PUBLICIDAD

BIOGRAFÍA

Lawrence Ritchie y Andy Riley forman parte de la escena del norte de Inglaterra que a principios de los noventa bullía gracias a las free parties espolvoreadas por todo el país. Se conocieron en 1993 en una de esas soundsystems que se dedicaba a organizar fiestas por el campo, Smokescreen Sound System, una de las pocas que promovía el deep house como música protagonista de unas fiestas en las que también podía esucharse jazz y funk. Una vez la presión gubernamental asfixió todo ese movimiento Lauren y Andy decidieron unir fuerzas para producir material que fuera pinchable en los clubs que tomaban el testigo a las raves gratuitas. Crearon el estudio de grabación To ka Project donde contaron con la colaboración de Steve Walker y Jason Cowley. Una vez tuvieron el material necesario se hicieron fuertes en el sello propio Drop Music con el house de calidad por bandera utilizando varios alias como Party Criminals, In House Alterations, Grand Theft Audio y Big Audio Spidermite. La mayoría de sus producciones se parapetan en aspectos del jazz, del funk, una percusión dinámica y voces sensuales. Como Djs gustan de mezclar disco, todos los estilos de house habidos y por haber y salsa y demás músicas con sangre latina. Un coctail que han escuchado ya en clubs tan prestigiosos como el Amnesia de Ibiza, Fabric, Back to basics y The End en U.K. y celebraciones monumentales como el Dance Valley holandés. En cuanto a producciones han picoteado en sellos como 20:20 Vision, Panhandle Records, Vista, Siesta, Sunflower, NRK o Low Pressings. Sus temas han sido licenciados por compilaciones como Global Underground y Nite Life. En 2001 editaron su primer álbum, Creative Spaces, donde resaltaban melodías groovies. La edición en vinilo apareció con los temas mezclados como un Cd mix al uso. En la actualidad han parado de producir para volver a los ruedos nocturnos con sus sesiones de house.

REDES SOCIALES


BUSCA OTRO ARTISTA

Por nombre

Por País

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.