BIOGRAFÍA

El tejano Matthew Dear es la nueva estrella del neo techno minimal con enjundia. Dear es uno de los productores blancos contemporáneos más respetados por la comunidad de Detroit donde vive actualmente y desde donde confeccionó su primer álbum Leave Luck to Heaven editado en la temporada de invierno de 2003-04 en Spectral Sounds (subsello de Ghostly International). Un disco que no pasó desapercibido para medios mainstream como Rolling Stones, Spin, NME y The NY Times y que puso el dedo en llaga de esta nueva ola de productores de minimal bailable. Además de este trabajo de pop minimal muy bien facturado, Dear ha dejado muestras de su clase en sellos como Plus 8 (con su a.k.a. False) y Perlon (bajo el seudónimo Jabberjaw) con el que se ha ganado el corazón de Djs tan importantes como Ángel Molina que incluyó su Lakonic en la segunda parte de su colección Wax Sessions. En 2004 vuelve a editar otro álbum, Backstroke (Spectral Sound), en el que se descuelga con un nuevo catálogo de house bizarro con toques de electro-pop algo alucinado. Cuenta además con otro nickname muy popular entre los aficionados: Audion con el que ha editado otro álbum de techno fracturado, morboso y bien oscuro: Suckfish (2005). Pocos meses más tarde conseguiría hacerse con el título honorífico de hit del año con Mouth to Mouth que en 2006 lo pinchó todo Dj viviente que te imagines desde los cierres de Ibiza, pasando por festivales como Monegros y acabando por otros algo más modestos como el Salamanca Solotech donde varios Djs como Ellen Allien o Dj Hell lo pincharon un par de veces. Ese mismo año 2006 firmó el Fabric 27 como 'Matthew Dear As Audion' y en el que incluyó matraca minimal de la buena de la mano de Billy Dalessandro, Lee Curtiss, Mikael Stavöstrand, Ricardo Villalobos, Robert Babicz o Claude VonStroke, entre otros. En 2007 tiene previsto sacar un nuevo álbum como Matthew Dear, Asa Bread que empieza a promocionar con el single de adelanto Deserter.

REDES SOCIALES







Comentarios


BUSCA OTRO ARTISTA

Por nombre

Por País