PUBLICIDAD

BIOGRAFÍA

Madlib, junto al fallecido J Dilla con el que formó el proyecto Jaylib, es seguramente el productor de hip hop más respetado de la década. Artistas de la talla de Erykah Badu, Kanye West, Talib Kweli... han contado ya con sus servicios a la hora de crear bases musicales para sus últimos trabajos. Su primer vinilo (como Lootpack, un proyecto de hip hop junto al célebre Wildchild) se publicó en 1996 a través del sello que para tal ocasión había creado el padre del propio Madlib. Muy pronto se fijó en ellos Peanut Butter Wolf, fundador del sello independiente Stones Throw, que no tardaría en ficharles. Pero la figura de Madlib ha trascendido mucho más allá de la escena hip hop para convertirse también en todo un referente de la vanguardia musical del s. XXI para los seguidores de la electrónica (a quienes complace continuamente con su prolífica producción de experimentos sonoros en forma de mixtapes) o incluso del jazz (el propio sello Blue Note le permitió en su proyecto Shades of Blue "rejuvenecer" parte de su valioso catálogo original a base de remezclas, retoques y hasta reinterpretaciones en las que Madlib se encargaba de tocar todos los instrumentos...) Su misterioso perfil artístico, repleto de sobrenombres, personalidades inventadas y secretas colaboraciones con otros músicos (Quasimoto, Yesterdays New Quintet, Beat Konducta, DJ Rels...), lleva años generando una casi inabarcable cantidad de lanzamientos, principalmente a través del sello Stones Throw, que revelan el complejo carácter de Madlib y su obsesivo ritmo de trabajo. Electrónica, ritmos africanos, dub, jazz espiritual, películas de Bollywood... son mezclados en una suerte de truco de alquimia del que resultan los beats más inspirados e influyentes que probablemente hayan surgido nunca de una MPC...

Fuente: BBS

REDES SOCIALES

PUBLICIDAD

Comentarios

PUBLICIDAD

BUSCA OTRO ARTISTA

Por nombre

Por País

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.