PUBLICIDAD

BIOGRAFÍA

Richard Fearless y Steve Hillier han demostrado desde 1997 que el rock y el pop no están en absoluto reñidos con la electrónica. En su primer álbum Dead Elvis (Concrete 1997), Death in Vegas consiguieron hacer de Dirt uno de los clips más pinchados por la MTV, que los presentaba como una de las promesas independientes más afianzadas del mercado.

Pero fue con The Contino Sessions (BMG/Time Bomb Recordings 1999) con colaboraciones de artistas como Iggy Pop, Dot Allison o Bobbie Gillespie de Primal Scream, y gracias a la valiosa ayuda de Tim Holmes, que se ganaron la confianza de un público ávido de nuevos sonidos. The Contino Sessions fue el disco que les llevó a lo más alto de la escena pop-rock independiente. Temas como Dirge o Aisha hicieron de Death in Vegas una agrupación de referencia dentro del panorama musical europeo.

Este 2002 presentan nuevo disco, Scorpio Rising (Concrete 2002), en el que colabora poniendo voz Liam Gallagher de Oasis, Paul Weller o Hope Sandoval. Entre otras colaboraciones encontramos la de Nicola de Adult, en su primer single Hands Around my Throat’ un tema rockero en cuyo single podrás encontrar una remezcla hecha por los detroitianos y que promete ser un auténtico himno en las pistas de baile. Scorpio Rising (Concrete 2002) es sin duda, además de uno de los discos más esperados de este año, uno de los trabajos más sublimes de la banda. Richard "sinmiedo" ha demostrado durante todo este tiempo que también posee una inusitada habilidad como dj. Clubs como Fabric o The Social en Londres o The Loft en Barcelona han visto pasar a este británico por sus platos haciendo de las noches un auténtico viaje sonoro en el que da cabida a estilos como el electro, el techno o el house con gran destreza y habilidad. Señoras y señores, con todos ustedes, Death in Vegas.

REDES SOCIALES

PUBLICIDAD

Comentarios

PUBLICIDAD

BUSCA OTRO ARTISTA

Por nombre

Por País

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.