Entrevistas

Sergio Patricio

Sergio Patricio

Hace unas semanas, en esta misma sección, Professor Angel Dust nos aclaraba el término más utilizado en los últimos años para definir el pulso de la pista de baile: el groovy. "El groove es el momento en que un ritmo deja de ser matemático y se convierte en sexual" decía el mexicano. Si alguien es capaz de convertir la pista en esa "guarrada" ese es Sergio Patricio. Por lo menos así piensa su amplio grupo de admiradores que revolotean por las cabinas del Nigth Sun Group donde él es el d.j. estrella. Pero como la vida de un d.j. no se debe dejar llevar por la autocomplacencia facilona, hace unos meses decidió meterse en el estudio y en estos momentos está inmerso en la promoción de su primera producción larga "Take the Beat". El proyecto se llama "Big Black Beat" y en él se ha rodeado de muy buenos músicos provenientes de los sonidos más jazzy, Aljosa y Moncho.

Vaya lío en el que te has metido. Con lo tranquilo que está uno en la cabina de d.j. y vas tu y te metes en el estudio. Pero estamos muy contentos, porque a raíz de proyectar esta idea de "Movierecord", que es una idea muy nostálgica que nos toca un poco a todos, nos están saliendo oportunidades como la de grabar el videoclip [del tema "House Movie All Night Long (Movierecord)" que es primer single] en Discothèque. Estamos muy ilusionados y como experiencia está muy bien, pero no veas tu que descontrol, entre técnicos, realizadores, productores, esto es un cotarro bastante fuerte. Donde habéis grabado el video-clip. Se ha grabado parte en Barcelona y ahora lo vamos a rematar en Discothèque. A partir de las tres de la mañana se rodará con público. Pincharemos dos o tres veces el tema para recoger la sensación de directo y comprobar como reacciona la sala y poderlo registrar. Para esta primera producción te has rodeado de gente importante ¿verdad? Si, esta es la oportunidad más grande que un d.j. puede soñar: grabar un disco. Hay d.j.'s como Cristian Varela que ya tienen conocimientos musicales y esa es la manera de enriquecer la música dance. O tienes estos conocimientos o tienes que buscar la ayuda de músicos. Aunque en mi caso la realización ha sido de todos pero complementada por la ayuda de músicos. Si uno tiene la suerte de contar con Aljosa como saxofonista y como técnico de sonido las cosas salen muchísimo mejor. También hemos contado con la voz de Txell Sust y con la colaboración de Jordi Bonell a la guitarra y al bajo. Toda ella gente que está introducida en la música jazz y underground y que están abiertos para disfrutar de la realización de música dance. Un estilo que siempre ha estado en un segundo plano pero que ahora con el auge que está teniendo en todo el mundo permite que participen músicos y que se enriquezca y que demos un paso adelante. ¿La producción es una manera que tenéis los d.j.'s de ganar credibilidad? La intención es que el siguiente trabajo salga mejor. Cuantas más aportaciones podamos dar y recibir mucho mejor. Creo que el mestizaje es el futuro. La fusión de estilos y ritmos puede ayudarnos a descubrir lo que está por venir. Yo firmaría por la fusión de cuantas más cosas mejor, incluso de lo desechable. Todo el mundo te conoce en Barcelona por ser el d.j. titular del Nigth Sun Group. Tienes una profundidad de maleta terrible en cuanto a discos de house y tech-house. Intentas incluir en tu maleta cuantas más cosas mejor. Hay una base que es el house, que es ese ritmo que, vamos, lo siento dentro y que es la madre del cordero en cuanto al sonido que busco y que es hacia donde quiero ir. La aportación de estilos diferentes es la que hace que una sesión sea rica. Siempre me ha gustado investigar la técnica para ser capaz de unir diferentes estilos de la manera más limpia posible. Por ejemplo, para ser capaz de pasar de un groove bastante tribal a un tema más frío, más industrial, que también tiene su calor, claro que si. Cómo llegar a esta fusión es lo que realmente me interesa. Investigo desde el sonido house para fuera. Me acuerdo de mañanas inolvidables en el after Tijuana al lado de la playa en las que tu pinchabas una música tremenda. Lo que ha cambiado la noche barcelonesa en pocos años, ¿verdad? La verdad es que sí. Además es que el Tijuana reunía las condiciones necesarias. Después de una sesión, por ejemplo, en el Discothèque, apetecían esas sesiones tan fresquitas llenas de eclecticismo musical en las que intentabas aportar cosas diferentes. ¿Cuando has salido fuera de Barcelona no te ha dado por probar con otros estilos? Recuerdo cuando estuve en Helsinki hace años y yo llevaba todo bastante tribal, precisamente era la época del Tijuana, y al final tuve que cambiar de rollo radicalmente. Por eso cuando voy fuera siempre llevo dos maletas, una cargada de house y la otra con híbridos de tech-house y otros sonidos. Me gusta fijarme en la gente y en el rollo de la pista e intento adaptarme al groove de la sala. Hay momentos como este de Helsinki en los que endurezco la música. Depende de mi estado de ánimo, cuando acabo la sesión me dejo llevar y es cuando ya me voy de un extremo a otro. Me gusta mucho bailar y estar en la sala con la gente y después aportar mi toque de color, unas veces más tecno, otras más groovy. Te voy a poner en un aprieto. ¿Cuándo disfrutas más pinchando, en el Discothèque o en La Terrrazza? Ostia! A mi me gusta hacer comparativas entre el debe y el haber. ¿Cuántas salas hay en Barcelona cerradas que tengan buen sonido, con unas buenas pantallas para proyectar y que sean de altura,? Podríamos decir que unas cuantas. Ahora, ¿cuántas salas tenemos en Barna al aire libre que podamos cerrar a las seis y media de la mañana sin que molestemos a ningún vecino y estemos en la misma montaña? Sólo La Terrrazza. Realmente, cuando estoy en Discothèque disfruto y la quiero como si fuera mi hija. ¿Que ocurre con La Terrrazza?. Pues que tenemos una sala única. Pero disfruto en los dos lados por igual, de verdad. Cuando uno lleva dentro la ilusión está clarísimo que disfruta pinchando donde sea. Pero claro cuando llega la primavera y se acerca la temporada de verano hay una ilusión general por La Terrrazza. ¿A ti no te pasa lo mismo? Desde luego. Has tenido la suerte de pinchar en los dos locales con maestros del house. ¿Con cual has disfrutado más haciendo el warm up? Con Jeff Mills he alucinado. Técnicamente Mills y Francesco Farfa me han alucinado. Con ellos he estado viendo lo que técnicamente es imposible. Como nacionales me ha gustado Iñigo Oruezabal de la Minimal, que es un tío muy elegante y con unas mezclas muy limpias y pulidas. A nivel de d.j.'s nacionales hay una cantera muy buena. Ahora que he tenido la oportunidad de salir por ahí me he dado cuenta del nivel que hay aquí en comparación con Italia o Francia donde también he estado pinchando en varias fiestas. Ya para acabar. Si tuvieras que elegir un tema de este primer L.P. "Take the Beat", ¿con cual te quedarías y por qué? Para aquellos que buscan un espacio libre por la noche donde poner unos platos y unos monitores y montar un "pollito" en familia yo les dedicaría un tema. Todos nos hemos encontrado alguna vez que unos amigotes han montado una rave y nos han indicado en un mapa, bien o mal, donde está el lugar escogido. A veces, si el trayecto normal hubiese durado una hora y media al final nos hemos tirado cuatro para llegar al sitio. Hay un tema en el disco "Looking for the rave" en el que la voz es del cantante de los Lax'n Busto y el guitarra es Jordi Bonell y que creo que sería ideal para cuando vas de rave.

Más información
::

Compartir