8

Hercules And Love Affair - Hercules And Love Affair

[DFA]
Escrito por David Puente, publicado el 07 de marzo de 2008
Comentaba en el número de marzo de la revista Go Mag el periodista Vidal Romero que a EMI le había caído un ángel del cielo cuando se hizo con el catálogo del sello DFA Records porque, de paso, arrastraba consigo otros bombazos mediáticos de tapadillo como Hot Chip. La major iba a por el premio gordo que a priori era LCD Soundsystem pero la pedrea Hot Chip también le reportaba un buen pellizco. Bueno, pues este año ya tiene otro bocado que llevarse a las fauces. El nuevo proyecto de Andy Butler será tres, dos o uno en 2008 con toda probabilidad. Un hype en ciernes que explotará un poco antes de que pisen el escenario de turno del Sónar (por cierto, ya puestos a tirarse al rollo, los gestores del festival barcelonés podrían haberse fijado más en profundidad en la movida cosmic disco que vuelve a hacer furor en todo el mundo). La colaboración de Antony Hegarty de los Anthony & The Jonsons -que no cantará con el grupo en el Sónar, por cierto- ha empezado a hacer pupa entre el público gayer y no tan gayer y sobretodo entre el público amante del disco y los seguidores circunstanciales del disco sound (me da a mi que a estos últimos seguro que les ha hecho más gracia). Hercules & The Love Affair y su disco homónimo suenan resultones y enamorarán tanto a viejas mariconas nostálgicas como a un público sin demasiadas pretensiones arqueológicas por su crossover entre el pop “julandrón”, la new wave pachanguero y el disco tocado por instrumentos “reales”. Todo muy bien dirigido por un Andy Butler con gusto por el Hi-NR sudorosa y el funky de corteclásico. Cuando aún se sonaba los mocos vivió de primera mano en el centro de la movida disco neoyorquina, así que nadie mejor que él para seguir pervirtiendo iconos y clichés de los que parece tan necesitada esta década tan descafeinada que, por cierto, ha tenido que tirar del disco para reanimar las maquinales pistas de baile de tan bisoño siglo. Mal síntoma. Ideal, eso si, para los que conocen el pasado y por tanto saben aprovechar un contexto que les sonríe. Así que esto tiene pinta de ser un “ace” total. Pelotas nuevas.


Más información:


Compartir:

Comenta

¿Quieres leer otra crítica?
Busca en nuestro archivo mensual