PUBLICIDAD

BIOGRAFÍA

Make The Girl Dance, el nombre de una banda, una promesa para las chicas. Desde hace 3 años, este dúo francés recorre los clubes del mundo con una cosa en mente: hacer convulsionar los dance floors a riesgo de parecer carniceros y golpear donde más duele. Desde el primer video clip, y su éxito mundial Baby Baby Baby, navegan entre los hits electro girly (Kill Me) y los ciclones sangrientos (Wall Of Death).

Ahora ha llegado el momento de su primer álbum Everything Is Gonna Be Ok In The End con su salida worldwide el 31 de octubre. Constantemente divididos entre sus diferentes influencias electro, rock, folk y hip-hop, se han decidido finalmente por no elegir. Este álbum tendrá tres partes: Soft, Pop, y Hard. Tres declinaciones de su música para tres estados anímicos diferentes. Al final, son 15 pistas coherentes, con energía crescendo, y mezcladas por Antoine Gaillet y Vicarious Bliss.

Un álbum en ecuación con estos sets que han hecho su temprana reputación, un subidón que sopla aire frío y caliente en el cuello. Se inicia con un leve temblor y termina en un baño de sangre. Pero no se preocupen, sólo es música. Música para hacer bailar las chicas e invitar los chicos a hacer lo mismo.

REDES SOCIALES

soundcloud

SOUNDCLOUD

PUBLICIDAD

Comentarios

PUBLICIDAD

BUSCA OTRO ARTISTA

Por nombre

Por País