y por eso Punto 0 se convertirá asimismo en la historia documental de AFFKT, buscando la esencia en la Habana.

Seamos positivos… ¿Qué crees que está ganando la música y su entorno en los tiempos que corren?
Es difícil de responder, pero no cabe duda que se está haciendo música muy especial, y que estamos viviendo momentos de mucha creatividad. Deberá de pasar más tiempo para poder digerir todo esto con un mayor grado de enfoque.

“La pregunta friki”: ¿Qué es lo que no falta nunca en tu nevera?
Tanto en verano como en invierno, un gazpacho bien fresquito.

Más información:

Ficha: Affkt
MySpace: Affkt

Compartir:

Necesitamos tu ayuda

La situación provocada por el COVID-19 ha hecho que nuestros ingresos desciendan drásticamente ya que las empresas que nos contrataban publicidad (festivales y clubes principalmente) se encuentran en una situación incierta. Si te gusta el trabajo que hacemos, agradeceríamos una aportación económica por tu parte ya sea de forma puntual o periódica por pequeña que sea. Puedes hacerlo ya mismo a través de Paypal

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.