PUBLICIDAD

BIOGRAFÍA

Si hay una cosa que a David le saca de quicio, es que le encasilles. Las etiquetas solo sirven para marcar precios. Pero el caso es que le gusta sacarte de quicio. Dicen por allí que cocina estupendamente y que es un devorador empedernido de yogures, además de un cervecero convencido. Aterrizó en Barcelona harán diez u once años para abortar o sabotear sus estudios de arquitectura, sin remordimientos ni frustraciones. Hizo de escenógrafo, maquetista, interiorista, escaparatista y otros trabajos en –ista.

Melómano y activista a partes iguales, este barcelonés adoptivo y treintañero recalcitrante ha despachado, aconsejado, orientado, predicado, aludido, recordado, discutido, recomendado, expulsado, sugerido y educado en dos tiendas musicales de renombre (La Casa -RIP-, Cd.drome durante 5 años) y se puso a esto de pinchar un poco por casualidad, como quien no quiere la cosa. Pasó el Nitsa, sustituyendo a su mentor Sideral (mira por donde...) en pie de guerra (de clubs), y del que fue residente durante tres años. Esto y aquello le llevó a recorrer parte del circuito de clubs o bares condales: el mencionado Nitsa, Astin, Lasal de Mataró, Moog, City Hall, Club13... (sigue pinchando en los tres últimos), de festivales veraniegos (o no): Sónar, 1r Aniversario de Razzmatazz, Benicàssim (4 veces), Monegros, Creamfields-Andalucía..., la geografía española: Madrid, Valencia, Granada, Donosti..., y hasta Berlin (WMF), Ginebra. Su paso por el Sónar 2001 fue más que sonado y recuerda con especial cariño pinchar en la Casa Batlló y una warm-up sesión que se transformó en cálida conversación con su admirado Kevin Shields (My Bloody Valentine). También le citaron entre los 10 mejores djs españoles en la revista Rockdelux en el 2002 y el 2003.

Ahora es el tenaz residente de la sala Lo*li*ta del club condal The Loft. De hecho estuvo en el origen de la creación de Lo*li*ta hace cinco años, escogiendo la plantilla de residentes y partícipe de la programación y línea musical. Recopila, crea y mezcla música(s) para los desfiles de moda de la marca Armand Basi, la cual, necesitada de un rejuvenecimiento y después de cambiar la plantilla de diseñadores (los nuevos talentos Míriam Ocariz y Josep Abril), llamó a su puerta. Ahora es redactor en Sinnamon para la web de la sala Razzmatazz. Ocasionalmente, hace de asesor musical para obras de teatro (General Eléctrica, Roger Bernat & cia) y está ahora trabajando en colaboración con la bailarina y actriz Sonia Gómez como actor y ayudante de dirección en una trilogía de espectáculos.

Suele componer su maleta contando siempre con el bagaje musical de cinco décadas de música bailable tanto como el de las más puntiagudas novedades salidas de bolsas de plástico, sin conseguir nunca evitar el temible excess luggage. De su caja de Pandora de ritmos, melodías, ruidos y furias puede surgir más de una sorpresa. No entiende -o intenta no entender- de géneros musicales, como tampoco entiende de géneros literarios o cinematográficos. Le importan la música, la literatura y el cine como conjunto(s). Intenta en cada una de sus sesiones rescribir la ortografía del baile, ora con una consonante acústica, ora con una vocal electrónica. Con un lento travelling techno o con un cut-up electro. Viva la mezcla, la multidisciplinaridad y el buen rollo.

REDES SOCIALES

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

BUSCA OTRO ARTISTA

Por nombre

Por País

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.