PUBLICIDAD

BIOGRAFÍA

A principios de los años 80 los belgas Front 242 iniciaron una pequeña revolución musical al mezclar punk, sintetizadores y estética gótica. A ese estilo se le definió como EBM, siglas que corresponden a electronic body music. Se trataba de EBM o proto-techno europeo con Front 242ª la cabeza pero no andaban solos, ya que estaban acompañados por otros grupos como Thrill Kill Kult, The Weathermen, los italianos Pankow, los eslovenos Borghesia o incluso Ministry en sus inicios. Y uno de sus principales abanderados fueron The Neon Judgement que nacieron en la órbita de la ciudad belga, no podía ser de otra manera, de Lovaina (muy importante su universidad y la juventud que allí se congrega). Dirk Timmermans y Frank Vloeberghs se enfundaron en cuero para llevar adelante The Neon Judgement que tuvo su época dorada en la primera mitad de los años 80 y que después pareció desaparecer sin dejar rastro. Pero ahora, coincidiendo con esa vuelta a los orígenes de la EBM que se ha despertado entrealgunos DJs y los productores de techno como Terence Fixmer o Blackstrobe, The Neon Judgement han decidido volver a la carga con un recopilatorio de título Box. Reúne sus clásicos hits, oscuros e infestados de ritmos metálicos, junto con nuevas remezclas a cargo de artistas en los que su obra dejó un poso como The Hacker, Tiga o Vive La Fête.

REDES SOCIALES

PUBLICIDAD

Comentarios

PUBLICIDAD

BUSCA OTRO ARTISTA

Por nombre

Por País