Crónica: Tauron Nowa Muzyka 2017

Escrito por Adrián Líndez | Publicado el 17.07.2017

Duodécima edición del Tauron Nowa Muzyka (TNM) que este año viene con cambio de fecha. Si bien antes el TNM hacía las veces de cierre del periodo estival a finales de agosto, en esta ocasión toca inaugurar el verano con él en la primera semana de Julio. Llegamos algo contrariados al cambiar nuestra despedida de verano y con unos cabezas de cartel sumidos en el pop (Roisin Murphy, Cat Power, Sohn, WhoMadeWho, etc...) que a priori nos despiertan poco interés.

Jueves

TNM elige a The Cinematic Orchestra para dar comienzo al festival con el concierto de apertura en el auditorio principal de la Orquesta Radiofónica Polaca NOSPR la noche del jueves. Poco antes de empezar el auditorio está medio vacío y parece que la gente con entrada de tres días guarda fuerzas para la que se avecina o bien no son habituales de bailes horizontales. Con algo de retraso, y tras una presentación en polaco de la que poco entendemos, The Cinematic Orchestra con seis miembros capitaneados por Jason Swinscoe aparece en escena, ahora sí con la sala cerca del aforo completo. Seis músicos. Teclados, batería, guitarra, viento metal y la parte más electrónica encargada de poner bassline a las melodías. La acústica del auditorio es obviamente ideal y más allá de que uno pueda o no estar interesado en su música, el concierto es puro goce. En especial una primera parte únicamente instrumental sumida en un post rock que recuerda al TNT de Tortoise y va avanzando hacia etiquetas mas nu jazz y trip hop a las que se suman los vocales para temas como To Build A Home o Reveal. Una hora y media de duración que acaba con el público puesto en pie y aplaudiendo durante varios minutos -algo excesivos- que convencen al grupo para salir de nuevo a escena y ofrecer una última pieza para concluir la inauguración del TNM 2017.


The Cinematic Orchestra

Viernes

Parece ser que el cambio de fecha lo único que trae es lluvia. Además, ya dentro del festival la distribución de escenarios ha cambiado y no para bien, dejando este año algunas zonas del festival un tanto desiertas. Para más inri la cerveza de grifo, totalmente aguada, no ayuda a calmar la repentina sensación de decepción, aunque el éxito siempre está asegurado con la opción embotellada. En lo musical es la americana Princess Nokia quien comienza nuestro line up para la noche del viernes. En el escenario, Nazira, vieja conocida por haber formado parte de Unsound. El concierto comienza con Tomboy y la americana saltando por el escenario instigando al publico. La actuación es básicamente Princess Nokia cantando sobre sus temas por encima de su propia voz, y meneando el booty en el escenario. No podemos evitar preguntarnos acerca del mérito del directo y menos si recordamos el recital de Kate Tempest o incluso Tyler The Creator el pasado año. El caso es que su concierto hace bailar y en definitiva disfrutar, la efectividad de la fórmula es innegable, y claro, si funciona porque cambiarla. Brujas, Kitana, etc. viendo la actuación del pasado Sónar parece calcada a esta a diferencia de la duración y que en esta ocasión se le ve mucho mas enérgica y confiada, lo cual se agradece. La neoyorquina parece más que cómoda y no duda en pedir al público un poco de yerba que fuma en el escenario mientras parte del público le acompaña. Menos bajo y más melodía con Dragons y ovación con ronda de besos y abrazos a las primeras filas.

Entre cena y cerveza -no de grifo por favor- nos perdemos a Demdike Stare, asi que sin salir de los USA pasamos por la zona de la Red Bull Academy. Aux 88 ya han empezado el directo y su inconfundible vocoder rezuma por los altavoces. Un directo con hardware y parte digital. Keith Tucker y Tom Hamilton con el mono de trabajo dispuestos a electrificar a la multitud a base de electro y leds. Al igual que su sonido, el live vacila entre esa linea que separa el electro del techno y como mejor ejemplo Electro-Techno con Tucker al micro moviendo a la masa. Archiconocido Numbers de Kraftwerk al estilo Detroit, Play it Loud con la pista más entregada o We are the Future, entre otros, animando a la pista a unirse al grito de 'the future is here!' Durante el directo hay tiempo para algún tema menos agresivo como Music is your Medicine que a día de hoy sigue siendo su última referencia. No cabía duda que el directo de Aux 88 iba a cumplir con lo esperado, y así fue. Tras Electronic Underground del Black Tokyo el público encendido por Tucker acaba gritando 'A-U-X!' con la pareja también agradecida. Unos veteranos de Detroit nunca pueden decepcionar.

Shackleton toma el relevo en la misma zona, quién este año ha sacado material por partida doble. Aunque el álbum más reciente es Behind The Glass -publicado hace apenas días en su propio sello Woe To The Septic Heart!- el directo se centra en el marco tribal de Spheric Ghost Transmits junto a Vengeance Tenfold con un techno experimental sin pausas hilado de manera brillante que convence en todo momento y nos hace incluso retrasarnos para nuestra siguiente parada.

Al escenario principal del TNM le ha salido un hermano del mismo tamaño gracias a la inclusión de Electronic Beats entre los sponsors. Chris Clark, en tour de presentación de Death Peak, es el primer artista que tenemos subrayado en este nuevo escenario. El directo ha empezado puntual y desde la entrada a la gigante Sala de Congresos de Katowice (MCK) ya se sienten los subgraves. Su nuevo trabajo es una vez mas una perfecta combinación de estilos bajo su cartacterístico sonido. IDM, electro, glitch, techno, ambient, etc., todo ello fundido de manera excepcional. Un caleidoscopio musical con una consistencia brutal a base de ritmo roto. Ademas Clark ha incluído mayor parte visual en su actuación y aparte de dos pantallas de leds, dos bailarinas siempre enmascaradas acompañan al inglés durante varios segmentos del live tal y como mostraba hace unos meses el trailer de Death Peak. Es un viaje por todo el álbum que incluye temas más accesibles para un público no tan seguidor de la IDM como Butterfly Prowler o incluso techno como Hoova pero siempre con la dureza propia del inglés. Un recorrido con Peak Magnetic o Un U.K. que siempre te acercan a su obra maestra Boddy Riddle (2004). Y no es que Clark tenga nada que demostrar, y menos a estas alturas, pero parece que su concepto ha vuelto a madurar en todos los aspectos posibles; y destrozando todo tipo de expectativas su hora en el escenario se convierten en lo que va a ser el mejor live act de todo el festival.

Parece ser que Kangding Ray se ha entretenido o ha habido algún cambio en los horarios, y pasada su hora marcada el francés continúa tras el portátil. Kangding Ray también presenta nuevo album y el retraso nos permite disfrutar de algunos temas de Hyper Opal Mantis, esta vez no para Raster-Noton sino publicado por Stroboscopic Artefacts, sello fundado por el italiano Lucy que también está en el cartel. Techno contundente que lamentablemente para nosotros deja de lado la IDM del genial OR que nos enamoró.


Porter Ricks

La joven Avalon Emerson tras los mezcladores de cd comienza con una version de Honest Gangster firmada por ella misma. El tipo de techno es menos galopante y algo mas armónico pero de momento no termina de decirnos demasiado. Asi que nuevo paseo hasta la sala de congresos para ver a otro de los grandes nombres del Electronic Beats Stage; el duo Porter Ricks o, lo que es lo mismo, Thomas Koner y Andy Mellwig. Entendemos que la pareja ha vuelto a sacar material bajo el titulo de Anguilla Electrica. Las visuales son perfectas para su música pero las capas de dub techno tan cargadas y densas a la hora en la que estamos nos acaban por parecer demasiado lineales y planas.

De vuelta con Avalon Emerson, el ritmo ha subido de velocidad y sorprende con una remezcla en clave techno -o bien sampleo- del vocal del archiconocido It's a Fun Day de Miss Jane que nos lleva de vuelta a la plena adolescencia. Mas techno en una linea noventera y algún que otro conocido de la e´época como el Body Freefall de Luke Slater perfectamente mezclado.

Desde la Carbon Stage, Palms Trax nos atrae con algo cercano al italo instrumental. La pista a medio gas da fe de que ya ha amanecido y que el público busca ritmos más contundentes. Además Palms Trax elige acabar su tramo final del set con un house demasiado azucarado que nos invita a seguir la marcha a otro lugar. Y aunque Dr. Rubinstein está repartiendo techno y acid a partes iguales para cerrar el viernes, decidimos guardar fuerzas para el día siguiente.


Avalon Emerson

Sábado

Nos perdemos el concierto de Coals en la fábrica de porcelana a las afueras de Katowice y la timida lluvia nos convence para una siesta en el hotel en lugar de comenzar la jornada con los sets de ambient en el parque Bogucki.

Christian Loffler acompañado de la cantante Mohna han congregado a un buen numero de asistentes en la MCK. El nombre del aleman salió a la palestra con aquel ambient techno de A Forest que publicó en 2012, sin embargo lo que interesa en nuestro caso es la dupla formada con Mohna para Mare. Este último triple álbum que fue lanzado por el sello de Loffler el pasado invierno es el hilo de toda su actuación. Resulta simplemente perfecto empezar el trayecto con la voz de Mohna sobrevolando las atmósferas deep house y el profundo techno experimental de Haul o Pacific en una línea que recuerda al Open Eye Signal de Jon Hopkins. Aplausos mientras continúan con el tema que da título al álbum y siempre ofreciendo una electrónica pausada y melancólica que se funde con los audiovisuales para formar una actuación perfecta. El poder de la sencillez cubierto con melodías.

Leemos en el programa del festival toda clase de alabanzas a un dj nacional llamado Dtekk. La breve info alardea de su bagaje musical, de su colección de discos, así como de su eclecticismo que en sus sets llega hasta el italo, razón por la que decidimos probar. La sorpresa es que el set del polaco ya ha comenzado hace unos minutos y cuando uno se acerca ya se oye el enorme bajo del Vader de Gesloten Cirkel tronando en los altavoces. Parece ser que los vinilos de italo -si, sesión exclusivamente con vinilos- se los ha dejado en casa y está dispuesto a repartir techno y ghetto a raudales mezclando a la perfección una selección de vértigo con temas de Floorplan, Robert Armani, un Dance Mania de Skyman, o el tremendo Work it M.F. de Dj Deeon con el público en plena ebullición. Un set espectacular que nos deja a todos boquiabiertos con ganas de mas. Podium directo para Dtekk.

Tras el meneo del polaco cambiamos totalmente de tercio y hacemos cola para el directo de William Basinski en el auditorio Scena Kameralna. La sala auditorio de la Orquesta Sinfónica y Radiofónica Polaca tiene un aforo muy limitado por lo que al perdernos el concierto de clausura del domingo con William Basisnksi junto a la Orquesta Nacional NOSPR, decidimos aprovechar al menos esta oportunidad. Durante la media hora de espera tenemos a Piernikowski en el anfiteatro para la zona de rap, un polaco al que desconocemos por completo pero que por la forma de cantar parece cabreado con el mundo. Con cierto retraso se habilita la entrada y con cuenta gotas dan paso a los asistentes hasta completar la sala. William Basisnski hace presencia con el auditorio a media luz y con un halo de estrella que parece innato en él. El artista comenta brevemente que va a hacer algo especial y que nos sintamos libres de echar una cabezada durante el viaje. El directo de música experimental con dos magnetofones dura una hora y en este tramo -intentando aguantar el sueño- se pueden reconocer tres segmentos diferentes con texturas propias que sin pausas se solapan entre si creando un manto de puro ambient con buena parte del público totalmente dormido.

Al contrario que en otras ediciones, ninguno de los artistas principales de este año tiene gran atractivo para nosotros pero dada la hora y proximidad al escenario principal decidimos echar un ojo al cabeza de cartel de esta edición, Roisin Murphy. Poco podemos acercarnos ya que la sala de congresos esta a abarrotar y apenas alcanzamos a ver a la cantante desde la lejania mientras va terminando su concierto.

Seguimos con nuestro recorrido con otro nombre senalado en rojo en el programa, Luke Vibert. El productor lleva un buen rato haciendo saltar a toda la zona Red Bull con un sonidazo Rephlex y lo más célebre de Warp. Samples del We Are Back del inconfundible LFO que encienden al público al instante. La velocidad durante el directo es de vértigo y los saltos de estilo de la escena rave a la IDM o a la ráfaga de breaks son simplemente sublimes. En los últimos minutos oímos la firma de Caustic Window con esa intensidad demoledora y el Digeridoo de Aphex Twin que termina de quemar la pista para terminar el live. Otro de los artistas que no tiene compasión con tus expectativas.

Seguidamente el bueno de I-F toma la cabina y parece avisar de sus intenciones con el clasico Bodydub de Unit 4 y otra bassline aplastante de Gesloten Cirkel. La primera hora de la sesion promete la gloria con San Salvador que siempre pone la pista del revés, más si se mezcla con Try Me de Joyce, original del celebre Magic Fly. Parece que el tio Ferenc lleva un tiempo aferrado a ciertos temas y no salen de su maleta -o en este caso pendrive- como cualquiera de los cortes del Test Pilot 2 de Viewlexx. Lamentablemente su sesión recae en la efectividad repetitiva y no es la mejor que hemos gozado también por alguna que otra mezcla aunque siempre se agradece escuchar el mítico Shari Vari. El caso es que al final puede acabar por dejar un sabor agridulce al cerrar con el Space Invaders Are Smoking Grass si uno espera algo diferente a la fórmula de siempre.

Último paso por la MCK para ver como Kenny Larkin tras el portátil empapa de 4x4 a la congregación. Bmps acelerados, techno con poca alma, y bajo bien marcado que parece que es lo que pide el personal. Una intensidad que nos viene grande tras dos días de festival y habiendo amanecido hace rato.

La Secret Stage que anuncia cuatro horas de Michael Mayer ya no tiene nada de secreto y la carpa está prácticamente llena siendo la última en cerrar prometiendo jaleo con el alemán hasta las ocho de la mañana. Ya con las gafas de sol y el ritmo del Problems d'amour de Alexander Robotnick decidimos que es buena hora para poner final a esta edición del TNM y poder decir ya satisfechos que el año que viene volveremos.


Más información:

Tauron Nowa Muzyka: Web Oficial

Comparte



« ANTERIOR ABRIR UN ESPECIAL AL AZAR SIGUIENTE »

Comentarios