PUBLICIDAD

BIOGRAFÍA

Richard Davis es londinense pero un día pensó que allí llovía mucho y se trasladó a la ciudad de Berlín donde también está nublado casi siempre pero la vida es más relajada. Y si uno vive sin stress pues como que puede mirar por la ventana en un día lluvioso como el de Londres y preparar hermosas canciones de orfebrería minimal que tanto distinguen a nuestro enjuto héroe de las de otros artesanos de micro-house centroeuropeo. Dulces melodías, bases al ralentí al punto justo para no perder el groove, sonidos nítidos y una voz que a veces suena a crooner desesperado y otras a dandy con estilo y mundo recorrido. Y así lleva editados un par de ''long plays'' que son una delicia escucharlos con la puerta del cuarto trastero de tus sentimientos abierta de par en par. Debutó en largo con Safety (Punk) del que se podrían destacar perlitas como In the air o Those moves y que tuvo cierta continuidad con Details (2005) en Kitty-Yo. Nadie mejor que él nada en las procelosas aguas de la ñoñería romanticona sin ser cargante. Un monstruo de feo y cariñoso.

REDES SOCIALES


BUSCA OTRO ARTISTA

Por nombre

Por País

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.