Entrevistas

Lindstrøm

Lindstrøm

Es media noche del sábado 17 de noviembre. Primera ola de frío en Barcelona. Poca gente en la calle. A tenor del movimiento en la puerta, los locales de prostitución de la parte baja de Sarriá echan humo. Me dirijo solo al hotel (puta vida esta) donde desde hace media hora me espera Hans-Peter Lindstrøm. Pregunto por su habitación pero nadie responde. Está justo detrás de recepción, atendiendo algunos de sus numerosos correos electrónicos. Esconde su cara de cansadísimo debajo de un gorro muy cool pero me ha recibido con una sonrisa. Se intuye esa belleza apolínea esculpida en frío propia de los países escandinavos. Se sonroja cuando le digo que es una estrella.

Usted es uno de los nombres que más suenan en las listas de productores de nu disco. ¿Por qué usted lo que hace es new disco? ¿O no?
No tengo ningún problema con que se defina mi música con una etiqueta como esa. Disco para mi es Bee Gees, Village People y New York en los 70's. Pero también encuentro inspiración en el deep house de hace cinco años o en el garage soul de hace un poco más. Mucha de la música que se hace actualmente es disco también o por lo menos tiene un poso. Creo que actualmente se han establecido dos líneas musicales: renovadores o nostálgicos del disco y seguidores del minimal techno.

¿Se considera un coleccionista de este tipo de música? ¿Le obsesiona tenerlo todo de este estilo?
Antes si que me iba a casa todos los días con una compra de material vintage, pero ahora ya no tengo tiempo. De todas maneras todos esos discos que he ido comprando durante años me han contagiado el amor por las instrumentaciones orquestales pomposas y por las melodías. Antes también pinchaba, pero lo de compatibilizar el trabajo de Dj con la producción es más duro de lo que muchos piensan. Cuando eres Dj tienes que oler discos a kilómetros y se complica bastante la concentración en el estudio porque estás más pendiente de lo de afuera que de lo que tienes que sacar de dentro.

No tiene tiempo porque se ha hecho muy famoso.
Mi vida ha cambiado bastante desde que soy productor a tiempo completo. Llevo por delante tres discos a la vez y ya veremos cuando los acabo. De hecho estoy diciendo que no a muchos locales que quieren contratarme. He limitado las salidas fuera de Noruega a una por mes.

Es impresionante el tirón que tiene la palabra ''cosmic disco'' en los últimos tiempos. Un fenómeno raro en nuestros días que apunta a mainstream. ¿Usted esto cómo lo ve?
Si, es algo muy extraño porque es una corriente que en su época inicial se podía tildar de extravagante. Un poco la gracia estaba en eso, en que contaba con pocos elementos vocales. Ahora es como si estuviéramos volviendo a revivir tiempos en los que nos apetece refugiarnos, a través de la música, en el lado más remoto del cosmos. Después también me gusta mucho la mezcla que se daba en los 70's con grupos como los alemanes Eloy que practicaban una suerte de rock progresivo que entroncaba muy bien también con la parte más psicodélica del disco. En cierta manera es como si volviéramos a buscar en la creatividad y experimentación de los 70's lo que es difícil de hallar en las producciones contemporáneas.

Hace cinco años la palabra disco parecía más añeja que ahora...
Si y también estaba mal visto introducir guitarras en tus sesiones y ahora todo el mundo reconoce que le dan otro aire a las sesiones. De todas maneras creo que es una moda y que será devorada por otra. Me da esa impresión porque siempre ha sido así. Por otro lado también es verdad que con Internet se han abierto muchas puertas a estilos o formas de hacer que antes pasaban como de puntillas. La gente de a pie, por ejemplo, está investigando mucho y dando a conocer antiguos procedimientos a través de sus blogs, por ejemplo, que están disfrutando de trascendencia en las pistas de baile o en cualquier espacio donde se programe música. Nunca investigar había estado tan a mano del propio consumidor de música y eso, por fuerza, tiene una traslación en la pista de baile.

En todo caso la música necesita de nombres y caras para propagarse con más intensidad y usted es una de las más conocidas en estos términos. El mismo Pete Tong le invitó a pinchar no hace mucho en su Essential Mix de la BBC-Radio 1. La mismísima Inglaterra entera vuelve a agarrarse con fuerza al disco...
Si y en mi país, Noruega, por ejemplo no hemos tenido una tradición demasiado fuerte en materia de música de baile y electrónica de clubs y tal vez por eso ha explotado ahora con fuerza en bares y discotecas. Como que toda esa energía se había quedado acumulada desde los 80's y ahora ha explotado con más fuerza. Es como que los nuevos medios de comunicación en la web han destapado la caja de pandora y ahora todo el mundo busca nuevos registros. De todas maneras se habla también de una escena noruega de nu disco y a parte de Todd Terje y de Prins Thomas no conozco a muchos más productores que hagan lo que nosotros.

Cosmic disco es una buena manera de bailar y de abstraerse del frío que hace en Noruega.
Bueno, es que en Noruega lo que te pide el cuerpo es quedarte cómodamente instalado en casa. Así que tienes que salir como sea para no quedarte encerrado durante meses. Estás obligado a moverte a la acción a la fuerza. El clima no te puede arrugar en mi país.

Más información
Web Oficial: Feedility
My Space: Lindstrøm/Feedility
Bio: Lindstrøm

Compartir