PUBLICIDAD
Christian Smith

Christian Smith

Publicada el 26 Agosto 2008 por David Puente

Un mail enviado personalmente a su lista de correo nos avisa que Christian Smith se va de Barcelona. Se casó con una brasileña y es tiempo de hacer las maletas y volar a Sao Paulo donde empezará una nueva vida. La verdad es que el sueco es lo que se llama un culo inquieto porque antes de la ciudad Condal, donde ha residido durante tres años, ha vivido en Frankfurt y New York. Le llamamos para despedirnos y hablar un rato de lo que hará en Brasil y de su dichoso hit a medias con John Selway, conocido popularmente como “el tema de la turbina”. Total departure from Barcelona to Sao Paulo.

Así que se va a Brasil y nos deja…
Si, la verdad es que me gustan los cambios. Creo que la gente que trabaja en cuestiones relacionadas con la cultura en general y la música en particular debe provocar los cambios. El cambio es una buena fuente de inspiración. Digamos que se renuevan las ideas. He viajado mucho a Sudamérica durante el último año y me lo he pasado muy bien. Así que, ¿por qué no probar en Sao Paulo?

Antes estuvo viviendo en dos ciudades como Frankfurt y New York que fueron muy importantes musicalmente hablando. ¿Qué le aportó cada una de ellas en su background personal?

Bueno, fueron experiencias diferentes. Era muy joven cuando vivía en Frankfurt, así que todo era nuevo y todo me impresionaba. En New York me convertí en Dj profesional y empecé a pinchar por todo el mundo. Llegaba a viajar a Europa como unas tres veces al mes, lo cual era una barbaridad. Así que decidí mudarme a Barcelona una vez que estaba en tu ciudad antes de que me vinieran a buscar para llevarme a pinchar a Florida 135. Mientras paseaba tranquilamente me dije: “Esta ciudad me gusta, me quedo”.

¿Qué le ha chocado más durante su estancia vital en Barcelona? Puede ser todo lo crítico que desee…

Bueno, como en todas las ciudades hay cosas que me gustan y otras que no tanto. Las Ramblas me sobrepasan, la verdad. Intento evitarlas por la noche porque hay una cantidad de turistas que es demasiado. Pero bueno, tampoco abomino de ellas porque la primera vez que las vi también me fascinaron. Barcelona es una ciudad maravillosa por lo que te dirán todos: el clima, el mar y la arquitectura. Hombre, puestos a criticar algo, nunca he entendido por qué las calles del barrio del Raval huelen constantemente a orines. ¿Quién se mea en la calle? ¿Los turistas o los barceloneses? Deben ser los turistas, supongo. Tampoco tengo mucho que criticar de la ciudad porque me ha tratado muy bien.

Sudamérica es un buen mercado. Todo parece que está por empezar allí.

Si, bueno no sé qué decirte. Que el latinoamericano sea un mercado relativamente nuevo está bien y está mal a la vez. Una audiencia como esa que no ha mamado en profundidad la cultura electrónica también es complicada de lidiar porque la gente está más acostumbrada a los ritmos más primarios y por tanto más facilones. Cuando todo es nuevo para ti y desconoces la tradición, paradójicamente, te vuelves más cerrado de mente. Los primeros estímulos son los que te impresionan con más fuerza, te agarras a ellos porque te hacen vibrar, y por tanto te cuesta más abrirte a nuevas sonoridades que tal vez no llegan a ti de manera directa pero que con paciencia pueden llenarte más que los iniciales. En Brasil están muy por el tech-house y el electro-house y es difícil sacarlos de ahí. En cambio, es una gozada pinchar en Argentina porque me parece que tienen el oído más abierto. En cinco horas puedo pinchar de todo, desde deep-house a techno, y a velocidades que van de los 120 a los 130 bpm.

Bueno, eso también pasa aquí. ¿Su sello Tronic tiene asegurada la continuidad aunque usted se vaya a vivir a Sao Paulo?
Por supuesto. En noviembre voy a reactivar el sello con cinco referencias que creo van a sorprender.

Y su relación con John Selway... ¿seguirá tan firme como hasta ahora?
La nuestra es una relación que vive sus mejores momentos. Y eso que llevamos diez años. Pero creo que 2008 ha sido nuestro mejor año como pareja artística. Nuestra última publicación, Total Departure ha vendido doce mil copias, lo cual no está nada mal para los tiempos que corren. Nos han llovido las ofertas y estamos a punto de publicar en el sello de Dubfire, SCI + TEC. Tan importante es vender como mantenerse ocupado con encargos constantes. Es lo que te anima a seguir. Es lo que te mantiene vivo en esto.

Por qué tardaron tanto en sacar su primer álbum en conjunto. The Coming Storm (Sino) se publicó el año pasado y ustedes empezaron a trabajar en conjunto hace diez años como bien ha recordado antes…
Bueno, hacía seis años que nos habíamos propuesto completar un álbum. Pero nunca habíamos conseguido trabajar más de tres días juntos. Un pelotazo lo puedes finiquitar en tres días, pero un álbum con cara y ojos y un concepto detrás, eso ya es otra cosa.

Cada uno de ustedes tiene un gusto musical diferente pero parecen complementarse muy bien en el estudio…
Bueno, John tiende a poner más énfasis en las melodías y en la atmósferas más tranceras. Yo vengo del funky y me encanta tratar las percusiones y centrarme en la línea de bajos.

Don Selway siempre será más melódico porque le mola el disco, el italo concretamente. Aún se recuerda una sesión de hace unos cuatro Sónar a medias con Abe Duque en la playa…
A mi también, que conste. Crecí con el italo y el electro de mediados de los 80s. De hecho empezamos a producir juntos gracias a nuestro interés por la música de esa década. Creo que el italo fue uno de los movimientos más imaginativos nacidos de los últimos años.

¿Sabía que mucha gente aquí en Barcelona conoció por primera vez el hit al que se refería antes, Total Departure, después de una sesión de Laurent Garnier en el nuevo Row?
Pues no, pero es que nos hemos quedado sorprendidos del todo cuando nos hemos enterado de que gente más cercana al house progressive como John Digweed, Sasha o incluso Danny Tenaglia, lo estén pinchando este verano… Carl Cox también, un tipo genial al que me una buena amistad, que además vino a pinchar para mi Club 4 el pasado verano por menos dinero de lo que le ofrecían otros clubs de la ciudad.

Muchos lo conocen de manera popular como “Turbine track”. Supongo que por el ruido que ha hecho…
Pues tampoco lo sabía. La verdad es que a todo el mundo le ha gustado mucho. Si dices que Laurent Garnier lo pincha, le estoy más que agradecido porque el francés además es uno de mis ídolos. Total departure ha sido más grande que el que considero que fue nuestro primer hit, Move de hace seis años. En realidad, hitazos, lo que se dice hitazos de esos que pinchan Djs de diferentes escenas, solo hemos tenido estos dos…

Y que va a pasar ahora con su residencia en Club 4 (City Hall)…
Para mi Club 4 ha sido una bendición porque me ha permitido relajarme en cabina con sesiones de primera hora que no puedo hacer en festivales y grandes clubs. Ahora se quedará al mando Paco Osuna. Me gustaría comentaros que el próximo 11 de septiembre realizaré mi última fiesta allí con una serie de Djs invitados que no voy a revelar todavía. Es una residencia que voy a echar de menos cuando viva en Sao Paulo porque no creo que pueda regentar ninguna allí ya que tendré que viajar mucho a Europa y a EE.UU. Os voy a echar de menos.


Más información:

Web Oficial: Tronic
Myspace: Christian Smith
Bio: Christian Smith

Compartir:

Necesitamos tu ayuda

La situación provocada por el COVID-19 ha hecho que nuestros ingresos desciendan drásticamente ya que las empresas que nos contrataban publicidad (festivales y clubes principalmente) se encuentran en una situación incierta. Si te gusta el trabajo que hacemos, agradeceríamos una aportación económica por tu parte ya sea de forma puntual o periódica por pequeña que sea. Puedes hacerlo ya mismo a través de Paypal

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.