Entrevistas

Los Hermanos

Los Hermanos

Nada más entrar por entre en las bambalinas de The Loft se nota en el ambiente un no sé qué especial advirtiendo que esta noche toca acontecimiento único. No sólo se detecta en la gran cantidad de fruta que preside la larga mesa del catering y en el rótulo de la puerta del camerino que avisa que dentro hay estrellas de verdad, si no en un ambiente cargado de tensión ante tanto respeto como profesan a los invitados de turno todos los presentes en el backstage que no son pocos -periodistas, promotores, relaciones públicas-. En total, seis negros de Detroit que imponen tanto por lo que enseñan –arsenal de gafas de sol, gorras, cadenas, dentaduras blancas y perfectas: “cuidado con nosotros que somos los padres del techno”- como por lo que guardan dentro -fe y amor que repartirán entre los asistentes una vez se hayan despojado de la imponente careta exterior-. Una vez acabada la entrevista, Gerald Mitchell que ha llevado la voz cantante durante casi toda la entrevista me obliga a encender de nuevo la grabadora para agradecer su presencia por estos lares: “Gracias a los promotores de The Loft por habernos traído hasta Barcelona y gracias a ellos también por permitirnos compartir nuestra música con vosotros”. Amén.

¿Cual es el papel de confrontación de U.R. en pleno siglo XXI?
(Gerald Mitchell) En contra de lo que mucha gente cree, la nuestra no es una lucha política. Yo sigo creyendo que la lucha de la plataforma se mantiene en el plano estrictamente musical. U.R. nació como medio de resistencia ante fuerzas superiores que nacen del mal, más que como fuerza de confrontación. Preferimos unir antes que separar, por eso, en general, aborrecemos la lucha.

Háblenos de la situación del techno.
(G.M.) El devenir del techno es una representación única del fluir moral, creativo, espiritual de todos y cada uno de sus productores. Todos los músicos tenemos altibajos así que cuando esto ocurre todo el movimiento se resiente de ello. El techno es un todo que depende de las individualidades que lo conforman. Y a mi modo de entender estamos pasando por un periodo de crecimiento. Los Hermanos, por lo menos, estamos en otro nivel muy por encima del “chiquipum-chiquipum-chiquipum”, decantándonos por aspectos más melódicos. De todas maneras, uno no puede llegar a subir otro nivel si no parte de un conocimiento sincero de uno mismo. Y yo creo que Los Hermanos partimos de un nivel de conciencia plena que nos permite mirar nuevas metas. Si, por eso creo que el techno está en un momento bueno.

Se les achaca que el sonido de Los Hermanos se está aclarando y sofisticando demasiado respecto a un pasado mucho más oscuro y acorde con el contexto gris de la ciudad del motor...
(G.M.) Los Hermanos no es un grupo cerrado, es una hermandad de la que pueden entrar y salir diferentes productores que comparten una manera de entender la música. Estos miembros puede que unas veces se decanten por un sonido más oscuro y otras por un sonido más afilado. Eso depende. No tiene sentido encorsetar el sonido de Los Hermanos en unas estructuras fijas porque nosotros mismos como entidad tampoco contamos con una constitución fija. Esa es la idea base de nuestro trabajo.

Siempre se les ha relacionado con una conciencia plena hacia el medio ambiente: “The night of the jaguar” como tema simbólico de esta preocupación ecológica.
(G.M.) Nuestra relación con la naturaleza es puramente espiritual. Todas las culturas parten de una relación primitiva con la naturaleza que les ha hecho progresar en un sentido o en otro. Los pueblos en permanente situación extrema con los medios naturales o atmosféricos, por ejemplo, se han perpetuado como una raza agresiva y guerrera. Así que, la música como acontecimiento global siempre parte de la naturaleza. La música es espiritualidad y es imposible pensar en otros términos. En nuestro estudio de grabación creamos estados de ánimo espirituales y esa magia es la que intentamos reproducir en nuestros discos.

¿Son optimistas en cuanto a la relación entre el hombre y la máquina?
(Santiago Salazar) Para nosotros no es una cuestión de adoptar un postura optimista o no. La máquina nace del hombre y este de la naturaleza, así que la relación entre hombre y máquina debería de ser lo más natural del mundo. Lo que tendríamos que preguntarnos es el por qué esa relación se ha ido pervirtiendo con el paso del tiempo.

Imagino que deben ser muy críticos con la situación política de su país...
(G.M.) Nadie ha podido ayudar a un montón de personas a escapar de un huracán y esa es la realidad política de mi país. Todo el mundo necesita ayuda pero lo que está claro es que ahora es mi país el que necesita que otros países vengan a socorrerlo. Si la gente vive aterrorizada en nuestro país es porque existe una crisis política en EE.UU. Los Hermanos van a hacer algo para contribuir a ayudar a los damnificados. Ya veremos lo que hacemos.

¿Como les ha sentado la reciente marcha de Dj Rolando?
(G.M.) Para mi Rolando no se ha ido. Es mi hermano y un hermano no se va nunca de tu lado... está contigo incluso después de muerto. Diríamos que Rolando está trabajando en otros proyectos y ya está. Tuvimos pareceres diferentes y puntos de vista que a veces eran contrarios. pero como es lógico entre todos los hermanos que viven bajo un mismo techo. Pero aquí me ves, rodeado de mis otros cinco hermanos y no queda otra que seguir adelante. Yo lo quiero. Todos le queremos [Los cinco miembros restantes gritan al unísono: “Si, todos le queremos”].

¿Por qué es tan difícil verles por Europa?
(S.S.) Por qué no estamos focalizados en el individuo. Nos preocupamos más por la música que por el individuo en si. Nuestra manera de entender la música es comunal. Mike Banks y yo mismo producimos bajo el mismo nombre porque no nos interesa que la gente escuche un tema por el simple hecho de que lo haya firmado tal o cual autor. [Está claro que Santiago Salazar no ha entendido la pregunta y se le vuelve a formular aunque permanecerá callado durante el resto de la entrevista –de largo el que más ha disgusto parece de todos los presentes en el atestado camerino-, ahora es Mitchell quien vuelve a tomar la voz cantante].

(G.M.) Sobretodo en el último año y medio hemos venido por aquí más que nunca desde que existimos como banda. No os preocupéis porque vamos a ir viniendo más veces. Nuestro modo de vivir nos empuja a encerrarnos en el estudio y eso supone poco tiempo para viajar. La mejor manera de conocer nuestro trabajo es produciendo en estudio, así que eso es lo que manda en nuestras vidas. De todas maneras, si pertenecemos a U.R. quiere decir que somos underground y eso significa que no podemos estar yendo y viniendo todas las semanas. En eso consiste ser “underground”, chicos, en mantenerse enclaustrado en un sitio oscuro y feo.

Han estado preparando el escenario durante seis largas horas. ¿Que han montado allá afuera?
(Esteban Adame) Nos gusta mezclar en directo el factor humano con las posibilidades que te ofrecen las máquinas. Engrasar esas dos partes tan diferentes cuesta mucho tiempo, de ahí el ensayo previo de esta tarde. En nuestros directos se puede escuchar algo de piano “tumbao” y de funky que son músicas donde se requiere el latido humano más que nunca.

El sentir latino refleja su espiritualidad más que una moda...
(Esteban Adame) Yo soy católico y creo que el hecho de que lo pagano se esté imponiendo a las típicas formas espirituales es un problema que debería resolverse. Yo me he criado en un ambiente cristiano en el que la superstición estaba muy presente con todas esas brujas que asustaban a los niños y tal. Como cristiano que soy creo que lo irracional debería volver a tener un espacio importante en nuestras vidas. Yo creo que deberíamos prestarle más atención a nuestros sueños que son los que nos ponen en contacto con Dios.

(Pope) Dios está en nosotros y debemos hacer caso de nuestro interior y de esa voz que es un reflejo de nuestro yo más puro. Dios habla a través de nosotros y no necesariamente se manifiesta en términos musicales. Todo lo que haces refleja tu yo interno, es decir, tu propio Dios. Haz el bien y Dios se manifestará en tu persona. Por eso hacer música es algo más que tocar instrumentos, es hacer hablar a Dios. Todo lo que dices debe llevar amor, si no tarde o temprano se vuelve en tu contra. Todo lo que hacemos en el escenario es un reflejo de como actúa Dios en cada uno de los miembros de Los Hermanos. Hacemos algo más que tocar instrumentos. Es una experiencia que traspasa la propia musicalidad del acto en cuestión.

¿Y no es complicado llevar la música a un plano espiritual en un lugar como un club donde la gente viene a divertirse?
(G.M.) Mis héroes han sido Carlos Santana, War, Earth Wind & Fire, Parliament Funkadelic... porque en un momento de sus vidas artísticas han tocado mi corazón. Todos ellos contaban con una vertiente claramente espirtual pero sin necesidad de amputar el lado más lúdico de toda esta cuestión. La música abre tu espíritu y que mejor lugar que este donde los corazones deberían estar más predispuestos a abrirse a diferentes estímulos externos. Todo lo bueno que podamos transimitir a nuestro público vendrá rebotado hacia nosotros en forma de amor. Y eso es lo que busca todo el mundo, sea artista o no, sentirse querido. Eso es.

¿Ha perdido Detroit parte de esa espiritualidad?
(G.M.) No, nunca puede perderse algo como la espiritualidad. Se puede llegar a transformar en otro tipo de energía pero nunca desaparece porque si. Detroit es una de las ciudades con un índice más alto de talentos musicales por metro cuadrado. Y este hecho sería imposible sin la espiritualidad necesaria. Y te aseguro que de eso vamos sobrado en Detroit porque hemos pasado crisis económicas y sociales muy importantes. Precisamente, cuando peor lo está pasando una ciudad, un pueblo o todo un país más y mejor puede llegar a aflorar esa espiritualidad a la que nos referimos.

Más información
Web Oficial: Los Hermanos

Compartir