Erol Alkan

Erol Alkan

Publicada el 25 Julio 2005 por David Puente - foto de Xavi Muntané
Erol Alkan nos recibe en su minúscula habitación del hotel del Paralelo barcelonés donde se hospeda. Habla pausado y se acicala el flequillo cada dos preguntas recostado en su almohada antes de hacer doblete nocturno: en una hora pinchará en una fiesta privada en un hotel del que no saben decirnos el nombre –es secreto- y más tarde en el Nitsa de Barcelona donde actuará en el marco del festival Bred & Butter que se ha celebró hace un par de semanas. La excusa para una nueva entrevista en la cama no es otra que la edición de “A Bugged Out Mix by Erol Alkan” en el sello Resist Music (lo que quedó de las cenizas del otrora llamado React Music).

Una de las cosas que sorprende de sus sesiones es su destreza para hilvanar temas de estilos muy diferentes… Si conoces la musicología que encierra cada uno de esos dos temas todo es más fácil. Debes escoger el trozo de track que utilizarás como cemento para mezclar esos dos temas, el resto es pura tecnología, Pioneer CDJ-1000 echa el resto con sus loops. Después hay otros aspectos como lo mucho o poco que hayas escuchado el disco, si no te sabes el tema de memoria y reconoces cuando el tema va a coger carrerilla o entra en fase de desaceleración te puedes hacer un lío. El CD es un buen instrumento para manipular el sonido cuando no eres un genio del turntablism. Alguna revista le bautizó como el Dj de “pop bastardo”. Defiéndase. Me lo puse yo mismo. Una revista de tendencias me preguntaba por un calificativo con el que identificarme en la introducción de una entrevista que me acaban de hacer. Les dije, está bien lo que yo pincho es tan bastardo como popular. Y no era mentira porque cuando mezclas dos discos de orígenes diferentes el resultado es algo nuevo. Se mezclan dos genéticas diferentes y eso crea algo con más fuerza aún que los dos sumandos por separado. Su última creación es su aportación al catálogo “Bugget out” con un doble mix en el que además de incluir hitazos de ayer y hoy nos rescata el clásico disco-gay, “Just an illusion” de Imagination. Es una canción que me acompaña desde que era joven. Mi tío me la pinchaba muchas veces. El primer Cd es el típico Cd que tenía que hacer porque la gente espera que yo sea un Dj de dance. El segundo sería un extra mucho más musical, mucho más personal… La gente dice que el segundo es muy extraño –Campag Velocet, Spacemen 3 o The Concretes, entre el listado- pero a mi me suena muy natural. Para mi es música fabulosa. Si la gente piensa que es extraña pero a la vez se interesa por los temas y sus autores, creo que mi trabajo ha sido realizado de manera satisfactoria. . Los dj's que mezclan guitarras indies y electrónica parece que se vean forzados a pinchar clásicos como para justificar y adecentar su trabajo… Pues sinceramente no lo sé. Yo creo en la gente que pincha lo que realmente le gusta. Me gusta que los Dj's sean pedagógicos que muestren el pasado a los jóvenes. Si, esa es una buena tarea. Creo que se da una relación falsa cuando el Dj se limita a pinchar temas contemporáneos porque sabe que son los que la gente más joven reconocerá inmediatamente. No entiendo a los Dj's de progressive house o de techno, por ejemplo, que han estado pinchando ese estilo durante cinco años y ahora se han cambiado de sonido. ¿Para que haces militancia de un estilo durante un lustro si después vas a pasar de bando? Hay muchos Dj's de house como Claudio Coccoluto, Felix Da Housecat o Armand Van Helden que en los últimos tiempos han virado hacia un sonido más analógico, más cercano al rock … Creo que llegan un poco tarde. Hay mucha gente que está haciendo electrónica muy interesante y eso no hay que perderlo de vista cuando creas que tu estilo está agotado. No se trata de dar palos de ciego, sino más bien de habituarse a escarbar en el subsuelo. Los estilos no se agotan de un año para otro. Nunca creí en la gente que dijo en su día que la música de guitarras estaba finiquitada, como tampoco hice caso de los que proclamaban no hace mucho el agotamiento creativo de la música dance. Toda música es relevante en su tiempo porque te obliga a mirar ese movimiento más profundamente. Si te quedas con la superficie de cualquiera de ellos, te quedas en un reflejo pobre de lo que ese sonido supuso para su época. Nosotros en el club Trash hemos apostado deliberadamente por aquellas pequeñas bandas de indie rock que escriben la letra pequeña de la historia de la música londinense. Además de pinchar y promover Trash en Londres se ha convertido en un remezclador bastante solicitado. En su lista tiene todo un “Rocker” versionado. Les dije tres veces a los encargados de Skint Records que no quería hacer ese remix. Que el tema ya estaba bien como lo habían pensado inicialmente Alter Ego. Porque creo que es el mejor tema de música electrónico en años… Roman Flugel dijo de la remezcla que era la mejor que le habían hecho nunca porque en esta ocasión ni se parecía al original, ni yo había tenido miedo de destrozarlo. Es un tema que me gustaba demasiado como para hacer algo parecido al original. Le tenía el suficiente respeto como para pervertirlo y eso fue bien valorado por sus progenitores. ¿Le parece que ser Dj en Londres automáticamente le abre más posibilidades de conseguir bolos en el resto del mundo? No lo sé. Londres es una ciudad curiosa porque todo el mundo dice que pasan muchas cosas pero en realidad en términos musicales no ha creado demasiados grupos novedosos en los últimos años. En Gran Bretaña despuntan grandes bandas de Liverpool, Manchester, Glasgow o Irlanda pero en relación al número de habitantes que vive Londres su aportación al pop británico se queda corta en cuanto a nuevos nombres. Yo lo único que te puedo responder a tu pregunta es que soy de Londres y que hago las cosas lo mejor que puedo. Entonces quedamos que se encuentra muy a gusto en Trash. Pues si, es mi esposa más fiel. Cada lunes estoy allí pinchando. Si, ya sé que es una noche rara pero mis sesiones funcionan. ¿Público? Tengo a 600 maravillosos jóvenes dándolo todo en la pista. No pincho música electrónica, sólo rock. Hay tantas bandas nuevas de pop-rock en Inglaterra que es un desperdicio no pinchar sus discos en nuestros clubs. Los clubes deben nutrirse de la realidad que hay afuera. Su manera de pinchar en el extranjero debe cambiar… Si, porque mi papel y mi tiempo es diferente al que desempeño en Trash. Aquí en Barcelona no tengo porque cargar las tientas en bandas noveles porque obviamente a la gente le faltan referencias. Además, cuando pincho en el extranjero siempre tengo un espacio más reducido, de no mucho más de dos horas, en el que debo condensar todo lo que voy a expresar. Además, en Trash tengo muchos amigos de hace bastante tiempo, con lo cual existe una empatía muy consistente a partir de la cual es bastante más fácil pinchar. Por el contrario, como pincho en mi club cada siete días y la clientela es bastante fiel, pues no me queda otra que cambiar constantemente de maleta antes de ir para el club.

Más información:


Compartir:

Comentarios

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo