Roll The Dice

Roll The Dice

Publicada el 17 Mayo 2017 por Bruno Garca
Estos dos tipos suecos - Peder Mannerfelt y Malcolm Pardon- que cuando se juntan se hacen llamar Roll the Dice, son desde hace años (cuando el primer álbum de título homónimo en 2010) una de las propuestas más interesantes del panorama electrónico que no entiende ni de padres ni de madres. Por esta actitud y por ejecutar un trabajo fascinante, el dúo que publica ahora en mayo nuevo LP, Born To Ruin, es requerido por artistas de primer orden como pueden ser Massive Attack o Fever Ray. Para colmo, con ese toquecillo tan característico misterioso y cinemático que le insuflan a su sonido, están llamados a seguir los pasos de productores como Jon Hopkins. En el buen camino están. Por cierto, no les hables de personajes como Trump o Putin, por lo contrario si de David Bowie o Clark con quienes “compartieron mesa”… Tener la oportunidad de charlar con ellos, es gloria bendita, que además nos hayan posibilitado la primicia de estrenar el tema Under The Arches incluído en su nuevo largo, multiplica doblemente esa sensación.

PRIMICIA: Roll The Dice - Under The Arches

En primer lugar, felicitaros por el nuevo álbum. Hay muchos tramos que me han dejado sin aliento. Al igual me gustaría aplaudir vuestra carrera como músicos… A todo esto, ¿cuándo se encendió esa chispa de reuniros y tirar adelante como Roll the Dice? ¿Una necesidad como el comer quizás?

Podemos garantizar que desde luego lo vivido hasta ahora ha sido un recorrido extraordinario. Uno de esos viajes que todo el mundo debería experimentar. Un periplo de trabajo donde no han faltado por supuesto los altibajos. Sea como sea, tanto los mejores momentos como los peores, sin excepción, todos, han merecido la pena. Nuestras carreras se juntaron como dúo hace ya un buen puñado de años. Desde un primer momento buscamos explorar y desarrollar en paralelo los distintos prismas de cada uno de nosotros a la hora de entender la música. En su más amplio espectro. Teníamos una enorme curiosidad de averiguar hasta dónde llegaríamos uniendo fuerzas en esta simbiosis tan singular. El día que sintamos que la cosa merma y deja de fluir, que no tenemos nada jugoso que ofrecer y que incluso empezamos a repetirnos a nosotros mismos, entonces, y sólo entonces, cerraremos el chiringuito. Es importantísimo tener siempre razones para crear. La creatividad, la manera en la que circula, no es algo que se deba tomar a la ligera, contamos que no siempre tiene porque estar ahí, no es eterna, no la podemos dar por sentada.

¿Qué puede mejorar o deteriorar vuestro actual estatus en el futuro?

Básicamente, si continuamos explorando y con la sana intención de sorprendernos a nosotros mismos durante el proceso creativo, nuestra situación persistirá en el buen camino. Progresaremos al mismo tiempo que mejoraremos nuestras cualidades. Obviamente lo opuesto a esto, sería ese territorio peligroso, que si se pisase nos iría lentamente deteriorando, y a buen seguro, nos llevaría a nuestro propio fin. Vamos, se podría decir que como ocurre con cualquier organismo vivo que pisa este planeta.

A la hora de encarar un nuevo LP, ¿tenéis siempre de antemano el hilo conductor, la idea, concepto en el que debe transcurrir todo sin desviaros?

Cada vez que nos metemos en la producción de un nuevo álbum tenemos siempre en mente ese hilo conductor, o al menos una ligera idea de por dónde queremos discurrir. Algo lo mínimamente importante para tener en todo momento la llama de la creación viva. No tiene por qué ser forzosamente una dirección, una idea convertida en un mandato forzoso que seguir a pie juntillas, no. Esto va más bien de dejarnos guiar por una serie de imágenes, libros, conceptos, cualquier cosa que nos mantenga inspirados y con el deseo intacto en cada instante que nos sentamos a tocar música. Nuestro anterior trabajo, Until Silence, tenía por ejemplo un sonido mucho más grueso y cargado de arreglos orquestales. Esta vez nos hemos visto en la necesidad de tomar la dirección contraria. Crear un LP más enjaulado y frustrante. Al mismo tiempo, alienar nuestra idea de metrópoli. Nos guió una idea tan atractiva como es la de conectar con la gran ciudad. Hemos sentido la necesidad de despertar nuestra particular visión de géneros como el blues y el jazz. Al menos de cómo nos gustaría que sonasen. Esto es lo que hemos intentado usando nuestras propias armas.

Roll The Dice - Until Silence LP (2014)

En el anterior disco os dio por explotar esos arreglos orquestales... ahora incurrís mucho en el free-jazz.

Se trata de un proceso natural. Una evolución y al mismo tiempo una reacción de todo lo sucedido con anterioridad. Como ya te contábamos al comienzo de esta charla estamos siempre en constante búsqueda de nosotros mismos. Nos apasiona redefinir nuestro sonido. Esto no significa que forzosamente le demos carpetazo a todo lo que hicimos en algún momento, es más bien una manera de motivarnos a escribir material nuevo manteniendo nuestro espíritu despierto y fresco.

Estoy pensando en voz alta; tengo la sensación de que desde arrancáis con una idea original para una pista, hasta que finalmente se graba, arregla, etc. Sucede de todo hasta que virtualmente queda ¿irreconocible? Corregidme si me equivoco por favor. Contadnos un poco como hacéis los bocetos, como son las sesiones de estudio…

Así es, de hecho tenemos la sensación de que trabajar y terminar un nuevo disco se demora cada vez más. Se nos va… El caso es que, por norma, sí que siempre acaba persistiendo algo de la idea inicial de una canción, desde eso, que es una mera idea, hasta la versión final que grabamos, llueve mucho. Pero vamos, que ya se trate de un sonido específico, una melodía o un ritmo, algo sobrevive. De nuevo trasteamos con nuestra conciencia, es innegociable eso de sentirnos a gusto y con la libertad de cambiar cosas, transformar y crecer musicalmente, de un modo natural, nos encanta virar constantemente hacia nuevos territorios.

Algunos piensan –cada vez menos- que estoy ‘chapado a la antigua’ porque prefiero comprar y escuchar un álbum completo en el tocadiscos, que navegar horas por una plataforma digital y pillar sólo singles sueltos, pasando incluso de otras pistas incluidas en, a priori, un larga duración ¿cómo os postuláis sobre este asunto?

Probablemente ya intuyas la respuesta que te vamos a dar sobre esta cuestión… Nosotros estamos mucho no, sino muchísimo a favor de la “experiencia completa”. Un Long Play la ofrece. Cuando producimos lo tenemos siempre en mente. Sin embargo, a ver, entendemos que si por ejemplo uno escucha a voleo un single de Rihanna, lo primero que nos ha venido a la cabeza, igual le parece lo suficientemente atractivo y no tiene la necesidad imperiosa de sumergirte en la historia de un álbum al completo para comprender o amar la canción. Suponemos que afirmamos esto debatiendo desde un espíritu integrador, debe haber espacio para todo y todos.

Vídeo: Roll The Dice - The Derailed (2017)


En Born To Ruin hay cosas muy serias. No precisamente para tararear, siquiera meras capas de sonido y notas musicales. Puedo percibir intensidad, ira… ¿qué aspectos de la sociedad actual os preocupa o insatisface más?

Eso puede ser debido quizás a que, efectivamente, ahora y desde que existimos como dúo, se han ido sumando una serie de acontecimientos que nos irritan, y vaya cómo. Nos hierve la sangre. Algunas cosas tan obvias como la elección como presidente de los Estados Unidos de Donald Trump, es tan la mierda que lleva arrastrando desde hace tiempo… Cosas tan evidentes como todo lo relacionado con el cambio climático, que él las desmiente por ejemplo. Nosotros comenzamos a preparar nuestro anterior álbum cuando se originó todo este tremendo conflicto de Siria, el cual quien nos lo iba a decir, aún continúa vigente y sin pinta de solucionarse a corto-medio plazo. Nos podríamos tirar un largo tiempo hablando de gente indeseable como Putin, Orbán, Duterte, Maduro o Erdogan. Se puede decir más alto, pero no más claro, no nos escaqueamos a la hora de obtener inspiración de la frustración.

Hice un “experimento” que fue hacer sonar vuestros temas nuevos a la vez que me veía documentos filmados de la 1ª Guerra Mundial. La sensación fue de pesadumbre. Sobre todo con piezas como Broken in Time ¿Cómo creéis debe ser la manera idónea para sentarse a escuchar y sumergirse plenamente en la música de vuestro nuevo trabajo?

Igual deberíamos decir que no nos sentimos muy contentos al saber tu reacción. Por otra parte, todo lo contrario, felices por lo menos de que nuestra ambición y el objetivo de evocar este tipo de sentimientos tan intensos a nuestros oyentes. Ha sido un éxito en tu caso. Personalmente nos gusta que el álbum sea escuchado con cascos. Es cuando el amplio espectro de sonidos creados en cada una de las canciones toma sentido y cuerpo como es debido. Es algo muy personal. Lo que verdaderamente nos importa es que la gente nos escuche, nos dedique su atención, da lo mismo como lo hagan, son libres de elegir el cómo, dónde y cuándo.

Malcolm, como compositor y en solitario debo decir que eres bastante respetado en el ámbito de cine y televisión ¿cierto? ¿Nos chivas algo que hayas hecho últimamente? ¿Alguna banda sonora juntos quizás?

(Malcolm) Gracias por elevarme a los altares (risas) pero como me siento más tranquilo y satisfecho es conviviendo con un éxito moderado como compositor… He realizado algún que otro trabajo en los Estados Unidos junto a otro maestro (firman como DeadMono). Juntos hemos sacado adelante la música para una de las últimas películas de Shia LaBeouf (The Necessary Death of Charlie Countryman, 2013) que todo sea dicho, muy poca gente ha ido a ver. Ahora mismo estamos inmersos en un nuevo trabajo, se trata esta vez de una película sueca que será estrenada en otoño de este mismo año. Luego, ya junto a Peder, hemos participado durante dos años seguidos (2015-2016) en la banda sonora de una serie de HBO The Last Panthers. En esta ocasión “compartimos mesa” con artistas de la enorme talla de David Bowie y Clark. Lo cual ha significado por supuesto un verdadero honor. Ver nuestro nombre en los créditos junto a David Bowie, no tiene precio. Desafortunadamente esta historia resultó ser su último trabajo.

Por otro lado, Peder, a ti se te conoce por tu otro proyecto Subliminal Kid, colaborar con Fever Ray, Blonde Redhead, Glasser o remezclar a Massive Attack, Lykke Li, Bat for Lashes…

(Peder) Si, si, y encima súmale a eso dos niños pequeños… Estoy muerto, exhausto ¡necesito ayuda por favor! (Risas)

Instrumentos analógicos, secuenciadores virtuales, etc. ¿Qué pieza / programa es en este momento el alma mater de vuestro estudio de grabación?

Todo y nada. Procuramos no quedar atados a los instrumentos que poseemos. Cada cacharro, elemento de trabajo en el estudio tiene su valor, por esa regla de tres, tendrá tarde o temprano su momento idóneo para demostrarlo ¿por qué no? ¿verdad?

Lanzáis el nuevo disco en vuestra propia discográfica: The New Black ¿Por qué culminasteis esta decisión?

Básicamente para ser capaces de controlar todo el proceso. Desde el principio hasta el final. También luego para poder decidir exactamente cuando y donde colocar nuestra propia música. Resulta mil veces más gratificante cuando te lo guisas todo tú mismo.

Me gustaría destacar, también, que Born to Ruin tiene una portada bastante llamativa, teniendo en cuenta el título del disco… ¿evocativa quizás por esa sensación de aislamiento? ¿De quién es esa foto?

Es concretamente de un fotógrafo llamado Micke Berg con quien empezamos a mantener contacto desde hace un año. Le conocimos casualmente durante un vuelo de Atenas a Estocolmo. Su trabajo exactos es el de fotógrafo documentalista, ejerciendo de esto mismo desde principio de los años 70. Tantos años en activo le han llevado a poseer un catálogo de instantáneas bastante impresionante. Cuenta con fotos increíbles de por ejemplo los disturbios en Berlín durante los 80, también de Barcelona poco después de haber muerto Franco… Cuando vimos la imagen que sirvió finalmente para ilustrar nuestro nuevo disco, tuvimos la sensación inmediata de que resumía a la perfección lo que estábamos buscando. Evoca eso, una especie de ingenuidad, la de un joven despreocupado de todo el laberinto en el mundo real que le rodea. Ahí le tenemos, tan feliz, sin aparente interés en saber lo que le sucederá en el futuro. Que no tenga la más mínima intención de hacer algo constructivo y positivo con su vida, la de aquellos que le rodean… esto es como si hubiese nacido para ser un mero deshecho.

El mundo al revés. Me centro para terminar en vuestro nombre artístico. El poeta y novelista Charles Bukowski escribió un poema intenso y profundo titulado Roll the Dice. No sé, igual suena la campana y conocíais esta obra, por consiguiente ¿os animó e inspiró a la hora de bautizaros a vosotros mismos? ¿O nada que ver?

Nos tememos que no, que no fueron por ahí los tiros. La idea sobre nuestro nombre artístico nació por esa premisa original que tanto hemos defendido a lo largo de esta entrevista, esa misma que es dejar fluir nuestra imaginación sin importar mucho en que sonidos y saraos nos metamos. Desde el parto debíamos fusionar nuestras mentes creativas en el estudio sin establecer una meta exacta. Hacer música no debía, ni debe significar el final de un juego. El único plan que debe perdurar de principio a fin tiene que ser como el de quien se pone a lanzar dados enfermizamente, que sea la música la que nos guie siempre, ¡cualquier lugar nuevo y emocionante será bienvenido!

Roll The Dice - Born To Ruin LP

01. The Derailed
02. Under The Arches
03. Inward Spiral
04. Cannonball
05. Potters Field
06. Bright Lights, Dark Heart
07. Coffin & Nails
08. Locked Hands
09. Broken In Time

Portada:



Más información:

Roll The Dice: Web Oficial

Comparte:


Síguenos en Feedly:

follow us in feedly


Comentarios

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

COMUNIDAD

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES