PUBLICIDAD

BIOGRAFÍA

Asiduos concurrentes de los clubs undergrounds, Casey Spooner y Warren Fischer, se conocieron en 1998 durante una de las tantas alocadas noches que proponía la ciudad de New York. Uno (Casey) se ganaba la vida como performer y videasta experimental, mientras que el otro (Warren) perfeccionaba su educación de músico clásico. Ambos notaron que sus actividades podrían complementarse perfectamente en un proyecto y, durante ese mismo año, unieron sus apellidos para trabajar en canciones bajo el nombre de Fischerspooner.

Con influencias de artistas como David Bowie, Depeche Mode, Soft Cell y Giorgio Moroder, el dúo lentamente comenzó a ser una sensación de las pistas más calientes de la Gran Manzana. Su performance multimedia, donde mezclaban novedosas proyecciones con las bondades del aún joven electroclash, los llevó a ampliar su campo de acción para aterrizar en galerías de arte, desfiles, cócteles sociales y toda clase de evento chic que se pudiera realizar. Durante el 2000 sacan al mercado Emerge, primer single que llega al tope de los charts europeos, y los ubica, junto al DJ Larry Tee y Miss Kittin & The Hacker, en los máximos exponentes del electroclash. Bajo esta etiqueta, un año más tarde editan un EP homónimo, el cual antecedería a #1, aplaudido álbum debut del 2002.

Mientras el sonido que habían ayudado a establecer se marchitaba a pasos agigantados, Cassey y Warren optan por mejorar su propuesta musical, y hacen base en canciones más pop, donde los elementos principales pasan a ser las melodías ejecutadas con instrumentos reales. Tomando los enunciados del electropop, aquellos que habían establecido los Pet Shop Boys hace más de veinte años, a mediados del 2005 Fischerspooner deposita en las bateas Odyssey, un trabajo excitante que cuenta con la co-producción de la estrella electrónica francesa, Mirwais Ahmadzai.

REDES SOCIALES

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

BUSCA OTRO ARTISTA

Por nombre

Por País