PUBLICIDAD

BIOGRAFÍA

Elegancia, finura, clase, estilo y talento son tan sólo algunos de los términos habitualmente empleados al hablar de MouseUp. En una escena poblada de egos, estrellas de tres al cuarto y charlatanes con playlists repletos de hits, nuestro hombre ha conseguido abrirse camino con tan solo la fuerza de su profesionalidad; no en vano se trata de alguien mas interesado en hacer bien su trabajo que en cualquier trazo de estrellato o popularidad: una rara avis en el panorama de los dj's actuales.

Cuenta la leyenda que Salva Coromina era ya un consagrado guitarrista cuando empezó en el mundo de la música electrónica. Tras años militando en un sinfín de bandas locales de diversa índole, se deja arrastrar por la explosión electrónica que arrasa Barcelona a mediados de los 90. Si bien en un primer momento opta por trabajar con cd's, animando eventos con un equipo móvil que traslada de fiesta en fiesta, pronto se deja seducir por la sensualidad y magia del vinilo. Es justo entonces cuando aterriza en un desconocido chiringuito de playa en Mataró que nuestro hombre se encargará de popularizar en un tiempo record: La Sal.

Es también en este estadio primerizo cuando decide dividir su personalidad artística en dos identidades diferenciadas: mientras que MouseUp es el nombre escogido para sus actividades enfocadas a la pista de baile, MouseDown le permitirá explorar todas aquellas sonoridades de corte más relajado o experimental. Una duplicidad e identidades que se traducirá en una ubicuidad en todo tipo de circuitos, de los clubs a los festivales de música experimental.

Su aparición en el festival Sonar 1998, en una aplaudida actuación que todavía muchos recuerdan, marcará su despegue definitivo. Requerido ya por multitud de clubs catalanes, es escogido por Ángel Molina para secundarle en su nueva residencia en el Sppunny de Sabadell. Allí tendrá la oportunidad de perfeccionar sus habilidades en todo tipo de situaciones, desde warm-ups para grandes figuras internacionales a maratonianas sesiones en solitario.

No es de extrañar pues que pronto sus habilidades sean requeridas en la ciudad condal. MouseUp es, junto a djd!, el residente más antiguo del equipo Loft/Lolita, una residencia que le ha llevado desde el antiguo Lolita a su actual localización dentro del complejo Razzmatazz, donde se ha convertido en uno de los clásicos ineludibles de la sala. Dj versátil donde los haya, destaca por su variedad de registros y por su depurada técnica, que exhibe ya sea en elegantes sets donde dominan los sonidos de corte profundo e hipnótico como en energéticas sesiones de techno salvaje.

Como en tantos otros casos similares, la consolidación de su carrera como dj ha llevado a Salva a explorar el mundo de la creación musical, retomando, pues, los intereses de su juventud y aplicando los conocimientos de su ámbito laboral diurno: técnico de sonido.

Sus contadas apariciones discográficas dejan entrever un carácter metódico y, una vez más, un interés por las cosas bien hechas. Producciones que reflejan el lado profundo y elegante de sus sesiones y que tienen una excelente muestra en Spare Time, el proyecto que desarrolla con Undo. No contento con eso, Salva lleva también ya tiempo trabajando con otra de las jóvenes promesas de la ciudad condal: D.A.R.Y.L.. Unas colaboraciones que deberían ver la luz muy pronto en una plataforma propia de la cual se conocen aún muy pocos detalles... secretismo que no debe sorprendernos si tenemos en cuenta que estamos ante un personaje que prefiere que los hechos hablen por si mismos. Solvencia contrastada.

REDES SOCIALES

PUBLICIDAD

Comentarios

PUBLICIDAD

BUSCA OTRO ARTISTA

Por nombre

Por País