BIOGRAFÍA

"Soy un artista, un músico, un mago, un escritor, un cantante; yo lo soy todo. Mi nombre es Lee de la jungla africana, originario del Oeste de África. Soy un hombre de algún otro sitio, pero mi origen es África, directamente a Jamaica a través de la reencarnación; renacido en Jamaica...". Productor, compositor y mezclador, Perry nació en St. Mary en 1936 y a fines de los ‘50 hizo sus primeras experiencias junto a Prince Buster, capo del ska jamaicano original. Luego, en los míticos Studio One del talentoso y tirano Clement Coxsone Dodd’s (por donde pasaron los que luego serían los artífices del reggae y del dub en los ‘70) fue uno de los pioneros de la aparición del reggae riddim. En algún momento de los ‘60, al parecer influenciado por King Tubby (el otro genio del dub), creó Black Ark, sus propios estudios, que en un rapto de ira divina incendió. Su influencia es incalculable: cuando Perry produjo la música de unos músicos muy talentosos, conocidos sólo en Jamaica como The Wailers, junto a Bob, Peter y Bunny con la base rítmica de Upsetters (su sello, su banda), integrada por los hermanos Carlton Barret (drum) y Aston “Family Man” Barret (& bass). En esas sesiones, casi en forma simultánea, el reggae y el dub surgieron como las dos caras del mismo fenómeno musical que influyó, con el tiempo, a músicos y productores de aquí, de allá y de todas partes. Aston (bajista también de varios de los más hermosos discos de Augustus Pablo y King Tubby), explicó en su momento que “lo único que hacemos con mi hermano es tocar tratando de que el bombo de la batería siga el ritmo del corazón: eso es todo”. En realidad, a eso se le agregó la mano de Lee Perry, su sensibilidad y su espíritu juguetón para ecualizar esa cadencia ralentizada y convertirla en música, en dub music. Sus credenciales como productor, mezclador, ingeniero de sonido, compositor, cantante e incluso chamán, le han valido el honor -junto a King Tubby- de ser considerado el padre del dub jamaicano. Su carrera se forzó como trabajador durante 7 años en el mítico Studio One y después como promotor de fiestas interminables en su estudio Black Ark, donde a finales de los setenta enseñó al mundo los trucos de un estudio analógico: grababa en 4 pistas pero conseguía las prestaciones de un ocho pistas. Como Jimi Hendrix, como Sun Ra, como George Clinton, como John Coltrane, Lee "Scratch" Perry es uno de esos músicos de piel negra con visiones cósmicas: toda su obra posee ese matiz místico y, como los pares citados, es un innovador en lo suyo, ya que el hombre puede jactarse de haber inventado el dub y de influir tanto en el hip hop como en la electrónica actual. Alguien que, sin dudas, merece el archigastado calificativo de pionero.

REDES SOCIALES



Comentarios


BUSCA OTRO ARTISTA

Por nombre

Por País