PUBLICIDAD
Morgan Geist

Morgan Geist

Publicada el 19 Febrero 2007 por David Puente - foto de Xavi Muntané
Morgan Geist nos cita el domingo a la hora del té en el hall del hotel Universal que se encuentra justo enfrente del Nitsa donde ha pinchado la noche anterior. Mientras pienso para mis muy adentros que ya son ganas de rompernos el domingo en dos partes, me presento cortésmente diciendo que la cara esta de lunes por la mañana adelantado que llevo encima es culpa suya y de su más que disfrutable sesión de pocas horas antes. ''Tenía una espina clavada con Barcelona porque la otra vez que vine al City Hall con Darsan Jesrani nos anunciaron como live act de Metro Area, cuando en realidad hace años que no hacemos directos. Esta noche el público estaba más que receptivo''. Y es que mucha gente te estaba esperando con los brazos abiertos. Gracias por esta cara que me has dejado, Morgan.
Es extraño hacer una entrevista un domingo tarde pero bien pensado está muy bien porque de esta manera le puedo preguntar por la sesión de anoche con más conocimiento de causa. Por ejemplo, me sorprendió que pusiera Fotonovela de Iván.
Si, la verdad es que tenía ganas de pinchar ese track en España. La verdad es que lo pincho mucho en Nueva York. Me encanta ese lado Chicago que tiene en la cara instrumental. Si, me encanta porque tiene algo de Chicago, en serio. Me parece que fue en Queens cuando me preguntaron hace un tiempo si era otro de esos vinilos de disco oscuro tan difíciles de encontrar y yo respondí: ''¡Pero si esto se ha vendido a millones en España!''. No sabían quien era Iván y se imaginaron a un artista del underground en España o algo así.

Es curioso como cambian los parámetros musicales dependiendo de la cultura en la que uno se encuentre. Ya le digo yo que no hay Dj en Barcelona que tenga el valor de pinchar Fotonovela de Iván a las cuatro y media de la madrugada y menos en un club de las características del Nitsa.
Si, ya me imagino. De todos modos la respuesta del público, por lo menos en las primeras filas, fue bastante ostentosa. De vez en cuando está bien ponerse ''cheesy''. No sé, creo que tener buen gusto está bien pero tampoco hay que abusar.

Los fans del italo funcionan como los del pop. Gustan de reconocer las canciones de una sesión y corearlas en cuanto las reconocen con un entusiasmo más que evidente.
Si, eso es cierto. Bueno, sólo hay que ver los video-clips de la época para comprobar que la estética le debe mucho al pop. Precisamente el otro día estuve viendo el de Fotonovela y me parece espectacular. Youtube es una herramienta increíble porque si quisieras podrías rememorar toda tu vida a partir de todos los vídeos que puedes encontrar por ahí. Es increíble como se han quedado grabadas en nuestros oídos las canciones de los spots televisivos. Te acabas olvidando de la marca en cuestión pero ese hit sigue ahí.

¿Vivir en la nostalgia perpetua no es peligroso? Entras en un bucle del que ya no puedes salir.
Bueno, tampoco hay por qué exagerar. Soy capaz de comer y de irme a dormir sin necesidad de estar viendo Youtube todo el rato. No soy una persona nostálgica por naturaleza. Sólo me gusta la música. Y es que muchas veces perdemos de vista que estamos hablando de música. De todas maneras depende a qué nostalgia te refieras. Yo ahora mismo estoy comprando techno antiguo porque la gente se está deshaciendo de los discos de ese estilo. En EE.UU. no sólo no se han revalorizado si no que además la gente se desprende de ellos. Cuando iba al instituto esos mismos discos valían un dineral pero por entonces no tenía dinero para hacerme con ellos. Ahora si que puedo comprarlos y además a dos míseros dólares. Claro que también podrías decir en ese caso que la nostalgia se vuelve una tentación muy grande. Es cuestión de no caer en la adicción.

Hablemos del futuro pues y de sus inmediatos proyectos artísticos...
Por lo que respecta a mi sello Environ estamos plenamente concentrados en el nuevo álbum de Kelley Polar Quartet. La verdad es que es un disco raro incluso para nosotros. Una especie de pop extraño que además es bastante difícil de pinchar. En cuanto a mi trabajo en estudio estoy perfilando mi nuevo álbum con la colaboración en las voces de Jeremy Greenspan del proyecto Junior Boys.

Por lo que me cuenta Environ se está abriendo a otros parámetros alejados de la música disco.
Nunca ha sido estrictamente un sello de música disco. La verdad es que sólo tenemos una premisa en nuestra oficina: editar solamente aquello que ha supuesto un esfuerzo. En una época tan turbulenta como la que vivimos en términos editoriales, sólo se mantendrán a flote aquellas propuestas que tengan un trabajo firme detrás.

Claro que para trabajo costoso el que le supuso la edición de ese Unclassics que grabó para su propio sello con rarezas italo, disco y electro funk editado hace un par de años. ¿Lo volverá a intentar con otro mix del estilo?
No, seguro que no. Ese será el único Unclassics de la historia. La verdad es que es un jaleo increíble tener que pedir licencias de ese tipo de temas porque la gente que produce también se muere y además sin dejar legado artístico alguno. Entras además en una vorágine laberíntica de gestiones por teléfono que nadie puede pagar con suficiente dinero.

La gente que lo escucha no valora en su justa medida el esfuerzo que hay en un proyecto de este tipo que acaba suponiendo algo más que un conjunto de temas enlazados...
Si, si, la gente si que lo aprecia. Espero que no se me malinterprete. En ese caso el pago del público es más de tipo emocional. Me refería a qué las dificultades para financiar un proyecto de esas características no compensan el trabajo realizado. Cuando veo el disco mi mente se retrotrae a esos problemas burocráticos a los que antes me refería. Prefiero volver a hacer de Indiana Jones con proyectos de índole más privada y sin ningún tipo de salida comercial. No vale la pena.

Se rumorea que tiene una gran colección de discos. De hecho, mucha gente vino a verle para ver qué es lo que ponía.
Si, es verdad que existe ese otro tópico hacia mi persona pero no se corresponde con la realidad. Todos mis discos cabrían en ese armario de ahí. Para empezar no tengo la colección de discos del residente de ayer. ¿Fra se llama? Me dijo que tenía 20.000 discos. ¡Qué barbaridad!. Eso si que es una colección. Yo es que no soy muy apegado a ese tipo de colecciones.

De hecho, acostumbra a llevar consigo varios Cds.
Si, es que es muy arriesgado viajar por ahí con tus discos. Sobretodo en España donde ya me avisaron de que fuera con cuidado. Bueno, ese riesgo también existe en el aeropuerto de Londres y en otras ciudades donde haya una buena cultura de Dj pero parece ser que en España el problema es algo más dramático. Y yo no me puedo arriesgar a perder esos discos. Es un riesgo que no vale la pena. De todos modos, no me considero un fanático del vinilo. Cualquier medio al alcance del Dj es bueno para conseguir llegar donde quieres. Lo importante es saber dónde quieres llegar.

¿Ese rumor es el que impide qué muchos Djs americanos vengan a España?
Bueno, no sé si esa es la razón principal. Corre el rumor por ahí y nuestros agentes se encargan de trasmitirnos lo que oyen para darnos consejos sobre el lugar donde vamos a pinchar. Bueno, esa debería ser su misión en general, informar sobre las características de cada bolo.

Esa es otra. Usted llega como Dj invitado ilustre y le programan pasadas las dos de la mañana y encima su música es en apariencia de tempo relajado. ¿Se debe de encontrar cada noche con buenos ''marrones'' en su trabajo?
Si, sobretodo si el residente no está al quite. La verdad es que ayer me sentí muy a gusto con el warm up de los dos residentes porque sabían en todo momento lo que yo iba a pinchar. O por lo menos lo intuían y así es cómo eligieron los discos. En mi caso el Dj residente puede arruinarme la noche. Muchas veces cuando empieza mi sesión se produce un valle en el sonido porque mi ritmo igual no es tan marcado que el del dj anterior y me toca volver a subir la sesión hasta donde la tenía antes de empezar. Claro eso supone un esfuerzo y mucho más tiempo para remontar la sesión, sobretodo porque mi música no tiene subidones que te hacen pasar del 0 al 100 en medio minuto. Sabes, esta es una profesión de egos y cada uno intenta imponer el discurso que lleva aprendido. A veces la sala y sus responsables musicales no tienen paciencia para dejar hablar al Dj que, por otro lado, ellos mismos se han tomado la molestia de contratar.

Más información:


Compartir:
PUBLICIDAD

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

PUBLICIDAD

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.