PUBLICIDAD
Rude 66

Rude 66

Publicada el 30 Enero 2008 por David Puente
Le pregunto al holandés Ruud Lekx por lo que estaba haciendo antes de mi llamada y me dice que intentaba resolver un problema con su mezclador. ''El problema de cualquier equipo analógico es que se rompe con frecuencia. Es una herramienta más frágil. Se podría decir que es más humana y por tanto más sensible. Lo digital siempre es una emulación de un signo, por lo tanto, un espectro más duro de pelar''. Esta entrevista a Rude 66 es un homenaje a todos esos artesanos -del sonido, del pan, del cuero...- a los que los manazas como un servidor deberíamos reverenciar desde nuestra consentida ignorancia.
Usted entonces se considera un artesano…
El equipo que uso es de los años 70. Eso te obliga irremediablemente a repararlo cada vez que se estropea. Con el tiempo te conviertes en una especie de artesano. El tiempo te ayuda a conocer la máquina, a saber de sus dolencias. Los que trabajamos con este tipo de máquinas desde hace casi 20 años hemos aprendido a arreglarlas y eso nos permite ahorrar mucho dinero en lo que, de lo contrario, se convertiría en un hobby muy caro. Eso si encuentras a alguien que te lo pueda arreglar, porque se ha convertido en una tarea muy especializada.

Un artesano que mira al pasado…
A finales de los setenta mucha gente se puso a airear a los cuatro vientos que el punk era lo más innovador y original. Pero ya había música rockabilly en los 60 que tenía más actitud incluso que el propio punk. Lo mismo pasó con el house y el techno, son una consecución lógica de otras formas de música que se han ido desarrollando con el tiempo. Todo el mundo mira al pasado. Sin él no habría futuro.

Todo el mundo mira al pasado pero no es capaz de reescribirlo.
Tuve suerte de poder comprar todo mi equipo cuando aún era bastante barato y accesible. Lo que ha costado ha sido mantenerlo, claro. Piensa que mi primer tema data de finales de los 80. Si ahora fuera más joven seguramente me hubiera decantado por el entorno digital. Es más, seguro que no tendría opción porque según que objetos pertenecen ya a la categoría de coleccionista. Pero usar software tampoco debería ser satanizado. Conozco a gente que hace maravillas con sus programas y con sus ideas.

¿Qué tipo de música empezó a practicar a finales de los 80?
Si, algo en la línea de Front 242. Para Bélgica fue muy importante la influencia de la EBM que es el proto-techno de esta parte de Europa. Por aquella época Holanda era básicamente rockista, guitarrera, new wave si quieres, pero apenas aparecían ''synth bands'', todo ese tipo de música llegaba de ''importación''. La única banda con dimensión internacional de mi país en esa onda seminal a lo Front 242 era Clan of Xymox. Holanda era un país de bandas de guitarras en clave 60's o punk pero no existía demasiado interés por el sonido sintético hasta que llegó a Europa la explosión del acid house y aquí si que mi país empezó a contar algo a escala internacional. Paradójicamente y con el tiempo, la tendencia se ha invertido en ambos países. Ahora no ocurre nada destacable en Bélgica y en cambio Holanda se ha hecho fuerte con pequeños sellos que defienden escenas muy puntuales pero a la vez muy activas. En muchos aspectos Bélgica y Holanda comparten una historia contradictoria que a veces se complementa.

Y un papel muy importante en esa especie de fortificación ortodoxa lo desarrolla un sello con el que usted ha hecho muy buenas migas desde el principio: Bunker.
Si, Bunker es una especie de oasis dentro del actual panorama europeo y creo que mundial. Parece un milagro que un sello que con un filtro de calidad tan exigente haya podido permanecer tanto tiempo en el mercado. Después de 16 años en el mercado se mantiene firme precisamente por eso mismo, porque ha mantenido un estándar de calidad que le ha supuesto una clientela fiel que a la postre es la que mantiene al sello. Ese público agota sus referencias que a la vez son muy deseadas y que permiten que cada referencia tenga unas ventas aseguradas. Toda edición viene seguida por un ''sold out'' que a la postre es su mejor publicidad. Y todo sin renunciar a unos principios que se han mantenido con el paso del tiempo.

Los seguidores de Bunker además son muy ortodoxos, es un público difícil de satisfacer… Vamos que no compra cualquier cosa.
Si, eso la hace ser muy fiel. Porque valora los criterios de calidad a los que antes me refería. Moraleja: compra casi sin escuchar lo nuevo y esa es otra gran ventaja. No es que compre a ciegas, es que confía en el sello. La confianza es muy importante en estos tiempos en los que la fidelidad no es un valor en alza. El problema de muchos sellos es que se engrandecen a partir de un solo criterio: las ventas. Eso irremediablemente obliga a crear una estructura que va más allá de cualquier principio musical. Si tu lo que buscas es vender, todo el proceso de creación y producción se abarata y la percepción de calidad cae en picado.

Usted como productor también respeta unos filtros de calidad.
Si y además he confiado en otras subjetividades. Nunca he querido montar un sello propio porque siempre he necesitado de la opinión de otros. De ahí que siempre he editado para otros sellos.

¿Se ha marcado unos estándares de calidad muy altos para cumplir con la elaboración de su nuevo álbum?
Yo espero haberme marcado un listón lo suficientemente alto como para editar algo interesante. Es mi primer álbum desde The Devil's Highway que data de 1997, así que me he tenido que pensar muy mucho si valía la pena editar algo en formato más largo. Además es que llevo trabajando bastante en el concepto del álbum que girará en torno a un tema que me fascina: los asesinos en serie. Si, me interesa mucho conocer o intentar vislumbrar al menos, cual es la razón que lleva a una persona a cometer asesinatos en serie. No sólo me atrae la figura del asesino en serie que aparece en los medios de comunicación. También me pregunto muchas veces, por ejemplo, qué es lo que pasa por la mente de un dictador para llevar a la muerte a millones de personas… El lado oscuro del ser humano me ha fascinado desde siempre y ahora me interesaba plasmar todo ese interés en un álbum. Será un disco más lento de lo normal. Un disco que intentará arrastrarte al lado más oscuro del corazón humano. Una exploración que requiere de un tempo más pausado -100 a 110 bpm- y a la vez más intenso.

¿Va a presentar este nuevo álbum en la próxima fiesta ''Analogical Force'' que se celebrará el próximo 16 de febrero en Madrid y en la que usted va ser el principal protagonista?
Queda mucho por hacer pero creo que estará listo para abril en Crème Organization. Dos semanas antes saldrá a la venta un maxi con algunos de los temas del futuro álbum pero en versión extendida. Pero si, creo que me dará tiempo a presentar algunos temas aunque no la totalidad del álbum.

Más información:

Web Oficial: Rude 66

Compartir:

Comentarios

PUBLICIDAD

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

PUBLICIDAD