Entrevistas

Dj Floro

Dj Floro

El orgullo musical del tercer mundo sigue fascinando a la cultura occidental. Por lo menos a unos cuantos como Dj Floro que parece ha encontrado la fórmula para meter la cuchara en la caprichosa boca del occidental de tipo musical medio. No por nada, el veterano Dj madrileño está a punto de presentar su tercer volumen de la serie Republicafrobeat de la que lleva vendidos unos cuantos miles de copias. Floren Cuadrado es además uno de los ''sonideros'' del programa del mismo nombre en Radio 3 concretamente en la franja que va de 19 a 20 h de la tarde de los domingos.

Está muy metido en el afrobeat tal y como queda claro en la colección Republicafrobeat, pero qué corriente ha descubierto que le llame la atención últimamente…
Yo en realidad tengo bastantes pasiones. A lo largo de mi carrera he recopilado material de bogaloo, latin funk, latin soul, tengo también varios discos de la colección Digital Mestizo, Radical Mestizo… Pero una prioridad que sigo desde hace tiempo es la música etíope. Los africanos utilizan la música popular como  grandes narradores que son de la historia de sus propias ciudades o de sus pueblos.

¿Siempre se mueve entre lo latino y lo africano?
No, que va. Ese es un residuo del pasado que viene de mi época en el club Suristán. Y ya por entonces ponía música jamaicana, brasileña, de los balcanes, soul, funk… No me circunscribo en lo africano o en lo latino. Me gustan determinadas experiencias electrónicas también.

Lo bueno de la música es que no se acaba.
Y encima no tenemos tiempo para escucharla toda que eso es lo bueno. Saber que es infinita a mi me reconforta.

¿Y por qué la gente se empeña en acumularla? ¿Usted cuantos discos debe tener?
No me planteo la música en los términos acumulativos del Tío Gilito. Tengo los discos que realmente me interesan. Procuro no guardar discos que no tienen interés para mí.

¿Viaja para comprar música?
Tal y como está el mercado prefiero comprarla por internet. Sin ir más lejos hace sólo unos meses desapareció una tienda como Ama Records que era un seguro de vida. En Granada, por ejemplo, tengo preferencia por la tienda Marcapasos. También aprovecho para comprarla en aquellas ciudades donde voy a pinchar a festivales, básicamente cuando me desplazo a Helsinki o a Berlín…

¿No le ha dado por visitar África?
Todavía no pero tengo varios proyectos en la mesa, concretamente uno para que vaya a pinchar a Senegal. Hay un festival de Djs de todo el mundo que se celebrará en Dakar y al que me han invitado.

Le fastidia que la gente desconozca la importancia de la música africana en los ritmos de clubs contemporáneos. En el techno, por ejemplo.
Pero es que la inmensa mayoría de la música de baile actual viene de África.

Entonces el afrobeat es para muchos occidentales la puerta de entrada a la música africana más tradicional…
Si, porque aglutina una serie de componentes que pueden reconocer, como el jazz o el funk, claro. Es por tanto más “asumible” para cierto tipo de gente que está acostumbrada a escuchar básicamente productos de la cultura occidental, como el rock, por ejemplo.

De las dos potencias musicales americanas con cual se queda: ¿Cuba o Brasil?
Pues me quedaría con Brasil. Sobretodo porque ha evolucionado bastante más musicalmente. Ha jugado mucho más con lo electrónico. También me gusta lo cubano pero por cuestiones socio-políticas su música se ha quedado en otro plano.

En este país hay poco interés por la world music. ¿O me equivoco?
Bueno, para empezar no me gusta la denominación world music porque es un invento occidental para denominar lo que no entra dentro de sus cánones, que muchas veces son los del rock.

¿Cual es su disco más preciado?
Muchos de ellos. Bastantes. Muchos de Fela Kuti.

¿En sus sesiones le gusta presentarle al público la música más del gusto europeo o prefiere servirla más en crudo?
Igual que me muevo por diferentes estilos también lo hago por diferentes épocas. Voy desde la raíz de la música a la electrónica, por decirlo de alguna manera. Las dos sensibilidades son igual de válidas.

Igual podría obsesionarse con enseñar todas esas aristas musicales que la gente puede llegar a desconocer…
Yo creo que se puede descubrir cosas a la gente y hacer bailar. Después de quince años en cabina estas dos funciones forman parte de una sola. Lo hago de manera natural. Y además es más divertido. Porque me exige más esfuerzo que a fin de cuentas es lo que te motiva.

Imagínese que le propongo que grabe una sesión para los podcasts de clubbingspain. Para un público eminentemente electrónico. ¿Cómo la plantearía?
Tampoco es un público que me pille por sorpresa, porque en mis residencias en Madrid como La Boca del Lobo, El Juglar o El Junco me enfrento a todo tipo de audiencia. Habría que fomentar la idea de que las músicas que se escuchan masivamente porque se difunden a través de los medios (o de los clubs) no son únicas. Existen muchas más alrededor de la música “oficial”. El problema es más de fondo. En este país no hay demasiado interés en la cultura musical en sentido amplio. Los jóvenes por regla general se aficionan al techno y acaban encerrándose en él.


Más información
Web Oficial: Dj Floro
Bio: Dj Floro

Compartir