Responder al tema  [ 8 mensajes ] 
 Artículo: Pureza y adulteración de la cocaina en España 
Autor Mensaje
Avatar de Usuario

Registrado: 28 Ene 2004, 08:57
Mensajes: 4117
Ubicación: Fiestalandia
 Artículo: Pureza y adulteración de la cocaina en España
Eduardo Hidalgo escribió:

PUREZA Y ADULTERACIÓN DE LA COCAÍNA EN ESPAÑA


Eduardo Hidalgo Energy Control


eduardohidalgo@gmail.com


Protocolo para citar este artículo: Hidalgo, E. 2004. Análisis: Pureza de la cocaína en España. Cáñamo, Revista de la Cultura del Cannabis. Número 83. pag 48-53. http://www.energycontrol.org/articlesEnergy/doc38.html


Nota: en esta versión para la web no aparecen los gráficos y fotografías del artículo original.


Introducción

La creencia en la escasa pureza de la cocaína está difundida universalmente, hasta el punto de que es relativamente habitual que los propios usuarios se sientan tan confundidos que lleguen incluso a pensar que no saben como es la coca de verdad. En palabras de Karina Malpica: ?La inmensa mayoría de los consumidores no sabe reconocerla por la sencilla razón de que nunca la ha visto ni la ha probado pura?.

Ahora bien: ¿Qué hay de cierto en todo esto? ¿Es la cocaína de calidad realmente tan escasa o está por todas partes y no nos habíamos enterado? ¿Cuál es el nivel de adulteración? ¿Cuáles son los adulterantes? ¿Qué criterios se pueden utilizar para adquirir cocaína de calidad y evitar que nos den el palo?

A todas estas preguntas trataremos de dar respuesta aprovechando la oportunidad que nos brindó la revista Interviú al solicitar que le consiguiéramos 10 muestras de cocaína para ser analizadas en el Instituto Nacional de Toxicología. Nosotros, además, conseguimos analizar por otras vías otras tres muestras. Los resultados de los 10 primeros análisis fueron comentados por Alberto Gayo en el número 1.424 de Interviú y nosotros cometamos los 13 al completo en este espacio que nos cede la revista Cáñamo.

Tratando de cubrir distintas áreas geográficas de la península, a principios de 2003 adquirimos cocaína en Pontevedra, Vitoria, Barcelona, Madrid, Valencia y Málaga. En aquellos lugares donde fue posible, recogimos muestras de diferentes procedencias, distinguiendo entre aquellas compradas en la calle a camellos anónimos y desconocidos, aquellas compradas en poblados y las compradas a los que hemos denominado ?camellos selectos?, es decir, traficantes conocidos y de confianza. Todas las muestras tenían un peso que iba del cuarto de gramo al gramo y en ningún momento se le comunicó a los camellos que iban a ser analizadas para comprobar su pureza, de modo que la cocaína que nos vendieron era sencillamente la que solían vender, ni mejor ni peor.


Resultados

Las primeras 6 muestras presentan una pureza del 72 al 87 %, habiendo sido adquiridas tres de ellas en poblados y otras tres compradas a camellos selectos.

La pureza de las muestras 7 y 8 desciende a valores que rondan el 50 %. La número 7, adquirida en Málaga a un camello selecto, tiene una pureza del 54,1 % y está cortada con manitol. La número 8, adquirida en Valencia, también a un camello selecto, tiene una pureza del 49,6 % y, además de estar diluida con manitol, está adulterada con cafeína y paracetamol.

A su vez, en las muestras compradas en la calle la pureza desciende a valores del 40 %. La muestra de Barcelona presenta una pureza del 42,1 % y está adulterada con cafeína y fenacetina y la muestra de Madrid está diluida con lactosa y tiene una pureza del 40,6 %.

La muestra número 11 no fue comprada sino que fue recogida del suelo en una gran bolsa en una zona de fiestas de Vitoria, como puede observarse, la pureza es inferior al 2 %, estando compuesta en un 74 % de yeso (sulfato cálcico).

Las últimas dos son muestras de cocaína base (crack) obtenida a partir de las muestras 10 y 1. Los resultados arrojan una pureza del 85 % para la primera y del 16 % para la segunda.


Primeras Conclusiones

La primera conclusión que podemos extraer de estos resultados es que, efectivamente, existe cocaína de elevada pureza y nula o baja adulteración fácilmente accesible para quien se tome la molestia de buscarla mínimamente. Al respecto, cabe considerar que la cocaína de hoy en día no está sintetizada por grandes laboratorios farmacéuticos en sofisticadas y especializadísimas instalaciones que permiten obtener unos principios activos refinadísimos y de purezas cercanas al 100 % sino que se trata de una sustancia sintetizada en laboratorios cutres y clandestinos en los que las síntesis extrapuras o excelsas, como gustan de llamar a las que superan el 90 %, son excepcionalmente raras, siendo lo más habitual que el nivel de pureza alcance como máximo el rango del 80-88 % (Lee, D. 1976). Esto significa, por lo tanto, que las primeras seis muestras no sólo tenían una elevada pureza sino que muy probablemente no habían sido adulteradas desde su síntesis en Sudamérica hasta su adquisición por el consumidor, como demuestra el hecho de que los análisis cromatográficos sólo detectaran cocaína y residuos de alcaloides naturales así como otros subproductos de la síntesis pero en ningún caso diluyentes ni adulterantes añadidos. En consecuencia, podemos ver como en los poblados de las grandes ciudades (de todos conocidos y abiertos 24 horas al día para todo aquel que quiera acercarse), es fácil adquirir cocaína de una pureza que ronde el 70-80 % y que no cuente con adulterantes ni diluyentes añadidos. El precio estándar en estos lugares es de 6 euros la micra (60 euros el gramo) pudiendo comprarse cantidades de una micra en adelante, siempre pesadas en tanita delante del comprador.

Los resultados de las muestras adquiridas en los poblados también nos permiten desmontar otro mito: la calidad superior de la cocaína adquirida en Galicia. De hecho, vemos que entre los poblados a los que acudimos: Bao, Can Tunis y Barranquillas, es precisamente el Bao de Pontevedra el que presenta una pureza más baja: 72,4 % frente al 79,3 y 79,4 % de Barranquillas y Can Tunis respectivamente. A fin de cuentas resulta evidente que, al igual que mucha cocaína de calidad entra y se queda en Galicia, mucha otra de la misma calidad ha de seguir directamente su ruta hasta las grandes capitales de provincia españolas sin sufrir corte alguno en el trayecto, pues, en este sentido, las redes comerciales de la cocaína no han de diferenciarse mucho de las redes comerciales de cualquier otro producto.

Por otra parte, si en los poblados las muestras obtenidas llegaron a alcanzar el 79,4 % de pureza, algunas de las obtenidas de camellos selectos llegaron al 80,9 % y al 87 %, en Vitoria y Madrid respectivamente, lo cual pone nuevamente de manifiesto que existe en el mercado cocaína de alta pureza y que el acceso a ella no tiene porqué ser muy dificultoso, pues estas muestras fueron adquiridas a camellos de confianza iguales a los que puedan tener muchos otros usuarios. Sin embargo, también es importante destacar la variabilidad a la que está sujeto el mercado ilícito de la cocaína, que resulta evidente al comprobar como entre las muestras 1 y 5 existe una diferencia del 10 % de pureza (del 77,4 % al 87 %), habiendo sido ambas adquiridas al mismo vendedor en el transcurso de un mes.

Del mismo modo, también es cierto que dos de las cinco muestras compradas a camellos selectos daban como resultado una pureza media en lugar de alta (49,6 % en Valencia y 54,1 % en Málaga), además de estar diluidas o adulteradas con sustancias como manitol, cafeína o paracetamol, en vista de lo cual cabe concluir que la confianza depositada en el traficante no garantiza por sí misma la pureza de la muestra. Más adelante apuntaremos uno de los posibles determinantes en la variación de la calidad de la cocaína que manejan unos camellos y otros.

En cualquier caso, resulta evidente que la coca de calidad coexiste en el mercado no sólo con cocaína de una pureza intermedia sino también con una de baja pureza. Las muestras callejeras así lo atestiguan: 42,1 % de pureza más cafeína y fenacetina en la que proviene de Barcelona y 40,6 % de pureza más lactosa en la que proviene de Madrid. Lo cual sencillamente demuestra que comprar coca a un desconocido, en la calle o en una discoteca, supone adquirir demasiadas papeletas para que nos den algo de mala calidad. Aún cuando, para llevarse realmente lo peor no hay nada como ir recogiendo del suelo bolsitas de supuesta farlopa, como evidencian los resultados de la muestra número 11 con un contenido de cocaína inferior al 2 %. Conclusión: no todos los polvos blancos embolsados que aparecen por los suelos en las fiestas son drogas de calidad, por lo tanto, si en lugar de desecharlos directamente se opta por recogerlos, lo mejor sería que antes de consumirlos se tratase de analizar su composición al menos con test cualitativos tipo Marquis (anfetaminas) o Scott (cocaína).

Por último, la 12 y la 13 son muestras de cocaína base (crack) obtenidas respectivamente de las muestras 10 y 1. Los resultados son interesantes porque evidencian que, en el caso de la muestra número 12, la conversión de clorhidrato de cocaína a base arroja como resultado un aumento considerable de la pureza: del 40,6 % al 85,9 % aunque, evidentemente, también se reduce el peso. De este modo, queda claro que la conversión a base puede servir como método orientativo para conocer la pureza de la coca (para ello basta con medir el peso antes y después de la conversión), siempre y cuando tengamos presente que la base obtenida no tiene porqué ser, y generalmente no será, del 100 % de pureza, como demuestran los resultados de este análisis. Por otra parte, la muestra número 13 evidencia que, como en todo, puede haber errores y que de no realizar adecuadamente la conversión de clorhidrato a base no sólo no aumentará la pureza sino que incluso podrá reducirse drásticamente: en este caso en concreto pasó del 87 % de pureza al 16 %, probablemente por haber retirado la coca demasiado pronto, de tal modo que se recogió el corte en lugar de la cocaína.


Representatividad de las muestras

Llegados a este punto, hace mucho que el lector se habrá cuestionado la representatividad de un número tan reducido de muestras y, en consecuencia, tendrá serias dudas sobre las conclusiones que hemos ido arrojando hasta el momento. Sin embargo, tal vez esté de acuerdo con nosotros en el valor ilustrativo que tienen cuando constate las sorprendentes similitudes que comparten con los resultados que nos ofrece el Observatorio Español Sobre Drogas (OESD). Según el OESD, resulta que la pureza media de las muestras con un peso inferior al cuarto de gramo es de un valor aproximado al 40 % (44 % exactamente), mientras que las de un gramo tienen una pureza media aproximada del 50 % (51 a 53 %) y las de un Kg del 70 % (71 a 74 %).

Es decir, los valores medios del OESD según el peso son exactamente los mismos que los valores que hemos encontrado nosotros:

? El 40,6 % y el 42,1 % de pureza de las muestras adquiridas en la calle (en bolas de cuarto gramo a 10 euros cada una) se corresponde precisamente con la pureza media (44 %) detectada por el OESD para las muestras de peso igual o inferior al cuarto de gramo (dosis).

? El 72,4 %, 79,3 % y 79,4 % de pureza de las muestras adquiridas en poblados (en los cuales se manejan diariamente kilos de coca), se corresponde con la pureza media (74 %) detectada por el OESD para las muestras que pesan un kilo.

? El 49,6 % y 54,1 de pureza de las muestras adquiridas a camellos selectos de Málaga y Valencia, se corresponde con la pureza media (51 a 53 %) detectada por el OESD para las muestras de un gramo de peso, sugiriendo que, probablemente, se tratase de camellos de confianza que mantienen un pequeño negocio vendiendo moderadas cantidades de coca que generalmente no superan el puñado de gramos en cada partida.

? El 80,9 % y 87 % de pureza de las muestras adquiridas a camellos selectos de Vitoria y Madrid, se corresponde seguramente con la pureza obtenida por el OESD para las muestras de un kilo, pues hay que tener en cuenta que, siendo la pureza media del 74 %, necesariamente habrán tenido que aparecer muestras de una pureza superior (e inferior, evidentemente). Lo cual sugiere que posiblemente se trate de camellos de confianza con un volumen de ventas elevado o especialmente escrupulosos con el corte.

Además, los datos del OESD son comparables a los facilitados por el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías que, en su Informe de 2003, afirma que ?el grado de pureza de la cocaína es generalmente alto, entre el 45 y el 80 % en casi todos los países, excepto en Irlanda, donde la media era inferior (23 %) en 2001?. Poniendo así de manifiesto que los resultados comentados ni siquiera son exclusivos de España sino que son extensibles a otros estados de la Comunidad Europea.

Volviendo a nuestro país, todavía podemos completar los datos ofrecidos hasta ahora con los provenientes del Servicio de Drogas del Departamento de Madrid del Instituto Nacional de Toxicología (INT). En la Memoria de 2002 de esta institución, puede leerse lo siguiente: ?La riqueza de principio activo es similar a la del año pasado, el 30-40 % en muestras de bajo peso (dosis) y del 70-80 % en las muestras de peso alto?, de modo que vuelve a quedar patente la representatividad de nuestras 13 muestras.


Adulterantes

En la Memoria del INT podemos consultar también los adulterantes detectados en 2119 muestras de cocaína con un peso que iba desde los 2,7 mg hasta más de los 50 gramos. Los adulterantes detectados coinciden en gran medida con los aparecidos en nuestro pequeño número de muestras: cafeína y analgésicos como el paracetamol y la fenacetina. Además, el INT encuentra anestésicos locales (lidocaína y procaína), piracetam, ácido acetilsalicílico, Diurón y Metronidazol. En cuanto a los azucares detectados, los más frecuentes son la lactosa y el manitol, (aparecidas también en nuestras muestras) seguidas del inositol, la glucosa y la sacarosa. Sin embargo no hay rastro alguno de las anfetaminas y del speed que, de toda la vida, los consumidores han dicho que se utilizan para cortar la coca. Lo cierto es que para encontrar algún tipo de adulterante de efectos parecidos a la anfetamina (más allá de la mencionada cafeína) tenemos que retroceder, si no me equivoco, hasta el año 1996 en el que aparecen muestras de cocaína adulteradas con efedrina (Cabrera, R. & Torrecilla, J. 1998). A la luz de estos datos, por lo tanto, convendría empezar a pensar que la adulteración de la coca con speed a día de hoy es tan sólo un mito más de los consumidores. Un mito que probablemente tenga relación con el efecto de agarrotamiento mandibular que a veces produce la cocaína y que erróneamente se atribuye a la adulteración con speed. De hecho, habiendo probado farlopa del 79, 80 y 87 % de pureza sin rastro alguno de anfetaminas, puedo constatar que algunas muestras de coca tienen un potencial más marcado que otras para producir el mencionado agarrotamiento, influyendo, además y evidentemente, la dosis consumida y la idiosincrasia individual. La explicación a este fenómeno tal vez la podamos encontrar en el libro de David Lee ?Cocaine Consumer´s Handbook?, cuando nos dice que ?hay dos tipos principales de plantas de coca, que difieren una de otra del mismo modo en que se diferencian las distintas variedades de café o marihuana. La variedad boliviana reacciona de forma bastante fuerte en el sistema nervioso mientras que la peruana despliega unos efectos más limpios y suaves. Los efectos pueden cambiar dependiendo del lugar donde se refine y de la técnica que se utilice?. En cualquiera de los casos, si al lector le ha sorprendido el descubrimiento de que no se hayan detectado muestras de cocaína adulteradas con speed, seguramente quede estupefacto al saber que lo contrario si que ha pasado, es decir, se han detectado muestras de speed adulteradas con cocaína. Algo que en principio rompería con toda lógica ha sucedido este mismo verano, como así lo atestiguan las dos muestras de pitxu (ambas en polvo, aunque una fue posteriormente encapsulada para su mejor manejo) analizadas por Energy Control en Agosto de 2004. Ante tales resultados, lo primero que me vino a la cabeza es que precisamente a lo largo de este último año había empezado a circular metanfetamina de elevadísima pureza que los consumidores denominan pluma y que los camellos venden a 70 euros el gramo, (es decir, más caro que la coca), en vista de lo cual podría ser posible que la adulteración con cocaína pudiera tener sentido y rentabilidad para algunos traficantes. Sin embargo, pronto me informaron de que tales muestras habían sido adquiridas como speed normal y corriente (20 euros el gramo) por lo que la mencionada hipótesis quedaba invalidada. En consecuencia, las únicas explicaciones lógicas que alcanzo a imaginar harían referencia a algún error cometido al manipular los cortes, las papelinas o los utensilios (cucharas, cuchillos, etc.) utilizados para manejar partidas de coca y speed de modo que, en algún punto, este último haya quedado contaminado o haya sido involuntariamente mezclado con la cocaína que hemos detectado en los análisis. A fin de cuentas, estos casos no deben ser del todo infrecuentes, como queda de manifiesto al consultar los análisis del INT del año 2000, donde se encuentran unas muestras de cocaína aparentemente adulteradas con derivados cannabicos, lo cual, sin lugar a dudas, tiene como única explicación que la muestra de coca habría entrado en contacto con una muestra de cannabis o marihuana falseando así los resultados de los análisis.


Conclusiones Finales

A modo de conclusión, podemos decir que todos los datos provenientes de los análisis de laboratorio que hemos tenido ocasión de consultar vienen a indicar la existencia de diferentes grados de pureza en función del peso de la muestra o de las cantidades que maneje el traficante. De este modo, la cocaína de elevada pureza (70-80 %) sería más fácil encontrarla en muestras que pesasen más de 10 gramos (sobre todo en las de kilo) o en muestras de bajo peso distribuidas por traficantes que manejasen habitualmente grandes cantidades, por ejemplo, los poblados o determinados camellos selectos. A su vez, la cocaína de pureza intermedia (50 %) sería más fácil encontrarla en muestras de un peso aproximado de un gramo distribuidas por traficantes que manejasen partidas de volumen moderado. La cocaína de baja pureza sería más fácil de encontrar en muestras de un peso inferior al gramo o en traficantes callejeros y desconocidos. Por último, la cocaína de ínfima calidad sería más fácil encontrarla tirada en el suelo o en traficantes que tuviesen algo personal en contra nuestra. Teniendo esto en cuenta y considerando también la dificultad existente para poder identificar la cocaína de calidad según sus características externas (cualquier criterio identificativo puede ser simulado utilizando uno u otro corte), entre los indicios para intuir la calidad de la coca a comprar, aparte de poder utilizar los tradicionales métodos de la disolución en agua o en lejía, la conversión a base o la aplicación de los actuales test colorimétricos, siempre será recomendable tratar de conocer el volumen de ventas de nuestro vendedor: cuanta más venda y maneje mayores posibilidades habrá de que sea buena coca. En este sentido, los poblados demuestran ser un buen lugar de compra, aunque también es cierto que pueden ser peligrosos y conflictivos. Para quien no esté interesado en pagar este plus de peligrosidad, en su lugar a veces pueden dar iguales o mejores resultados algunos camellos selectos y de confianza, lástima que no podamos ofrecer nombres y referencias porque se nos ha acabado el espacio del que disponíamos.


Agradecimientos: Mil gracias por su colaboración a Lucía Casal (Energy Control), Alberto Gayo (Interviú) y a Iñaki (Ailaket).


Referencias Bibliográficas:

Cabrera, R. & Torrecilla, J. 1998: Manual de Drogodependencias. Agencia Antidroga de la Comunidad de Madrid. 278 pag.

Energy Control. Análisis Agosto 2004. www.energycontrol.org

Gayo, A. 2003. Cocaína. La Peste Blanca. En Interviú, Nº 1.424. Año 27. 8 ? 13 pag.

Instituto Nacional de Toxicología. Memoria 2000. 1 ? 61 pag.

Instituto Nacional de Toxicología. Memoria 2002. 169 pag.

Karina Malpica. Cocaína. http://www.mind-surf.net/drogas/

Lee, D. 1976. Cocaine Consumer´s Handbook. And/Or Press. Berkeley, California. 55 pag.

Molina, A. & Espinazo, J. 2001. Dimensiones del Narcotráfico Internacional. Ed: Mª Araceli Molina Estrella. Madrid. 315 pag.

Observatorio Español Sobre Drogas. Informe Nº 5. Julio de 2002. 150 pag.

Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías. Informe Anual 2003. El Problema de la Drogodependencia en la Unión Europea y en Noruega. 82 pag.


13 Dic 2004, 15:11
Perfil

Registrado: 13 Feb 2004, 13:25
Mensajes: 1711
 
Entonces, y visto lo visto: ¿pillamos un par de kilitos entre todo el clubbing? Nos saldría a cuenta... :wink:


13 Dic 2004, 15:37
Perfil
Avatar de Usuario

Registrado: 13 Feb 2004, 09:38
Mensajes: 4410
Ubicación: En paz...
 
Voltech que haces abriendo un post sobre este tema??? no te pega nada :roll: :lol:

_________________
La justicia militar es a la justicia lo que la música militar es a la música.


13 Dic 2004, 15:56
Perfil
Avatar de Usuario

Registrado: 28 Ene 2004, 08:57
Mensajes: 4117
Ubicación: Fiestalandia
 
COCA NO!





PD: me ha parecido un articulo de calidad, con datos objetivos y sin alarmismo así que queria compartirlo ;)


13 Dic 2004, 16:05
Perfil
Avatar de Usuario

Registrado: 13 Feb 2004, 09:38
Mensajes: 4410
Ubicación: En paz...
 
lo decía porque no sueles hablar de las drogas en el foro :roll: :lol: :wink:

_________________
La justicia militar es a la justicia lo que la música militar es a la música.


13 Dic 2004, 16:10
Perfil
Avatar de Usuario

Registrado: 28 Ene 2004, 08:57
Mensajes: 4117
Ubicación: Fiestalandia
 
:lol: por norma general entiendo las indirectas ;) aunque los lunes cuesta mas...


13 Dic 2004, 16:25
Perfil
Avatar de Usuario

Registrado: 13 Feb 2004, 09:38
Mensajes: 4410
Ubicación: En paz...
 
A mi me lo vas a decir que estoy haciendo una base de datos de facturación..............uffffffff como facturen con esto no les cuadra las cuentas ni a tiros (nunca mejor dicho) :lol:

Bueno... proseguid con el post que es interesante.... :wink:

_________________
La justicia militar es a la justicia lo que la música militar es a la música.


13 Dic 2004, 16:33
Perfil
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Ene 2004, 18:43
Mensajes: 76
Ubicación: ...limada
 
Un artículo muy interesante Voltech...

En mi opinión la calidad de la cocaína que consume la mayoría de la gente en Madrid y Barcelona es muy baja... cortada con mil mierdas que te dejan la nariz hecha polvo ( nunca mejor dicho)... me ha dejado alucinada lo de cortarla... con yeso!!... y encima la venden a un precio exhorbitante... no es un buen negocio salvo para el camello que vuelve a cortar la coca (previamente cortada) y luego te la vende...

En mi caso personal comencé a consumir cocaína habitualmente ( ésto es día sí, día no) a raiz de trabajar en publicidad (una pequeña productora) ... era una buena manera de aguantar los maratónicos rodajes, postproducciónes, etc,etc... y, obvio, tuve una época de mi vida bastante complicada por varios motivos... en la que se me fué de las manos... (ojito con la farlopa pq aunque Burroughs diga que no es adictiva si que lo es... y mucho)...

No voy a entrar en detalles, que a nadie interesan, acerca del infierno en que se puede llegar a convertir tu vida sin que te des cuenta...( pq para cuando te quieres enterar ya se te han escapado las riendas de la situación) y la suerte que tienes si cuentas con amigos de verdad que se preocupan por ti (en éste caso yo tuve muchísima suerte :roll: )... yo me tuve que volver a Donosti con mi familia... lo cual fué bastante duro :( ... y luego me piré a Argentina... fué la única manera de cortar con las personas ( que no amigos) que te siguen dando el coñazo...

Muchas veces un cambio de aires es la mejor solución... lo tengo comprobado... aparte en Buenos Aires, ya recuperada anímica y físicamente de todos mis problemas ( y sintiéndome mejor y más guapa que nunca :wink: ... algo que no me habría pasado de haber permanecido en Madrid)... con todo un país nuevo para disfrutar y descubrir... conociendo una gente estupenda... y experimentando de nuevo el amor en otro continente :lol: ... tuve oportunidad de probar ( y sq soy lo peorr!! :mrgreen: ...) la mejor "merca" que había probado nunca... y a tres euros el gramo!!!... afortunadamente no se me fué de las manos de nuevo ( lo que habría sido bastante triste e irónico :shock: )... y es algo de lo que estoy muy (muy) orgullosa...

Moraleja: :arrow: desde que regresé a Madrid aunque consumo cocaína de vez en cuando... pero sobre todo de otra manera ( aunque es una droga que me sigue gustando :P )... sólo pruebo la que un amigo porteño trae de allá... ( aunténtica alita... y a precio de amiga 8) )... ni se me pasa por la cabeza coger merca aquí pq tengo absolutamente comprobado que ni la buena es para tirar cohetes...

Vaya parrafada me he marcado!!
(tenedme un poco de paciencia... :? )

Muxu! :wink:


13 Dic 2004, 18:59
Perfil
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 8 mensajes ] 

Hilos relacionados
 Temas   Autor   Respuestas   Vistas   Último mensaje 
El consumo de cocaína en España cuadruplica la media europea

[ Ir a página: 1 ... 10, 11, 12 ]

INFERNINHO

166

10806

05 Jul 2007, 11:03

chicadanzoo

Por que la cocaina ................

Perry Mason

6

662

14 Jun 2004, 18:44

CHACHI

TNT y la cocaína

JoSeK

13

1299

17 Jul 2005, 20:09

FarU

que pensais de la COCAINA ??

[ Ir a página: 1 ... 5, 6, 7 ]

Shake54

103

9368

02 Ago 2004, 10:05

komandher

Increíble artículo de La Razón

vicky

3

467

05 Abr 2004, 20:02

vicky

 


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 24 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group.
Designed by STSoftware for PTF.
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO