Entrevistas

Juan Atkins

Juan Atkins

Extracto íntegro de la conversación con Juan Atkins a las cuatro y media de la mañana del 25 de septiembre. Mientras espero a que acabe su sesión, pienso que porque se trata del de Detroit, si no uno ya no se queda hasta el final de un festival B.A.M. que este año, por ordenanza municipal, cierra a las cuatro y media de la madrugada y encima sin un whisky que echarse a la boca ni sucedáneos de garrafón que se le parezca por ordenanza del mismo ayuntamiento. “Me he quedado con ganas de poner un disco más. Yo pensaba que venía a pinchar alguien después de mi y que me estaban apresurando porque los horarios de los Djs iban con retraso”, explica “Magic” Atkins, desconocedor de ordenanzas que valgan. Mientras me habla se merienda un sándwich con sabor a after-hours.

Una hora y diez aproximadamente sobre el escenario. En ese tiempo, ¿se ve capaz de mostrar todo lo que tenía en mente?
No, imposible. En una hora y pico es imposible.

Me preguntaba si cambia su discurso cuando viene a pinchar a Europa…
Mi set cambia en cada fiesta. Mi discurso varía dependiendo de la pista. No se trata de una cuestión geográfica, siempre depende de la fiesta. Siempre intento satisfacer las ganas de baile de la gente que ha venido a verme.

Soy muy malo reconociendo temas pero me parece haber escuchado alguna producción europea en su set. ¿Qué productores de por aquí le interesan?
Lo único que sé es que tengo muchos amigos en Berlín y que hacen buena música.

¿Pensó o ha pensado alguna vez en mudarse a Europa, a Berlín, por ejemplo?
No, nunca. Viví en Londres durante cuatro meses y la verdad como en casa no se está en ningún sitio. Uno debe hacer las paces con su lugar de origen. Para mi Detroit es mi casa y uno debe vivir en su hogar.

Además en ningún lugar como en casa para producir música…
No, eso no es cierto porque uno lejos de casa tiene otras motivaciones y miedos que también pueden ayudar en el proceso de creación. Berlín y Tresor han sido muy importantes en mi carrera. Lo siento por Tresor que ha tenido que cambiar de localización. Espero hayan elegido el lugar adecuado porque aquel local transmitía magia.

¿Europa fue tan importante en la expansión del techno como lo fue Detroit en el nacimiento y concreción del género?
Si, más o menos… Oye yo tengo una camiseta como la tuya. Ese logo de Kappa me suena en alguna de las camisetas que tengo por casa. ¿De donde la has sacado?

Bueno, es una camiseta de una revista que se llama Trax... Me habían dicho que el diseño era exclusivo…
Pues yo este logo con los dos chicos escuchando música por unos auriculares lo tengo en alguna camiseta. No, no es exclusivo... Os han engañado. En Detroit este logo lo lleva mucha gente.

En todo caso, no hagamos caso de las modas. Por cierto, he escuchado The Bells en su sesión, ese si lo he reconocido... ¿Se lleva bien con Jeff Mills?
Si, las relaciones son excelentes.

Digamos que ese es el disco fetiche de Mills, ¿Cuál es el suyo? Aquel que siempre tiene a punto en la maleta…
El último disco que he puesto esta noche.

Ostras, me ha pillado en el backstage esperándole. ¿Qué disco es ese que ha puesto para cerrar?
No me acuerdo ni del sello. Es un disco que puede tener perfectamente, yo que sé, veinte años o más.

No me lo puedo creer.. ¿Su disco más querido y no se acuerda del productor?
Sabes… nunca me he preocupado por los datos técnicos de los discos que pincho. Nunca he prestado atención a los discos que pongo. Para mí, los discos funcionan o no independientemente de lo que ponga en la galleta. Por eso nunca me he entretenido en leer los títulos de los discos. Lo sé, es extraño pero es mi manera de ser. Uno tiene que ser personal para lo bueno o para lo malo. Debería poner más atención… pero no puedo (risas).

¿Aprende algo de las nuevas generaciones de productores y Dj?
No, en absoluto. No hay nada que aprender ahí afuera. No sé, no creo que tenga nada que aprender de los jóvenes. No me considero una persona tan abierta de mente como para aprender de los que viene detrás. Antes prefiero aprender del aire que me rodea. Pero también creo que a los Djs de ahora les da miedo tomar riesgos para pinchar música nueva. Todo el mundo sigue a todo el mundo. La importancia del líder está muy presente en todo lo que hacen los Djs de ahora.

¿Qué conexión intenta establecer entre el cuerpo y la mente de los que le escuchan?
El techno viene a decir algo así… quien tenga el control de la mente podrá disponer de poder sobre su cuerpo. Ya lo decía George Clinton: ''Live your mind and your ass will follow''.

Oiga, ¿qué le parece el papel de las nuevas tecnologías en el desarrollo (promocional) de la música?
Me parece que hacen más pequeño el mundo. Yo tomo una foto con mi móvil y la mando a alguien que conozca en Tokio. Esto no podías hacerlo hace unos quince años y es asombroso.

Cierto, es maravilloso pero… ¿es realmente importante?
Si claro. Porque la información circula más rápido y eso nos activa.

Pero ahora todo va demasiado rápido, ¿no?
Ni mucho menos. Eso no es cierto. Sólo tienes que activarte y mirar hacia delante. Recuerda la frase Clinton.

¿Usted se siente activo para seguir pinchando cada semana?
Tampoco pincho cada semana. No ejerzo de Dj cada fin de semana. La semana pasada estuve pinchando en París y lloré. Hacia tres semanas que no actuaba y cuando estaba en cabina se me caían las lágrimas porqué pinché tres temas seguidos que eran increíbles. Pinchar es un acto emocional.

¿Se acuerda de esos tres tracks?
(Risas) Están ahí en la maleta. Lo importante era la conexión que se había establecido entre esos tres temas. Lo maravilloso de todo esto es que a veces no es cuestión de un track concreto si no de su posición en el tiempo.

¿Cuanto tiempo le dedica a mirar la pista para decidir por donde irá su sesión?
Eso funciona disco a disco… Puedes pinchar tres discos de diferentes estilos y funcionar de maravilla dependiendo cuando los pongas. Yo cuando voy a una sesión llego dispuesto a poner todos los que traigo independientemente del estilo. La tarea del Dj es elegir el disco y el momento. Por lo menos eso es lo que yo hago. Algunos Djs pinchan discos para seguir un tren que no tiene porque ir en la misma dirección que sus sentimientos.

¿Y qué piensa usted de sus siempre cuestionadas capacidades técnicas?
Es algo natural. No pienso en ello demasiado. Porque a veces cometes un error que la gente puede escuchar o no. No busco el error porque me gustaría ser lo más perfecto posible pero uno debe de ser honesto y reconocer que eso es imposible. Pero a veces con el error suceden cosas maravillosas. Además son cosas que no puedes volver a repetir porque ha sido un fallo del que te han enseñado a no aprender.

¿Qué está haciendo ahora en Detroit?
Estoy acabando un nuevo álbum que me va a permitir desarrollar un nuevo directo. Si todo va bien estará listo para diciembre. Todavía no tengo casa discográfica ni acuerdo comercial con ninguna así que no te puedo decir.

¿Tresor?
No sé, es posible que lo distribuya en Europa.

¿Seguirá trabajando con sus otros alias, Model 500, por ejemplo?
Oye, es buena idea esa de Tresor. Ya les comentaré.

Más información
Web Oficial: Juan Atkins

Compartir