PUBLICIDAD
Ángel Molina

Ángel Molina

Publicada el 14 Mayo 2001 por David Puente
Charlar con Ángel Molina es como hacerlo con uno de aquellos profesores de instituto a los que admirabas, pero que te obligaban a medir tus palabras para no fastidiarla y acabar evidenciando lo inevitable: que él sabe más que tú. Es un ejercicio de encaje de bolillos dialéctico en el que cualquier despiste te obligará a recuperar los números atrasados del Dance de Luxe para volvértelos a estudiar. La precisión discursiva de este hombre es aplastante. Como la de sus sesiones, vamos. Sólo se soflama levemente cuando le hablas de fútbol. La próxima vez hablaremos de cualquier otra cosa que no suene a música celestial: del perenne problema de la inflación en España o del rearme armamentístico en los EEUU de Bush jr. Empollaré para entonces, a ver si le gano.
En esta velada que inicia las noches Minifunk en Lo-li-ta vas a tener el honor de iniciarlas con electro-pop que es algo a lo que no estamos demasiado acostumbrados (la entrevista tuvo lugar horas antes de su set en la sala Sutton de Barcelona ahora rebautizada con el nombre de Lo-li-ta)
Bueno, el término electro-pop es algo que nadie sabe lo que significa. Pero en definitiva será una mezcla entre electro y algo un poco más tecno-pop de los ochenta y del actual. Ahora hay muchos grupos que tiran del tecno-pop.

¿Va a ser por tanto un ejercicio nostálgico?
Va a haber un poco de todo. Tengo preparado algún clásico. Pero no quiero centrarme únicamente en los ochenta porque ya pasaron. Prefiero hacer una mezcla de todo, aunque si que tendrá algo de tributo a los ochenta, pero tampoco sé como van a salir las cosas. Porque aunque tengas una idea de lo que vas a hacer, después todo depende de cómo reaccione el público y de más factores que hagan que todo salga de otra manera distinta. Que no tiene porque ser mala. No me gusta generalmente hablar de lo que voy a hacer porque tampoco lo sé.

De todos modos el Lo-li-ta por sus características se me hace más próxima a sonidos "poperos" que a otros más próximos al tecno.
Si, estuve el jueves por primera vez viendo el concierto de Miss Kittin y tienes razón no es un local para hacer una sesión de lo que habitualmente se entiende por tecno. De ahí la intención de David, el programador del local y d.j. residente como djd, de hacer algo especial con mi set para inaugurar la residencia Minifunk.

En los cinco años que lleváis tirando hacia delante el sello Minifunk no habéis cedido ni un ápice en ofrecer productos de calidad. Esto debe suponer un trabajo de selección de material bastante sesudo, ¿no?
Tal vez el último año fue de bajón para Minifunk. Pero no por ello, aunque a ciertas personas no les guste, ha dejado de editar temas de calidad. De hecho, los próximos trabajos que saldrán en breve van a tirar más hacia el tecno -no muy duro- y serán muy buenos. La calidad es el criterio a la hora de editar. Pero eso si, sin prejuicios respecto a la persona que envía el trabajo ni para su obra. Se dice que últimamente sólo estamos fomentando el trabajo de artistas internacionales, pero eso no es verdad.

Y hablando de calidad. ¿Cómo ves el panorama nacional en materia de música electrónica?
La gente insiste siempre en que estamos detrás. Y creo que debemos ser más optimistas. Si es verdad que no tenemos la tradición de música electrónica que puedan tener Alemania o Inglaterra, pero eso no significa que haya propuestas interesantes y promotores que no haya público... Si que hay escena, pero comparada con las grandes potencias como Francia, que también tuvo su escena con el french house de grupos como Daft Punk y sus imitadores. Ya se verá donde llegamos.

Estuvimos hablando con HD Substance de cómo la gente ahora puede producir música con un equipamiento mínimo, cosa que a él le parecí perfecto. Pero digo yo una cosa, ¿cantidad no es siempre sinónimo de calidad?
No claro, pero es una simple cuestión de estadística. Si en un país hay 10 personas haciendo música será más difícil que haya discos buenos que si se ponen a trabajar 10 millones. Cuanto más mejor. Toda la gente que tenga ganas de hacer algo que lo haga.

Algo debe estar cambiando en este país cuando una emisora como Los 40 principales produce un programa como Sónar 40 en el que tu participas.
En general si que es cierto esto que dices. De hecho, la prueba está en que ahora es posible hacer entrevistas en temas de música de este tipo, siempre y cuando sea interesante. Vosotros ahora mismo me estais entrevistando, pero hace diez años este programa no existiría seguro, ni a mí seguro que tampoco me estarían entrevistando.

Han pasado algunos meses ya de tu gira mundial que te llevó cual rockero "on tour" por países como Singapur o Argentina y ahora imagino debes estar en disposición de hacer un análisis más objetivo de esta experiencia.
Fue una gira totalmente positiva porque todas las fechas salieron bien. Habría que preguntarle a más gente implicada en el proyecto como promotores o clubes, pero yo estoy contento de todas y cada una de las fechas. Claro que te encuentras con locales en los que parece que estás descolocado como en Taiwan o Singapur. En Europa todo fue más normal. Y después en Sudamérica tampoco hubo problemas y destacaría Buenos Aires por ser una ciudad donde este tipo de música se vive bastante como aquí por ser muy europea. Me llamó la atención comprobar como en Argentina conocían bastante de lo que yo ponía.

En el Nitsa estás de residente una vez cada dos meses. ¿Qué te ha hecho cambiar para que aceptes ser residente de algún local?
La verdad es que no cambia demasiado hacer una fecha cada dos meses y decir que eres residente a no serlo porque hay promotores que mandan a un Dj bastante a menudo a una sala y no lo venden como residente. De todas maneras, el Nitsa tiene algo muy bueno y es la libertad para pinchar lo que quieras. El Dj que no hace su sesión en esta sala es porque no quiere. En Nitsa tienes total libertad para hacer lo que te venga en gana y eso es algo que valoro muchísimo.

Explícame una cosa, leí hace tiempo una entrevista en la que comentabas que odiabas una palabra por encima de cualquiera en este mundo de la música: progressive. Me imagino el por qué pero mejor que lo expliques tú mismo.
Je, je, je... En cuanto has empezado la frase sabía que me ibas a preguntar eso. Porque es un invento de la industria. Nadie sabe lo que es progressive. Es un estilo fantasma. En realidad todos los discos son progresivos a su manera. Todos empiezan de una manera, siguen un desarrollo y van a más hasta que acaban. Encima este concepto lo que ha hecho ha sido arrastrar a un montón de gente y confundirlos.

Curiosidad pura y dura. ¿Qué escuchas en casa?
Cualquier cosa que no pueda poner un fin de semana. No escucho mucha gente en realidad. Imagina, entre trabajar en una tienda, llevar un programa de radio y pinchar los fines de semana no me queda tiempo libre. Y cuando estoy en casa prefiero estar tirado viendo la tele. Pero ya te digo, lo que escucho no lo puedo poner en locales por excesivamente tranquilas, excesivamente radicales o excesivamente desfasadas.

Ya para acabar recomiéndanos un disco. O mejor aún descúbrenos una de las joyas escondidas en tu maleta para escuchar los próximos meses.
Hay muchos. Me viene a la cabeza el grupo The Youngsters que editan para Fcommunications. Viene al Sónar a tocar en directo. Me parecen el proyecto de tecno más prometedor en la actualidad. También pienso en Slam, un grupo de Soma, que ha editado un tema llamado Life times que sería un híbrido entre el sonido de Kevin Saunderson y la voz de Erasure. Es muy efectivo y siempre acaba funcionando.

Más información:


Compartir:
PUBLICIDAD

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

PUBLICIDAD

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.