Entrevistas

Pablo Bolívar

Pablo Bolívar

Cuando uno entra en las dependencias de una distribuidora ves a mucha gente para arriba y para abajo que hace muchas cosas pero no sabes muy bien el qué. Pablo Bolívar es noticia por lo que hace cuando sale del trabajo cada tarde: techno con un pie en el dub de corte berlinés y el otro más bien en Colonia. El cántabro entró a trabajar en Decoder dos meses después de tocar tierra condal: “Vendí la tienda de discos La Industria de Santander a un amigo mío y ahora estoy en el otro lado del negocio, porque ahora le vendo discos desde Decoder Muzique. Aquí me unto de música que no te lo puedes creer con la de discos que pasan por las oficinas”. De entre todos, me comenta que los nuevos sellos españoles que más venden en Decoder son Factor City de Undo & Vicknoise, y Funkdango, sello que gravita en la órbita de la tienda Código Records que factura electro-house a lo Get Physical. De aquí nueve meses oirán hablar de él en las revistas de ideas y tendencias cuando edite su primer álbum en Regular. Nosotros que de eso no tenemos nada claro, le hacemos la entrevista sin tener L.P. publicado.

Su último 12” se titula “Press reset”, está editado en Regular y el título habla de un cambio de actitud. ¿En qué sentido? Significa un cambio casi vital en mi persona porque como sabes soy de Cantabria y sólo llevo seis meses en Barcelona. Allí en mi casa tenía mi negocio con mi tienda de música y cuando se afianzó mi relación con el sello de Jaume Pagès pues lo dejé todo y me vine para aquí. Necesitaba reciclarme en muchos aspectos porque en mi región tampoco hay mucha historia más que contar. Cuando aterricé por aquí tomé contacto con nuevas ideas y, sobretodo, me empecé a relacionar con Iñaqui Marín que me ha enseñado mucho desde que aterricé en Barna. Mi idea sobre como enfocar mi propia música ha cambiado bastante. He pasado de mi rollo deep a una música más pistera. De todas maneras me sigue interesando mucho la música de gente como Mikkel Metal y de sellos como Echocord que es puro techno-dub. A partir de ahora me voy a centrar más en la música de baile profunda pero mental, que se puede bailar si quieres, pero que también puedes escuchar de puertas adentro en tu cabeza. Acabo de terminar la tercera referencia del sello madrileño Software que será el primer ejemplo claro de mi cambio de mentalidad creativa. También seguirá esa línea el Pulsewith 8 en el sello de Swat-Squad. También tengo aquí una aparición en el recopilatorio “Greenpeace” que editó hace unas semanas la distribuidora madrileña Good Mood. Si, además el mío es el primer corte. Es super-ambiental, en realidad son varios paths enganchados, la verdad es que es viejo ese corte. Es una muestra de lo que hacía en mi bunker de Santander. Ese es un proyecto que gestionó Luís Rozalén (HD Substance) y que surgió de una relación con él de hace ya algún tiempo. Es que cuando producía en Santander sólo le mandaba mis maquetas a Jaume (Regular) y a HD Substance para que las publicara en Atlas porque mi música se podía acercar a lo que hacía Noah Pred en las primeras referencias del sello. Por entonces pensaba que eran los dos únicos label serios de todo el país. Ahora la cosa ha cambiado porque ha habido un boom increíble de sellos nuevos. Cada vez es más difícil saber lo que hace gente como tu, es minimal pero también techno. Hablar de techno sirve de más bien poco ahora mismo y muchas veces se queda corto el apelativo, por el contrario referirse a algo en términos de minimal cada vez es más vago. Yo la califico como electrónica de baile. Lo de etiquetar estilos tampoco me gusta demasiado. Es como cuando Kompakt distribuye tu disco y envía una nota de prensa a los medios que afirma que haces “clic dubby minimal underground deep house” y dices, “pues bueno, algo de todo eso habrá”. Con definiciones así es difícil equivocarse. Ante todo estoy muy influenciado por el dub más europeo de gente como Maurizio. Desde que escuché todos esos delays me enganché a ese tipo de filtros y yo al principio lo que quería hacer era un poco ese estilo. ¿Con que tipo de herramientas produce? Antes tenía máquinas pero ahora hago música básicamente con software. Un ordenador potente y mucho software, eso es. Sampleo bastante. Pero de mis propios sonidos, no te creas. Un mismo sonido lo trato en audio, me gusta más que el MIDI y las máquinas porque puedo destrozar más los temas. Bueno, de hecho me tuve que deshacer de mis máquinas cuando vine aquí, tenía la mítica 303 y una RMX 1 de Yamaha, además de cajas de ritmo de Boss. Me dio mogollón de pena tener que vender la 303 que además tenía los botones desgastadísimos porque le metía bastante caña. En el 2003 gana el premio Villa de Bilbao en la categoría de “Propuesta más arriesgada” en el nuevo apartado de “Nuevas tendencias”. Eso estuvo muy bien. No me lo creía porque mandé material por probar a ver que pasaba. Y lo que pasó es que me seleccionaron para la final y cuando llego a Bilbao me doy cuenta que me había dejado la mesa de mezclas. Me la tuvo que traer un amigo a toda prisa mientras me mordía las uñas. Me acuerdo de una banda alemana que se llama Perlon que estuvo actuando con batería, sintetizadores, cantante, guitarra y bajo. Montaron un “picatoste” considerable. La propuesta estaba muy bien, se parecía a lo nuevo de 2raumwohnung. También participó una banda que se llama “Correos y teleorgasmos” que hacían una música parecida a lo que hacen Gescom o Bola. Yo era el único que iba solo con mis máquinas y me llamaban “computer man”. La sala Bilbo Rock tiene un sonido impresionante y eso siempre ayuda. Así que al final, eso, me llevé el premio a “la propuesta más arriesgada”. Del nuevo L.P. que me puede contar. Bueno, del mío poco te puedo decir porque no he empezado a producirlo. Sólo sé que Jaume me pidió que le entregara uno para noviembre de este año. Si todas las referencias salen en Regular cuando tienen que salir yo creo que para noviembre. Será un álbum con matices, al que haya que prestar atención para sacarle todo el jugo. Pero antes, de cara al Sónar, editaremos un experimento a medias con el sello de Swat-Squat, “Mi amigo Pulsewith” con Jaumëtic, Sergei y el mismo Oliver Henares. Paralelamente, en Pulsewith saldrá el correspondiente “Mi amigo Regular”. Pero el que va a romper el molde es el L.P. de Iñaki Marín que se acerca más a la E.B.M. que al sonido original de Regular. Es una “freakada” que no tiene mucho que ver con el “schaffel al estilo Iñaki” de sus primeras producciones. Por cierto, que él y yo vamos a montar una especie de netlabel por internet para promocionar nuestro lado más experimental. Y antes de que se me olvide tengo que decir que voy a colaborar en la tercera referencia del sello de Garcynoise, Justified Cause. Es un sello de aquí más enfocado al house americano. La mayoría de sellos a los que se refiere están distribuidos por la misma empresa, Decoder Muzique que desde hace un tiempo viene copando el mercado con infinidad de nuevos sellos. ¿Eso es bueno o malo? Lo que te puedo decir es que analizamos con lupa todos aquellos sellos nuevos que buscan nuestros servicios. Si no nos gusta no se distribuye. Además les exigimos a los nuevos un avance de las tres primeras referencias para comprobar la línea artística que va a seguir el proyecto. No queremos que las tres tengan que sonar a lo mismo pero si que guarden un mínimo en lo que nosotros entendemos por calidad. Regular lleva un tiempo preparando un cambio de rumbo estilístico. ¿Desde las oficinas del label vallesano le han sugerido alguna dirección artística de cara al álbum? Cuando tú a un artista le dices “quiero un álbum tuyo” es porque te fías de él. Como quien va diciendo, “quiero un hijo tuyo” o “quiero tu semilla”. Así que Jaume deposita toda su confianza en lo que yo pueda entregar. Me encantaría ser capaz de sorprenderle. ¿Y no ha llamado a las puertas de Alemania donde parece que últimamente nos hacen más caso a los españoles? Primero quiero acabar todos mis compromisos de por aquí. Y luego ya veremos, porque en Regular tenemos contactos con Marcel Janovsky y con la gente de Treibstoff en general que ya nos invitaron a actuar en noviembre en Colonia y Berlín. Lo que pasa es que ya tienen una amplia cartera de artistas y, como es lógico, tienen que barrer para casa. ¿Colonia? Nos llevan mucha ventaja en consumo doméstico de música y DVD’s. Todos allí cuentan con un buen nivel de vida y eso facilita que los jóvenes puedan dedicarse a lo que les guste y que, lo que es más definitorio del ambiente de Colonia, siempre impere un buen ambiente entre ellos.

Más información
No Disponible

Compartir