PODCASTS

Publicado el 13.02.2012

Under the Radar 031: Zubeldia

En Under The Radar cruzamos fronteras físicas gracias a puertas virtuales como Soundcloud y nos vamos hasta algún lugar del sur de Holanda, en un punto entre Bruselas y Colonia, para fijarnos en un usario de esta red social de lo más VIP (de los VIP marginales que son los que me gustan): Zubeldia. Y decimos que es un nickname de lo más peculiar porque para empezar es la única persona a la que sigue en Soundcloud ese monstruo de los vinilos que es el también holandés Loud-E (aunque un Dj de disco con nombre de ciclista vasco merece una mención en esta web sin necesidad de premisa alguna). Zubeldia es además uno de esos héroes anónimos que anima su cuenta con sesiones muy calculadas, con material por lo general bastante esquivo, gestadas en horario nocturno. Durante el día trabaja en una tienda de discos de Maastricht en la que también vende semillas de plantas de marihuana a turistas franceses y belgas (“una buena manera de aprender lenguas”, añade este animoso selector del disco). Que no está acostumbrado a entrevistas lo denota el hecho de que me comenta que se va a pensar mucho las respuestas. Llegan de vuelta cuatro días después, tan pormenorizadas, que prefiero transcribirlas al español en formato pregunta-respuesta en vez de redactar el texto introductorio convencional con recortes de lo más destacado que es como solemos  presentar normalmente los podcasts de esta sección. “Si alguien quiere verme pinchar que sepa que cada noche tiene las puertas abiertas de mi casa”, nosotros le abrimos las nuestras como homenaje extensivo a esos entusiastas selectores anónimos que tendrá continuación en próximas entregas. Si, es un poco larga. Pero esto es lo que pasa cuando el freak abre la ventana de su oscura habitación y toma la palabra.

Tratándose de un desconocido para el público de aquí tendré que empezar con una pregunta obvia. ¿Donde se le puede ver pinchando fuera de su destacado perfil en Soundcloud?
De momento me prodigo más en fiestas squat de Maastricht y de las afueras de Lieja que en clubs al uso. Aunque tengo algún bolo ya firmado para pinchar en unos dos meses en The Zoo club en la localidad belga de Hasselt.  Al margen de las sesiones en vivo también realizo sesiones para IFM Classix Channel de Intergalactic FM (conocida anteriormente como CBS), la conocida como emisora de I-F. La verdad es que me motiva mucho este tipo de sesiones porque me obliga a seguir buscando material raro dada la especialiación y criterio de los oyentes. Si tuviera tiempo me gustaría entregar un par de sesiones al mes, pero mi trabajo en la última tienda de discos que queda en Maastricht me impide dedicarme en exceso a las mezcas. De hecho muchos de mis  mixes que puedes escuchar en Soundcloud, como este que os entrego a vosotros, están facturados entre la una y las cuatro de la mañana. Claro que no conozco al Dj  que pueda dormir cuando siente la llamada de una sesión dentro de su cabeza...

Háblenos de la escena de disco en Maastricht que, como ocurre con toda Holanda,  parece ser los aficionados españoles del género tienen algo mitificada.
Mi ciudad es una localidad básicamente estudiantil aunque no deja de ser algo pequeña, con una población que ronda los 120.000 habitantes como mucho. Ese trasiego de estudiantes extranjeros que permanecen en la ciudad por un periodo corto de tiempo dificulta cualquier intento loable por crear una estructura de clubs estable y con cierto poso musical. Si quiero escuchar disco en condiciones más o menos decentes me tengo que ir hasta La Haya o en alguna ocasión muy concreta tengo también la opción de desplazarme hasta Amsterdam. En los últimos tiempos han cerrado las pocas opciones disco que quedaban en mi ciudad por varias razones. Los pocos que quedan ya no cuentan con giradiscos porque ya todo el mundo pincha con laptop. Pero es que tampoco quedan ya Djs que pinchen disco o Chicago House. Aquí los gestores se decantan por la vertiente más mainstream del dubstep, el techno house o lo que queda del minimal para atraer al público más joven que es obviamente el que llena los garitos cualquier noche de la semana. Total que las fiestas en casas y naves siguen siendo la mejor opción para salir ahora mismo. Además los bares y similares cierran a las dos de la madrugada.

Explíqueme el por qué de esa afición casi arqueológica de los Djs holandeses por encontrar joyas perdidas de vertientes seminales de la música de club que van del disco al house pasando por el electro o el techno...
Creo que tiene que ver con el tipo de música que se escuchaba en la radio holandesa de finales de los 70 hasta mediados de los 80. Por entonces la gente que quería profundizar en corrientes como el italo o el disco disponía de una gran cantidad de emisoras piratas que en aquella época gozaban de mucho predicamento sobretodo en el área de La Haya y aledaños. Mucho del interés de los Djs a los que te refieres se fraguó en aquellos años dorados de la radio de mi país. Además es que toda esa música causó un gran impacto en los jóvenes de entonces y esa emoción te va acompañando en tu vida. Y te asalta en el momento menos pensado. Como me ocurrió hace unos años cuando escuché de manera consciente el tema I Wanna Fly Away de Blue Russell y empecé a sudar como si de una reacción refleja se tratara.  Lo mismo ocurre con Iceman de Signori Della Galassia. Esas melodías te dejan marcado para el resto de tu vida. Son sonidos que te suenan familiares y dulces, pero con un melancólica que te destroza. Como evocando a esa lejana infancia en la que las escuchaste  por primera vez sin saber que te iban a causar un efecto tan poderoso de manera inconsciente. La mayoría de lo temas que me gustan del periodo que va de 1976 a 1985 cuentan con esa cualidad: ese contraste entre la melancolía más negra y la dulzura más cercana al "kitsch". Muchos de los discos de esa época fueron producidos y distribuidos por la industria del vinilo de mi país. Así que hay muchos vinilos de ese tipo en mercados de segunda mano de por aquí que además están esperando a que los encuentres.

Estaba pensando también en el trabajo de un gigante como Clone, ahora mismo parece una rara avis sobrevolando un  paisaje desolador como es el del mercado de vinilos.
Para mi su trabajo es admirable. Porque son capaces de devolver a la vida piezas de gran calidad que en su momento pasaron desapercibidas y que ahora merecen la oportunidad que supone una remasterización adecuada. Y encima con precios bastante asequibles. Muchas de las publicaciones de clásicos de Chicago han permitido que sus compositores originales hayan visto al menos algo de pasta por su obra original, por la que en su momento no llegaron a cobrar ni un duro. Lo mismo ocurre con otra plataforma como Rush Hour. Gracias a estas dos empresas mucha gente puede pinchar sus clásicos favoritos por una cifra razonable y además sin necesidad de dejarse media vida en originales de precios desorbitados. La gente que se ofende cuando se pinchan clásicos reeditados debería dedicarse a otro hobby al margen de  pinchar música.

Dicen por ahí que es usted amigo de Loud-E y que se van a comprar discos. En los mercadillos por donde pasan ustedes dos no debe crecer la hierba...
Nos debimos de conocer hará un año y medio cuando le compré a través de internet, sin saber quién era él, un doce pulgadas de Ron Hardy y el Woman de Mirage. Sólo unos meses antes había empezado a empaparme de sus sesiones de disco de los 70. Hasta entonces llevaba un año comprando únicamente discos de Chicago house y acid. Como mucho tenía un puñado de discos de italo y poco más. Un dia llegó a la tienda donde trabajo junto a Intergalactic Gary y fue entonces cuando nos dio tiempo a conocernos y a compartir gustos comunes. También vino  verme una noche que pinché en su ciudad  para hacerle el warm up  a Dimitri Kneppers, pionero del house holandés que graba para Planet E, y ya desde entonces no pasa un mes sin que vaya a visitarlo para hablar de música. Y obviamente mi colección de disco ha ido creciendo de manera exponencial a esas visitas. Nuestras compras se planifican como si fueran excursiones a países remotos. Por lo general me quedo a dormir en la pequeña habitación para visitas que tiene en su casa, sobretodo para no perder tiempo y poder visitar esa jornada cuantas más tiendas mejor.  Me encanta ir de compras a los fleamarkets con esas salchichas y esas tortitas tan típicas esperando al final de la mañana. Y me encanta la vuelta cuando conduzco hasta mi casa pensando en esos discos desconocidos, hasta ese momento, que me esperan en el maletero.  Pensando en sus portadas y en lo que contendrán. Es como una lotería en la que no sabes si te tocará un maravilloso tema de space disco o uno horrible de canción ligera. Rard es muy bueno dando consejos para evitar riesgos en esas compras que de otra manera serían totalmente a ciegas.  Aunque a decir verdad, si no fuera por todos esos discos malos que al final acabas llevándote a casa sería imposible calibrar en su justa manera la excitación que produce el descubimiento de un disco sublime que aparece ante tus oídos como caído del cielo.

Dígame entonces donde se pueden encontrar las mejores joyas de su colección... O posiblemente es un secreto que no quiere compartir.
Bueno, las mejores joyas se encuentran ya en mi colección (risas)... Quiero decir que si vas a un mercadillo donde se dice que se han encontrado discos buenos es probable que ya no quede ninguno cuando tu vayas.  Por lo tanto te diría que personalmente  soy partidario de moverse mucho, de los de visitar nuevos mercados y tiendas por donde nunca he pasado antes. Si quiero entregar dos mixes al mes como te he comentado antes debo encontrar muchas joyas y eso requiere de muchas escapadas y horas invertidas.

Bueno pues entonces dígame de qué pieza de las encontradas últimamente está más satisfecho.
De la que estoy más contento estos días es de haber encontrado Liberté de Marc Aryan. Un siete pulgadas de  lo más funky y con mucho swing que me dibuja una sonrisa en la cara cada vez que lo escucho. Entre la chanson y la música disco. Seguro que lo incluyo en mi próximo mix. No es que sea un disco que tenga un gran valor en clave coleccionista pero a veces basta con que te aporte minutos de gloria. Claro que después están los discos de categoría especial que son aquellos que te encuentras a un precio irrisorio y que no te crees hasta que el dependiente te lo confirma con unas palabras que también te suenan a gloria. Me ocurrió hace tan solo unas semanas con Le Troublant Témoignage de Paul Martin que pude adquirir por unos gloriosos 30 céntimos. Uno de esos tracks que me podrían hacer llorar un domingo por la mañana. También estoy muy contento de un LP llamado Un Beauy Monstre de  Georges Garvarentz, una banda sonora de  funk-jazz psicodélico con un track ganador ya desde el título, Haschisch Party.

Y si le preguntara por su disco favorito de la vida...
Tengo muchos favoritos por varias razones. Por ejemplo el primer disco que me compré de música disco fue Come Inside My Love de Bonnie Oliver que escuché por primera vez en un set de Ron Hardy de 1985. Otros discos que me acabaron de enganchar al género son obra de gente como Stratosferic Band, Black Devil, Arpadys, Massiera, Don Ray o Sarr Band. Creo que Garden of Love de Don Ray fue el más importante a la hora de desarrollar mi gusto musical. Otros apuntes así al vuelo serían Campasino de Rinaldo’s Band, los dos LP de Sigma Fay, Lonely Starlight Band y el primer LP de Duke Of Burlington. Este último es para mi uno de los últimos discos verdaderos de los de fumar... no sé si me explico. Tan psicodélico como intenso, simplemente maravilloso.

Entonces digame que debe tener un disco para llamarle la atención de entre todos los qdiscos con los que puede toparse en un mercado.
Para empezar, una portada de lo más extraña y llamativa. Si contiene algún detalle de corte espacial o psicodélico mucho mejor. Eso si, desconfía de los recopilatorios actuales que contengan un título del tipo Discosmic Dance. Una vez el disco ha hablado a través de lo más epidérmico que posee, empiezo a fijarme en los detalles. El año es un buen dato por lo de tener en cuenta las buenas cosechas. Los títulos de los tracks también te pueden inspirar mayor o menor confianza. Si si tienes paciencia y quieres analizar el disco más al detalle te puedes fijar en la marca del surco para saber si el tema en cuestión cuenta con una sección instrumental muy larga. Pequeñas pistas que se van aprendiendo con el tiempo. Es todo cuestión de educación musical y eso se aprende.

Por cierto, ¿tiene alguna idea de música disco facturada en nuestro país?
No mucha a excepción de algunos nombres obvios como Jeanette y su Por Qué Te Vas. Carlos Roamnos también produjo muy buenos discos. Estoy planeando para este verano un viaje de los de “digging” con Loud-E por Bélgica, Francia y llegaríamos hasta el norte de España.  Es probable que para entonces me ponga las pilas en materia de disco español.  Lo bueno de todo esto es que siempre quedará muy buena música por descubrir.

Por cierto, Zubeldia es un nickname de lo más vasco.
Cuando era todavía un adolescente seguía el ciclismo con predilección claro por las etapas montañosas del Tour de Francia. Aunque tampoco me perdía la Vueta o el Giro. Siempre me gustó el equipo ciclista del Euskatel. Siempre esperaba que alguno de sus ciclistas batiera a los franceses que siempre me han parecido muy chovinistas. En aquel equipo vasco corría un tal Haimar Zubeldia del que sobretodo me gustaba el nombre pero no te puedo decir exactamente por qué. Total que cuando me abrí la cuenta en Discogs me vino a la mente el nombre de Zubeldia. Así que el País Vasco y sus ciclistas activa en mi cerebro unos recuerdos que me transportan a mi más tierna juventud. Justo lo mismo que me ocurre con la música disco.

Por cierto, ahora que comenta lo de su cuenta en Discogs. He leído algunas reseñas suyas en esa web sobre discos tan alejados del disco como algunos de Nathan Fake o de minimal centroeuropeo. Usted también se cansó de todo eso...
Bueno, la verdad es que siempre me ha gustado ahondar en una línea musical determinada. Soy de los de picar de aquí y de allá pero soy muy fiel a un estilo cuando me atrapa. Y no lo suelto hasta que lo exprimo del todo. Ahora el 90 por ciento de las producciones que escucho son de música disco pero antes la proporción caía descaradamente hacia el acid house, el sonido Chicago o el italo. Tal vez el único filón que me sigue acompañando así pasen los años es el rocksteady jamaicano: Prince Jazzbo, Joe Gibbs, The Upsetters, Bunny Lee o Prince Far I, entre mis favoritos. Como los primeros trabajos de Bob Dylan, Hendrix, The Doors, Zappa, también tengo predilección por los clásicos del rock. Yo también tengo un hermano mayor que en mi juventud me adoctrinó en lo referente a lo que había que escuchar y sus gustos siempre se movieron en torno a Metallica, Slayer, Tool, Fu Manchu o Kyuss. La electrónica no empezó a interesarme hasta el año 2005 y como ya te comenté antes inicié esta locura de comprar vinilos dos años después.

Y una vez  ya está todo dicho sobre el pasado, explíqueme que proyectos tiene para el futuro más inminente.
Tengo que acabar algunos edits para mis próximas sesiones. Por ejemplo, estoy pensando concretamente en un track antiguo de Barrabas. Si cuentan con buen recibimiento en las redes sociales no descarto planchar alguno aunque sea por propia satisfacción personal. Incluso si a Loud-E le convenciera alguno se lo podría pasar para que los publique en su nuevo sello, Discoïne. Por lo demás estaré ocupado buscando e investigando sobre discos que pra mi ahora son desconocidos. Eso al menos para mi, suena cuanto menos fascinante.

Tracklist
Anarchic System - Musique Suspense
Spaghetti Head - Funky Voodoo
Anarchic System - Generation
Pop Welcome - Call Me In America (Versione Strumentale)
Walter Lory - Sixtynine
Fabienne Sevrin - Il Mondo...Aie!
Midnight Gang - The Whole World Is Singing
Easy Going - Scaredy Cat
Joyce - Sweet Dreams (Part I)
Giorgio - Let The Music Play
Bunny Sigler - By The Way You Dance
Chris Craft - Discosmic Dancer
Message From Future - Robot Is...
Spaghetti Head - Disco Fever
Erotic Drum Band - Action 78
Lonely Starlight Band - Magic Touch
Miquel Brown - The Day They Got Disco In Brazil
Vivien Vee - Remember
Easy Going - Fear
The Rithcie Family - African Queens
Quartz - Quartz
Space Pilots - O.V.N.I.
O.R.S. - Disc Mussorgsky
Laser - His Name Is Charlie
St. John's Ensemble - St. John's Cosmic Concerto
I Signori Della Galassia - Proxima Centauri 
Clubbingspain.com Podcast
MÁS INFORMACIÓN
Soundcloud: Zubeldia
COMPARTE

Avatar de Usuario
orius escribió el 23 Mar 2012, 17:43

Pata negra
Avatar de Usuario
rantanplan escribió el 14 Feb 2012, 13:57

vaya temazos que hay por ahi :D
Avatar de Usuario
Afrostyle escribió el 13 Feb 2012, 18:12

Buen mix! Enhorabuena!
Avatar de Usuario
picacoco escribió el 13 Feb 2012, 17:44

Máquina!
Avatar de Usuario
Clubbingspain escribió el 13 Feb 2012, 11:50

En Under The Radar cruzamos fronteras físicas gracias a puertas virtuales como Soundcloud y nos vamos hasta algún lugar del sur de Holanda, en un punto entre Bruselas y Colonia, para fijarnos en un usario de esta red social de lo más VIP (de los VIP marginales que son los que me gustan): Zubeldia. Y decimos que es un nickname de lo más peculiar porque para empezar es la única persona a la que sigue en Soundcloud ese monstruo de los vinilos que es el también holandés Loud-E (aunque un Dj de disco con nombre de ciclista vasco merece una mención en esta web sin necesidad de premisa alguna). Zubeldia es además uno de esos héroes anónimos que anima su cuenta con sesiones muy calculadas, con material por lo general bastante esquivo, gestadas en horario nocturno. Durante el día trabaja en una tienda de discos de Maastricht en la que también vende semillas de plantas de marihuana a turistas franceses y belgas (“una buena manera de aprender lenguas”, añade este animoso selector del disco). Que no está acostumbrado a entrevistas lo denota el hecho de que me comenta que se va a pensar mucho las respuestas. Llegan de vuelta cuatro días después, tan pormenorizadas, que prefiero transcribirlas al español en formato pregunta-respuesta en vez de redactar el texto introductorio convencional con recortes de lo más destacado que es como solemos presentar normalmente los podcasts de esta sección. “Si alguien quiere verme pinchar que sepa que cada noche tiene las puertas abiertas de mi casa”, nosotros le abrimos las nuestras como homenaje extensivo a esos entusiastas selectores anónimos que tendrá continuación en próximas entregas. Si, es un poco larga. Pero esto es lo que pasa cuando el freak abre la ventana de su oscura habitación y toma la palabra.

:arrow: http://www.clubbingspain.com/podcast/20 ... eldia.html

Comentarios en Facebook

ARCHIVO

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

ÚLTIMOS PODCASTS

27.08.2014
CS Podcast 144: Luis Ruiz
20.08.2014
CS Under The Radar 066: Diego Armando
13.08.2014
CS Podcast 143: Cristian Varela
06.08.2014
CS Under The Radar 065: Dporto

CONTENIDOS ESPECIALES