PUBLICIDAD
Alton Miller

Alton Miller

Publicada el 27 Febrero 2007 por David Puente
Alton Miller es de esos Djs que antes de su actuación no tiene miedo en dejarse ver por la barra del Apolo donde va a pinchar en sesión Powder Room y tomar un trago y dejarse llevar por la música del residente y comprobar in situ ese tópico del hilo invisible que conecta a público y a Dj y que efectivamente nadie ha visto pero aquí seguimos todos enganchados a esta magia. Aspecto afable, bonachón, su cara trasmite tranquilidad. Me comenta que la última vez que estuvo en Barcelona vino a pinchar para una fiesta de la marca Marlboro que no es que sea la panacea del riesgo artístico pero que al menos le permitió recorrer España en unos pocos días. ''Estuvimos de gira también por el sur de España, Málaga, Granada... Me sentía como estar en una excursión de japoneses. A tal hora había que comer, a tal otra estar a punto para salir con el autocar. Sólo lo hice una vez. Por cierto, ¿alguien tiene un cigarrillo?''.
Usted siempre ha sido un culo inquieto.
Vivo entre Bruselas y Detroit.

¿No es más cómodo vivir sólo en una ciudad?
¿Quedarse a vivir sólo en un sitio? No, el mundo es muy pequeño.

¿Y por qué vive en Bruselas? Me han dicho que es una ciudad muy aburrida.
No te creas. Cuando estuve viviendo en París tuve que ir un par de veces a Bruselas para pinchar con Osunlade. Hace dos años tuve que volver para pinchar cuatro noches seguidas y decidí quedarme a finalizar mi álbum Souls like mine que saldrá en R2 Records. Es una continuación de Stories from Bohemia. Downtempo, house, afrolatin, spoken word...

Usted está muy relacionado con el sonido africano...
Si, sobretodo con su vertiente más latina. El sonido afro-cubano y el sonido nuyorical de los puertorriqueños que viven en NY es lo máximo. Fania y Willy Colon, por ejemplo, nunca morirán.

¿Al house le pasará lo mismo? ¿Nunca morirá?
No morirá nunca. La buena música tiene algo asegurado: nunca morirá, por eso se sentirá amenazada siempre. Ese es su precio a pagar.

¿Usted está muy interesado en las congas?
Allá por 1988 en un club que se llamaba The Music Institute organizábamos clases de percusión los miércoles y sábados por la noche. Yo no me perdía las clases de djembe y las de conga. Los tocó desde entonces.

¿Cuál es la clave para tocar buena percusión?
¿La clave? Buena pregunta. Como en todo instrumento: aprender lo básico. Aprender los ritmos y las características de cada uno de los bailes en los que te quieras introducir. Hay una conexión entre el percusionista y el bailarín. Si, lo más importante es descubrir esa conexión en apariencia invisible. Pasa lo mismo con los Djs. La clave está en identificar ese hilo invisible que te conecta con la audiencia. Y eso se consigue manejando notas pero también dosificando el tiempo. El manejo del tiempo es muy importante en esas dos actividades. Y con esto quiere decir que lo importante es no precipitarse y manejar la situación sin prisas. Nadie puede hacer bailar a la gente sin el tiempo necesario.

¿Entonces tocar un instrumento y pinchar discos vienen a ser lo mismo?
En algunos casos. En el uno contra uno viene a ser lo mismo. Pero cuando tocas o pinchas para más de mil personas la cosa cambia. Todo se pervierte. No hay color. Prefiero pinchar en salas reducidas. Las coordenadas de espacio y tiempo son muy importantes en la tarea de un Dj. Lo fundamental es cómo manejas esas dos variables en función del ritmo. Jazz, r&b, techno son diferentes tonalidades de ese beat que es el germen de todo. Son diferentes acentuaciones del beat. Cuando pinchas para mucha gente debes ser capaz de poder pinchar varios estilos y poner el acento en diferentes posiciones porque de esta manera podrás incitar a diferentes personas. Además, los sentimientos se deben expresar con una paleta de estilos lo más variada posible. Porque los sentimientos son variados.

¿Se siente presionado cuando actúa ante una gran audiencia?
No, pero si que es verdad que me siento menos conectado. Es como si tuvieras que hablar con mucha gente a la vez y encima satisfacerla con tu conversación que, además, debe versar sobre diferentes temas porque cada uno de tus interlocutores tiene sus propios gustos y motivaciones. Nunca puedes meterte del todo en ninguna conversación porque debes intentar hablar con todo el mundo. Imposible profundizar en ninguna charla. Hace un par de domingos pinché con Karizma en Plastic People en Londres que es un sitio pequeño y con escaleras con espacio para 250 personas. Una de las últimas veces en la que podía mantener una misma conversación con todos y cada uno de los asistentes. Eso es magia.

Bueno pero es que además el house es una amalgama de muchas cosas. Nace de la mezcla de muchas sensibilidades.
Nace del Blues, del r&b, del soul, del funk y del disco. Pero hoy en día, ¿quién sabe lo qué es el house? En pleno siglo XXI el house es una gota en un mar de etiquetas.

¿Se pierde usted ante tanto estilo musical? ¿Le estresa tanta nomenclatura?
No, porque yo siempre me quedo con el beat. Mi mente es como un microscopio que siempre detecta la partícula más pequeña de lo que está escuchando: el beat. Una cosa es el nombre que le des a una repetición concreta de beats y otra muy distinta es cómo lo sientas. El acento del beat que te decía antes. La música siempre engancha al público cuando se combinan los acentos.

¿Por qué decidió dejar su hogar?
Pues no lo sé. De eso hace mucho. La primera vez que fui a Londres a pinchar por un par de días tuve que hacer escala en París y me acuerdo que volvía a EE.UU. y ese verano pensé que debía explorar más sitios. Pensé que si me iba a dedicar a la cultura debía conocer diferentes maneras de consumirla y de relacionarse con ella. Hay que incitar a la inspiración y en esos momentos me acordé de París y de que es una ciudad ideal para inspirarse.

¿Un americano explorador?
No, un americano agitanado.

Es extraño porque el americano como en casa no se siente en ningún lado...
Si, al americano medio le crecen raíces debajo de los pies.

Entonces cuando le toca vivir en Bruselas no añora Detroit...
No, porque puedo hacer las mismas cosas en diferentes lugares. La música es mi hogar y siempre va conmigo.

Más información:

My Space: Alton Miller
Bio: Alton Miller

Compartir:

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.