PUBLICIDAD
Luke Vibert

Luke Vibert

Publicada el 21 Marzo 2005 por David Puente
Se llama Luke Francis Vibert. Aunque no lo incluye en sus variadas obras de IDM, acid y post disco, lo de Francis viene por su abuelo. Él, que precisamente parece no tener abuela, siempre en lo suyo y pasando de lo que digan los demás ya sea como Kerrier District, Wagon Christ o cualquiera de sus producciones parapetadas en su nombre de pila. Nos encontramos en el “camarote” del Nitsa donde casualmente todo es alegría y armonía cuando nos visita un artista de las islas británicas. Vibert está explicando batallas sobre su participación de hace un año en un festival itinerante por Australia y Nueva Zelanda de nombre The Big Day Act, en el que compartió cartel con Dave Holmes, Felix Da Housecat, Basement Jaxx, Aphex Twin y Metallica.
¿Tiene mucha relación con Australia?
Bueno antes de ese festival que comentaba había estado un par de veces en territorio australiano porque tengo una hermana viviendo allí, pero es un país complicado porque el billete vale mucho dinero y a menos que te salgan tres o cuatro bolos que repartan los costes es complicado que te contraten para hacer algo por allí.

Antes comentaba que por allí actuó también Richard D. James. ¿Cuál es su relación con él?
Sólo somos amigos, no somos amantes.

Muy bien, hablemos de sus múltiples alias…
Si, por cierto les he traido a los residentes del Nitsa una copia de mi cd “Lover's Acid” en Planet Mu. Tiene un poco de todo, de acid y de… si, de breakbeat… tal y como le gusta a Mike. Bueno, digo flojito lo de breakbeat porque mucha gente relaciona este término con Fatboy Slim. Pero no, no tiene nada que ver, tal vez este disco está más escorado hacia el downtempo.

Por cierto, ¿Que queda de su proyecto de mediados de los noventa junto a Paradinas, “Smooth Helmet”?
Sólo grabamos un tema. L me pasaba sonidos y yo les daba forma. No me gusta trabajar así, me pone nervioso. Es una locura trabajar así. Prefiero la soledad del estudio (risas).

Uno de mis discos favoritos es “YosepH” donde reinventa el acid en Warp.
Si, tiene algo que ver este “Lover's acid” con “YosepH”. Si, además en el disco de Planet Mu incluyo cuatro temas que tenía pensado editar en el L.P. al que te refieres pero por las razones que fueran no cabían y decidí dejarlos en barbecho hasta ahora. Tal vez porque eran demasiado lentos o aburridos. “Lentos y aburridos”, que manera de definir parte de mi nuevo trabajo.

Por qué tardó tanto en grabar un disco largo para Warp. Usted que tiene un estilo tan Warp…
Hice bastantes remixes antes de “YosepH” y tengo muy buena relación con los jefes del sello que son amigos míos desde hace bastante así que era cuestión de tiempo que hiciera algo más consistente, si.

¿Por qué el acid siempre está ahí? Es decir, por qué siempre vuelve?
¿Te refieres al sonido clásico de la 303? No lo sé. No, no se me ocurre una buena respuesta. Tal vez te podría decir el por qué es un sonido tan bueno. Para mi acid house es el principio de todo. Cualquier cosa que hago es acid house, incluso en un contexto hip hop o drum&bass porque para mi la música empezó con el acid y lo es todo. Por eso no te puedo responder a esa pregunta. Incluso el “sampling” tiene que ver con la génesis del acid.

También le está dando mucha vida a su proyecto Kerrier District. Un sonido disco nocturno y emparentado con cierto Italo taciturno.
Tengo más cosas preparadas en la nevera. De momento dos nuevos 12” con un total de seis nuevos temas. El primero lo grabé en la campiña francesa donde estuve pasando una temporada. No tenía previsto grabar nada pero al final me obligué a ello porque a la vuelta de Londres sabía que no conseguiría grabar nada bueno en esa onda. Londres es otra cosa. Es una gran metrópolis con gente muy desagradable por todos lados.

Entonces quedamos en que Londres no es ese gran lugar ideal para producir y donde se encuentran tendencias tan interesantes…
Lo que no se puede encontrar en Londres es un ambiente reposado para grabar algo con cara y ojos. Me interesaba la movida drum&bass de hace unos años pero ahora ya ni eso. Mucha gente esta emigrando a otros lugares como Berlín o Barcelona.

Bueno, Barcelona se está convirtiendo en una ciudad muy cara, al menos, para los nativos…
Ya lo sé. Tampoco hacía tanto tiempo que aterrizaba por aquí y me he dado cuenta que las cosas están tres veces más caras que hace tres o cuatro años.

Aquí tengo un mapa genealógico en el que se recogen todas las etiquetas derivadas de la música electrónica y que se ha editado para unos seminarios donde se explicaban los afluentes de cinco estilos como son el house, el techno, el ambient, el breakbeat y el hip hop. ¿Qué le parece un material didáctico como este?
Para empezar que se han dejado uno de los estilos más estimulantes: el drum&bass.

Está aquí abajo. Se deriva del sonido rave incluido en el apartado genérico “breakbeat”.
De todas maneras, es horrible. Odio los nombres que se utilizan para denominar algo vivo como la música. Una etiqueta es casi como un epitafio. Por cierto, ¿qué es E.B.M?

”Electronic Body Music”.
Hombre, “french touch”, esto si que es bueno. No me gustan las etiquetas porque en realidad son ininteligibles. Buscan encorsetar sonidos que no tienen mucho que ver unos con otros pero que tienen que entrar igualmente porque de lo contrario sería imposible justificar una profesión como la de “periodista musical”.

Volviendo a sus colaboraciones, tiene otra con Jeremmy Simmonds…
Este es un chico que está apunto de editar un álbum en Rephlex con el alias Voafose. A finales de los noventa grabó un L.P. en Lo Recordings (Mike Flower Pops, Aphex Twin, Thurston More de Sonic Youth…).

¿Y lo de Wagon Christ también pasó a mejor vida?
Ese fue un trato que cerré con Ninja Tune hace tiempo para sacar cinco álbumes con una periodicidad de unos dos años más o menos. El verano pasado me comentaron en las oficinas que no tenían mucho dinero y que no podían editar todos los álbumes que yo desearía. De topdas maneras los primeros tres o cuatro álbumes los saqué en el sello Risin High Records, pero ellos tan siquiera me pagaron por los servicios prestados. Si, un caso como el del sello clásico de acid house, Trax, con la salvedad que este tampoco ganaba dinero para los propios gestores. O sea que se fue al garete con un montón de deudas.

Desde un punto de vista técnico. ¿Qué parte de su sonido está intentando mejorar últimamente?
Mis directos en realidad son sesiones que realizo con laptop y con la ayuda del software Traktor y te puedo decir que lo más complicado es darle una sonoridad más potente al bajo. Es de lo que estoy menos satisfecho al utilizar un ordenador sobre el escenario. ¿Por qué lo utilizo entonces? Porque me parece más divertido que pinchar con vinilos. Aprovecho la ocasión para deformar mis propios trabajos que aún no están en la calle y comprobar la reacción in situ del público. Empecé pinchando con vinilos pero desde hace tres que utilizó mi computadora, insisto en que es mucho más divertido. En directo soy yo y mis efectos, apenas utilizo temas de otra gente para ser franco. También me gusta poner temas míos antiguos, no los clásicos pero si que alguno puede ser reconocido por el público que me sigue desde hace tiempo.

Forma parte de los artistas a los que les preocupa la reacción del público?
Si, por supuesto. Me preocupa, claro. No hay nada más horrible que actuar para uno solo. Intento ofrecer diferentes tipos de música…

…para hacerlo más divertido…
¿Divertido? Yo no diría tanto. Si, intento adaptar mi directo a la reacción del público pero no sé si la palabra “divertido” es demasiado apropiada. No me gusta pensar en términos de “diversión” en mis sets.

¿Usted también cree que la creatividad se agotó con la desorbitada técnica que nos rodea?
No, lo que ocurre es que hay muchos más productores que antes. Me acuerdo cuando Aphex Twin empezaba en todo esto todo el mundo decía: “Dios mío, esto es lo más”. ¿A qué ahora esos mismos temas no suenan tan increíbles? La gente se queda encantada en cuanto suena algo nuevo porque todo lo que parece una novedad excita.

¿Cuénteme algo nuevo que se lleve entre manos?
Estoy a punto de finalizar en estudio un trabajo que inicié hace cuatro años, exactamente en marzo de 2001, como Jean Jacques Perrey y que ya casi está a punto. Tengo ocho temas ya acabados. Saldrá a principios del año que viene.

Usted es muy prolífico…
Es que la música es mi trabajo, aún así seguiría haciendo temas. Es la única manera que tengo de ganar dinero, si no fuera así trabajaría en una tienda de discos y por la noche me encerraría en el estudio o algo así. Pero se da la circunstancia que me ganó la vida haciendo lo que me gusta.

¿Ganar dinero se ha convertido en una presión para usted?
Un poco más desde que tengo hijos. Pero no te creas, no. Si no tuviera dinero igual me preocuparía, pero en estos momentos no es el caso. A veces he pensado en hacer música realmente comercial pero no puedo. Ese pensamiento dura muy poco en mi cabeza, lo que tardo en ponerme manos a la obra y crear mi música. Para eso tengo mi proyecto Kerrier District que es algo más alegre, pero una música alegre no tiene porque ser comercial.


Más información:


Compartir:
PUBLICIDAD

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

PUBLICIDAD

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.