Entrevistas

Dj Expander

Dj Expander

Parece que Portugal se abre a nuevos sonidos. Uno de los representantes de esa apertura se llama Dj Expander, residente de Op-Art en Lisboa y dinamizador de nuevas mezclas que llevarse al oído en nuestro país vecino gracias a la promotora Sonic Culture que está a punto de estrenar sello –distribuido por Kompakt, off course-. El luso estuvo en Nitsa este sábado pasado acompañando a Michael Mayer en la visita periódica del germano al club de Nou de la Rambla. Y es que Mayer sigue tejiendo una galaxia de relaciones y aliados tan inmensa que amenaza en convertir Kompakt en un estilo per se, un género que fagocita todo estilo aprovechable, una escena en si misma que dejará el panorama electrónico en una encrucijada con la que nacerá un nuevo verbo y un nuevo credo: “¿Tu Kompakt o no?” "Si, claro Yo Kompakt".

¿Nombre de pila? Ilidio. Es un nombre muy poco común en Portugal. La única razón por la que me llamo Ilidio es que mi bisabuelo, mi abuelo y mi padre se llaman Ilidio. Es una herencia pesada. ¿Sabe que eso marca mucho la personalidad de una persona? Si, pero ya he hablado con mi padre y le he dicho que yo ya he terminado con los Ilidios en mi árbol genealógico. Si quiere más tendrá que hablar con mi hermano. Mi hijo no se va a llamar Ilidio. Tiene nombre de romance, “Idilio”. Ves, tú también te has equivocado. No es “Idilio”. Mucha gente me llama “Idilio” o “Hilario”… Me llaman muchas cosas menos por mi nombre y esa es una frustración con la que tienes que vivir hasta que te mueras. Artísticamente se llama “Expandir”, que yo supongo que tiene que ver con “expandirse”, con abrirse a algo… Tal vez a la música. ¿Me equivoco? Si, cuando empecé a trabajar en esto me gustaba la música que tenía que ver con expandir, con el techno expansivo… Yo considero mis sets como un viaje, entonces para mí la música tiene que abrir puertas. ¿Como el trance? Bueno, con el trance no me he identificado mucho, aunque si es cierto que me gustan algunas cosas del trance. El componente de “Viaje” que lleva implícito ese estilo se adecua a lo que busco con la música. Pero en general creo que el trance peca de muchas cosas como, por ejemplo, que su composición musical se basa en un principio que no siempre es el de hacer música. Está más relacionado con otros estados mentales y creo que esa música ayuda a elevar ciertos estados pero siempre en un contexto muy concreto, si no se dan esas condiciones el trance como música en sí misma muchas veces no funciona. ¿Qué quiere decir, que el techno es más honesto? Lo que pasa que el techno ha sufrido una evolución y mucha gente hoy en día aún ve el techno como una composición a base de loops repetitivos. El techno a día de hoy es algo mucho más vasto, más amplio… El nuevo techno minimal recoge influencias que van del trance, el techno clásico, el pop… Es muy complicado definir el techno porque yo no pincho el techno tal y como se concibe en Portugal pero soy un Dj de techno. Para mi país, Dj Expander es un Dj de electro. Explíqueme eso de que pincha techno pero se le define como Dj de electro… Es que aquí en España vais adelantados. Si en Portugal se anuncia una fiesta de techno ten por seguro que la música será dura y con un ambiente más bien cargado que seguramente será incluso hostil. El techno en Portugal está muy ligado a este tipo de escena. El house también tiene una fauna muy propia con sus elementos identificadores y todo eso. En Portugal me llaman Dj de electro porque estoy en medio de las dos corrientes más populares. Además, si yo me promocionara como Dj de techno en mi país ningún club me contrataría porque existen muchos prejuicios en torno a este estilo por lo que ya te he comentado antes. Una buena muestra de lo que pincho lo tienes en el Cd mix “Three years of Sonic Cultura” que ha aparecido este mes en la revista especializada en música de baile, Dance Club, y que celebraba los tres primeros años de vida de mi promotora con temas de lo que para mi fue lo mejor de 2004: el sello Sender con gente como Metope, Misc o Weltzwei; Areal Records con Basteroid y Ada; Paul Kalkbrenner y su L.P. “Self”… De todas maneras, en Portugal hay una tradición musical muy grande para que la gente no sepa que define a un estilo y qué a otro. Si, pero desde no hace mucho, después que hayan surgido en mi país promotoras como Sonic Culture a la cual represento y que se ha encargado durante sus primeros tres años de vida de volver a crear un esfuerzo por devolver la música al underground. O por lo menos a llamar a la gente que había empezado en esto de la música electrónica en Portugal pero que se habían retirado por hastío. Con el tiempo hemos creado un movimiento muy grande a base de electro, minimal y todo aquello que se salga de la tangente en cuanto a house y techno comercial. Existen grandes clubs en Portugal como Op-art o el Lux que se han convertido en abanderados de esta mezcla de estilos. Entre el techno duro y el house más dulzón nos hemos metido por medio con una escena que ya no tiene nada que ver con eso. Ahora Michael Mayer es el Dj más famoso de Portugal cuando hace tres años no lo conocía nadie. Bueno, eso también está pasando aquí, sobretodo porque la gente se aburría de los mismos sonidos… El electro que surgió de los ochenta ahora mismo tiene más pasado que futuro, así que no le queda mucho por caminar. Entonces se une al house electrónico y crea otra cosa que parece que tiene tirón entre la gente. El techno minimal de Kompakt también es una fórmula nueva y tiene éxito porque la gente necesita estímulos nuevos. ¿Por que estando tan cerca en España conocemos tan poco de la escena portuguesa? Bueno, conocéis a Del Costa, por ejemplo, porque trabaja para una empresa de Barcelona que además organiza el Sónar. Tenemos un Dj que es super-star en Portugal y además conocido en el mundo entero que es Dj Vibe. Continúa siendo el número uno y yo tengo presente lo que él ha hecho por la música, él fue el primero y por eso es importante. No puedo decir lo mismo de Dj Vibe a día de hoy, pero también es cierto que siempre que pincha se tiene que enfrentar a miles de personas y esa presión existe y no es la misma que la que pueda tener yo en un club como Op-art donde soy residente y donde ya tengo algo “educado” a mi público. ¿Cómo empezó su relación con Michael Mayer? Eso tiene que ver conmigo y con mi evolución personal. Siempre me decanté por lo nuevo, aunque no fuera fácil de asumir por mi oído. La primera vez que Mayer se acercó a pinchar a Portugal lo traje yo a un bar y la sesión fue tan mágica que todo el mundo habló de este set durante días. Ahora es el más conocido. ¿No tiene miedo a que su relación con Kompakt le arrastre hacia una moda pasajera? Yo siempre encaro la música a partir del cambio. Siempre promuevo lo nuevo y no me asusta la fama de Kompakt porque creo que es un respeto merecido. La música siempre está cambiando y nada dura para siempre. Si Kompakt quiere mantenerse donde está se ve obligado a evolucionar y como los conozco creo que va a ser así. Además, Kompakt es una distribuidora y en torno a ella gravitan muchos sellos diferentes y la mayoría muy recomendables. También me interesa llevar a Portugal a los nuevos productores franceses tipo Southsoniks. ¿De España? Bueno, hay que estar muy atentos al L.P. de Ferenc (Fra/Aután) y también me gusta mucho un chico de Madrid que se llama Alex Under. ¿Más que en una cuestión técnica no cree que la producción musical electrónica depende más de una habilidad por coger la tendencia adecuada? Me da la sensación que los artistas parece que tienen más en cuenta el entorno que su propia motivación artística o su capacidad técnica. Si, es verdad, de hecho hay productores que recientemente han cambiado de estilo para no desentonar con el contexto musical. O puede pasar al contrario. Como Laurent Garnier que de tan maduro hace lo que le da la gana sin tener en cuenta lo que se lleva o lo que no, a riesgo de perderse en sus propias divagaciones.

Más información
web oficial

Compartir