PUBLICIDAD

BIOGRAFÍA

Comienza su profesión de dj por pura vocación y durante dos décadas no ha dejado de evolucionar sin presentar síntomas de agotamiento o letargo. Si algo puede definir su trabajo es una constante inquietud por la música y su irrefrenable pulsión por evolucionar junto con ella.

Entra en contacto con el mundo del vinilo rozando la adolescencia, momento en el que comienza a adquirir sus primeros 12 pulgadas de artistas como Grace Jones y 808 State.

El estreno ante la audiencia llegó en 1993 cuando la legendaria sala Hanoi le invita a residir la cabina. Con esta primera residencia da lugar a sesiones salpicadas de  influencias procedentes del Acid House de Chicago y el, entonces novedoso, Deep House americano forjado en Nueva York y Miami.

Su nombre se consolida entre los deejays más representativos de Madrid a mediados de los 90 con Boccacio After Hours, sesión icónica que se posicionó como el mejor matinal de la ciudad gracias a un sonido excelente, una lograda estética y un ambiente único.

En el año 95 se convierte en residente y promotor de la sesión matinal Midday. Una sesión que durante sus cuatro años de vida contribuyó a la aparición de una generación dispuesta a empaparse de ritmos y sonidos en un momento en el que la escena electrónica no se entendía como en la actualidad. Midday supuso un concepto de after diferente, cuyas aportaciones musicales resultaron decisivas para el estímulo y la apertura de la música de baile hacia sonidos más vanguardistas que transitaban desde el House hasta el Techno más soul. Sin duda, una aportación reseñable motivada  por una esmerada programación que trajo hasta la capital a  referentes de la electrónica nacional e internacional como Herbert, Acquaviva, Swag o Ralph Lawson.

Durante este período su interés musical se centra en la escena británica, alemana y holandesa de mitad de los 90. Movido por todo lo que se desarrollaba en la costa oeste de Estados Unidos, en 1999 vuelve a cruzar el charco para recalar en San Francisco y Los Angeles, puntos neurálgicos de la evolución en su estilo musical de este momento.

1999 marca el inicio de su proyecto más personal y duradero, The Room. Un club que dirige hasta la fecha y que hoy sigue siendo sello incondicional en la agenda nocturna de Madrid. Con The Room se afianza su condición de promotor al dirigir una sesión que evoluciona con constancia,  manteniendo la esencia y personalidad de sus inicios.

Fuera de casa se le ha podido escuchar en Very Disco, Just y Rust en Copenhage, Kadok en Algarve,  Stamheimm en Kassel,  WKS en Schmalkalden y otros clubes de Oporto, Lisboa y Dubai.  Ha participado en eventos como la Copenhagen Fashion Week y Art Futura; entró en la parrilla musical de Festimad y los festivales Urban Party, Fimes y REC; y fué el responsable de la programación musical de las tres primeras ediciones de la Rave del Mercado de Fuencarral en Madrid.

Sus sesiones apuestan por un desarrollo prolongado y sutil de los temas. Sin estridencias, sus mezclas se alargan en justa medida, en armonía, haciéndose  vivas y acompañadas de bajos contundentes lo que permite sostener  el ritmo sin perder vitalidad. Un estilo propio salpicado de reminiscencias de los pioneros del House americano y que en la actualidad apunta hacia el House, Deep Tech y el Techno producido fundamentalmente en Europa y Detroit.

Al límite de corsés estilísticos, Ángel García es un creador de viajes  sonoros, artífice de atmósferas profundas que evocan sensualidad, intensidad y agitación en contextos de armonía  moderada, siempre permaneciendo fiel a la temperatura que en cada caso marcan las pistas.

REDES SOCIALES

PUBLICIDAD

Comentarios

PUBLICIDAD

BUSCA OTRO ARTISTA

Por nombre

Por País