PUBLICIDAD

BIOGRAFÍA

Dominic Butler y Mark Yardley son Stanton Warriors. Dominic B define la música de Stanton Warriors como el ritmo de la calle que mueve a todo el mundo. Él mismo recuerda cuando hace unos años se plantaron en el mismo Carnaval de Notting Hill para improvisar un directo que acabó convirtiéndose en la sorpresa del evento londinense, donde no dejaron de bailar miembros de las tribus urbanas más variadas de la capital británica. Dominic B proviene de Bristol, así que su música se nutre de algunas esquirlas del sonido negroide de la ciudad donde nació el trip hop. Por su parte, Mark es natural de Devon y su pasión por la noche le llevó a Dominic aunque también podría haber sido a la inversa porque ambos están locos por la música de clubs. Sus orígenes se encuentran en las fiestas gratis o raves que montaban a mediados de los noventa en el oeste de las islas a las que llegaban en peregrinación miles de personas. La música que se escuchaba en aquellas multitudinarias fiestas era deep house y breakbeat con frecuencias de bajo que nunca más se han escuchado por aquellos lares. Paradójicamente, ahí, en los bosques de Avon fue donde se gestó el ritmo suburbano de los Stanton Warriors.

Mark Yardley había tocado la guitarra y se había sentido atraído por la música de Prince desde los 12 años. Siempre había querido dedicarse a la música. "Si Prince era capaz de tocar 32 instrumentos, yo también sería capaz algún día", reconoce Mark. Los libros de texto de la universidad de Salford durante dos años le enseñaron que la teoría siempre sería poca si uno no se lanzaba de cabeza a conseguir el sueño. Así que entró como cicho de los recados en el sello 51st de los que más tarde se convertirían en sus mentores, Tuff Jam. En ese mismo sello estaba trabajando de A&R su futuro compañero Dominic B con el que empezó a trazar un plan para desbancar el "speed garage" que por aquel entonces se estaba volviendo muy popular en toda Inglaterra (y que, por tanto, empezaba a perder su esencia). En el estudio de grabación tuvieron oportunidad de hacer algunos arreglos en los que empezaban a practicar una suerte de two-step con originales líneas de bajo y rebozado todo ello con una actitud hip hop que empezó a calar entre los jefazos del sello. Al abrigo de 51st empezaron a editar sus propios temas como What Ya Gonna Do y 2 True, aunque fue con Determined cuando rompieron el molde en los clubs de media Gran Bretaña. Las comisiones de sus remixes empezaron a dejar buenos dividendos así que le vieron salida a todo esto y empezaron a recibir encargos de gente ya consagrada como Missy Elliott, Roni Size o Stereo MCs. Les quedaba muy poco para convertirse en los amos del ritmo gordo y el bajo más grueso si cabe. Una buena muestra de ello la encontramos en su mix para XL de 2001 cuando tejieron The Stanton Session con material de lo más curioso, como una remezcla del Beau mot Plage de Isolée, su remix del Jump 'N' Shout de los Basement Jaxx y su ya por entonces conocidísimo Da virus. Hip hop, house y breakbeat se complementan a la perfección ofreciendo ese sonido de la calle al que se refería Dominic B al principio de este texto. Stanton Warriors han sabido ganarse su hueco entre los seguidores de la escena de breakbeat británica más histriónica que tiene a los Chemical Brothers y los Plump Djs como nombres más reconocidos. De momento el Fabric ya es suyo.

REDES SOCIALES

PUBLICIDAD

Comentarios

PUBLICIDAD

BUSCA OTRO ARTISTA

Por nombre

Por País

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.