Entrevistas

Metope

Metope

Areal es ese sello de Colonia que hace un lustro tenía que comerse el mundo con un sonido retorcido y bizarro con el que zamparse a aquel minimal algo más pijo y nítido de sellos paisanos como Treibstoff o Sub Static. Con el paso del tiempo Metope and co han acabado deslocalizando la empresa y ahora operan como teletrabajadores en varios puntos del país de la “kartoffelsalat”. Medio año después de editar su primer álbum “Kobol” (Areal Records) Michael Schwanen saca a pasear sus pingüinos digitales por el nuevo club Raum barcelonés. Los que han estado en el Polo Norte afirman que 33 millones pingüinos se lanzan a la vez a las frías aguas del continente helado n¡moviendo el culete en busca de un rayo de sol que les caliente el cogote.

Parece que fue ayer cuando apareció Areal Records pero su sello y el de Basteroid ya lleva entre nosotros un tiempo prudencial para hacer balance.
Celebramos hace muy poco el quinto aniversario del sello con una fiesta en Colonia. La verdad es que para un sello pequeño como el nuestro cinco años representan mucho tiempo y más ahora tal y como están las cosas. Pero el principio no fue mucho más fácil porque cuando aparecimos en escena nuestro sonido no era muy común en Europa. de las dificultades siempre tienes que sacar puntos fuertes y la supuesta anomalía de nuestro sonido al final nos ayudó a hacernos un hueco en un mercado que estaba a la baja en materia minimal, con el sonido Colonia si no agonizando si que empezaba a mutar hacia otras sonoridades. Ahí radica la clave de nuestro éxito y el de muchos otros artistas: ofrecer algo nuevo en el momento oportuno. Ahora sería muy difícil destacar del resto si empezáramos a hacer música como en el 2001 porque el sonido de nuevo se ha homogeneizado mucho.

Me imagino que en todo este tiempo habrán contado con auténticos pelotazos en cuanto a notoriedad mediática y lo que es más importante en cuanto a ventas…

Los discos más vendidos han sido el recopilatorio “2Rabimmel 2Rabammel 2Rabum 2Bum Bum” y el álbum “Blondie” de Ada.

Y su álbum “Kobol” seguro que es el tercero más vendido en la historia del sello…

Si, la verdad es que es el tercero de esa lista. Aunque a decir verdad el disco que nos dio el espaldarazo definitivo fue “Against Luftwiderstand” de Basteroid. Ese fue el auténtico pelotazo.

Un álbum el suyo donde priman los detalles y la voluntad de confeccionar un disco al margen del baile puro de otros hombres fuertes del sello como su socio Basteroid…

A mi me gustaba Warp antes de que se convirtiera en un sello post-rockero. Autechre y Aphex Twin son la razón por la que estoy haciendo música. Es difícil saber que es lo que queda destilado de esos monstruos en mi música pero seguro que si me dedico a ello es gracias a su influjo. Espero que ahora nadie los odie por ello.

Eso si, con la línea de bajo siempre en primera línea de fuego.

Es muy importante para mi. Si no consigo una buena secuencia de bajo prefiero dejar el tema por imposible y probar otras cosas. Tengo un arsenal de sintetizadores en casa preparados para el ataque cada vez que me meto en el estudio. En 10 años ha cambiado mucho no sólo la capacidad de hacer música en casa si no también el estilo de vida de los que nos dedicamos a esto. Hace una década si querías hacer música tenías que trabajar en lo que fuera para comprarte tus primeros trastos con todo lo que eso conlleva, por ejemplo, una especie de frustración ante un trabajo que no te supone mucho más que dinero, pero que después se ve recompensada con tus primeras máquinas ya en casa. Ahora dispones de softwares a tu medida sin moverte de casa y que imitan casi fielmente todo aquello que hace una década costaba tanto conseguir.

Pero ese pasado siempre le hace fuerte a uno. Lo costoso siempre macera con mucha más intensidad.

Si, el sudor humano siempre se impondrá a cualquier plug-in. Nosotros no es que cambiemos de estilo, es que nos dejamos llevar por nuestros cambios personales. Siempre es más natural y efectivo porque nadie va a cambiar como persona del mismo modo que lo haces tú. Todo afecta a tú alrededor pero ese entorno es tu entorno y de nadie más. Claro que ahora que me he mudado a Berlín igual me tengo que comer estas palabras porque es alucinante: ¡allí todo el mundo produce música!. Vas en metro y de repente te das cuenta que el tipo que se sienta a tu lado habla con su compañero de que está montando un sello. El otro día paseando por mi nueva calle para conocer los alrededores me encontré con Sleeparchive y ya de paso le pedí un remix para el siguiente single de mi álbum. En vez de enviarle un mail como tenía pensado se lo propuse en plena calle.

Eso si que es aprovechar al máximo el "factor humano" aunque usted también se maneja en altas esferas que los Depeche Mode le pidieron un remix de su single “Suffer well”…

Pues si y me comentaron en la oficina que fue gracias a Martin L. Gore. Si, parece ser que es fan de la electrónica de Colonia y nos costa que compra discos de Kompakt. La mayor parte de la nueva hornada de remezcladores de los singles que han ido saliendo de su “Playing the angel” –Michael Mayer, Misc, Basteroid…- es responsabilidad del propio Gore que sugirió a Novamute que yo tenía que estar en esa lista y, claro, cuando me llamaron creía que me estaban tomando el pelo. Después cuando nos dijeron a Sebastian (Basteroid) y a mi que debíamos tener acabados el remix vocal y la versión club en dos semanas nos dimos cuenta que la cosa iba en serio y que debíamos empezar cuanto antes mejor sin tiempo para pellizcarnos.

Hablando de sorpresas: cambia mucho su directo respecto al álbum.

Cambio de live cada fin de semana para no parecer un grupo de rock (risas). Es curiosa esta actitud pop de los nuevos aficionados a la electrónica, siempre reaccionarán mejor si reconocen los temas pero yo necesito variar el tracklisting para no aburrirme. El otro día estuve en Málaga visitando a un amigo que tengo por allí y aproveché para hacer un tema nuevo que voy a tocar esta noche en Raum [jueves 25 de mayo para el lector].

Si antes hablábamos del pasado ahora toca hacerlo del futuro del sello.

Pues no vamos a cambiar las cosas demasiado. Seguiremos trabajando con muy pocos productores fijos: Ada, Konfekt, Basteroid y yo. Representan nuestro activo más importante y debemos mimarlo al máximo. Somos pocos y el trabajo se ralentiza mucho –esas es la razón por la que sacamos una referencia cada dos meses- pero es de este modo como nos gusta trabajar. El núcleo se ensancha geográficamente hablando porque Sebastián se muda a Frankfurt, Ada se queda en Colonia y yo me he ido a Berlín pero para eso está internet, para salvar las distancias. Será una buena prueba para comprobar el efecto de cada ciudad en el trabajo de cada uno de nosotros. Por cierto que Ada y Basteroid están preparando nuevo álbum. Quien lo acabe primero antes lo sacará a la calle.

Decía que Colonia estaba buscando su lugar en el mundo…

Es una ciudad donde normalmente no pasan demasiadas cosas así que se resiste a perder su momento de gloria. En Alemania, como creo que pasa en España, existen dos o tres centros neurálgicos donde disponer de espacio y medios para crear. El resto disfruta de su momento de manera muy puntual, después todo se acaba y es cuando vuelves a mirara Berlín, en mi caso, a Madrid o Barcelona, en el tuyo. Las ciudades compiten por atraer gente creativa porque representan el futuro. Y nadie quiere quedarse sin futuro.

Más información
Areal Records

Compartir