Pablo Bolívar

Pablo Bolívar

Publicada el 20 Junio 2013 por Javi López
El veterano, aunque todavía joven, Pablo Bolívar entrega Must, un disco de house pausado y sedoso, de paisajes naturales y selváticos. Ambient black house, si tuviera que definirlo en una cubeta. Producido tras sus viajes por Asia, Must muestra la madurez de Bolívar como productor (tanto en contenido como en formas) y evidencia que el sonido vaporoso de su proyecto Pulshar ha empapado levemente su producción propia orientada a la pista. Versátil y fecundo, a Bolívar le esper una gira internacional en la que actuará como dj y en formato Live. Un must de nuestra escena.

¿Qué tal los primeros feedbacks del disco?
Muy buenos, han superado mis expectativas. Estoy esperando los últimos latigazos de la prensa especializada en el extranjero, pero ya hay varias reseñas importantes confirmadas, así que no puedo pedir mas, estoy muy contento.

Must parece un álbum muy meditado. Tiene un discurso muy homogéneo ¿Qué querías expresar con este disco?
Le di forma al concepto en 2012, tras mis viajes por Asia. Sobre todo, vi claro lo que quería expresar en mi visita a la India. Me encantó su naturaleza, la tierra, los paisajes, la sensación de sentirme libre… Creo que explorar nuevos territorios es algo necesario para el ser humano, de ahí viene el adjetivo: Must.

Es un álbum que suena muy deep y muy negro, con alguna pincelada disco, ¿Qué te ha influenciado en términos artísticos a la hora de crear tus nuevos temas?
Después de Recall, tenía claro que el siguiente álbum sería más negro, más house, y es lo que he conseguido: un balance entre mi sonido actual y mis raíces, el house de los noventa a caballo entre América y Europa. He conseguido lo que quería, hacer un álbum de fácil escucha, meloso y con el toque justo de sonido underground. Creo que es un disco para todo los públicos.

¿Qué has usado para hacerlo?
Muchas de las melodías las he compuesto fuera del estudio: en hoteles, aviones, viajes... Siempre dejándome llevar por el lugar donde estaba. Acostumbro a viajar con una grabadora portátil para capturar ambientes y de hecho la mayoría de los tracks tienen grabaciones de distintos lugares del mundo. Después de recopilar todo este material, hice la producción final en mi estudio, secuenciando y añadiendo loops y percusiones. Ha sido un trabajo de año y medio, mimando cada detalle y cocinado a fuego lento.

¿De qué manera crees que has evolucionado como productor y artista durante los últimos años?
Durante los últimos meses he estado aprendiendo solfeo, algo que me ha ayudado mucho para conseguir lo que quería en Must, que era darle un punto más humano a mis producciones. Me gustaría que mi próximo álbum sea todavía aún más musical, dejar a un lado la música dance y dejarme llevar por las notas.

Háblanos de los colaboradores que aparecen en Must: Fabel y Mastra.
Tanto Abel como Stephan son para mi de los productores más innovadores de la escena actual. El track que hice con Stephan (Mastra) fue producido en Berna (Suiza), aproveché una actuación que tenía con los chicos de Sirion Records, para encerrarme con él en su estudio. Salieron 3 tracks y New Order fue el candidato para Must. La colaboración con Abel (Fabel) fue distinta. Off Soft es un track que tenía empezado, pero sentía que le faltaba algo. Se lo pase a Fabel para ver qué le sugería. Un día se vino al estudio y conectó rápidamente con la oscuridad del track aportando unas teclas de carácter muy blues… La combinación es increíble. Off Soft es uno de mis tracks favoritos del álbum.

Una de las cosas que más me gustan de tu sonido es la profundidad y el espacio que tienen tus producciones. Trabajas muy bien todo el espectro de cada tema.
Normalmente hasta que no tengo un colchón que le dé profundidad al track, no estoy cómodo, el track está frío, necesito ese calor que aportan los pads y las atmósferas. Cuando tengo esos elementos, me dejo llevar. Voy añadiendo y quitando pistas, pero sin abusar. No me gusta trabajar con muchas pistas, prefiero que sean pocas y que suene todo bien balanceado. Es importante que la música respire y que tenga definición.

Hace poco editaste un trabajo más pausado y ambiental de Pulshar. ¿Te sigues sintiendo atraído por la pista de baile o cada vez te interesa más explorar otros terrenos?
Disfruto mucho produciendo electrónica ambiental, creo que es el estilo en el que me siento más cómodo. Tengo en mente preparar un álbum de ambient cuando llegue el invierno. Me encanta trabajar durante esos días lluviosos, con mi taza de té en el estudio. Creo que tiene que haber momentos para todo… Por ejemplo, Must es un álbum deep pero más luminoso, perfecto para el verano.

¿Qué otros planes tienes con AvantRoots y con Pulshar?
Estamos preparando el nuevo disco de Pulshar, intentaremos que vea la luz a finales de año. Lo editaremos en Avantroots y de momento no puedo avanzar nada más, lo tenemos bien secreto. Despues de Atlántico, la obra maestra de Adapt, en Avantroots estamos preparando el debut de Vidal aka Aphro, mi compañero en Pulshar, con colaboraciones de Guti y un servidor.

Mucha gente está jodida por el momento económico actual. ¿Cómo lo llevas tú? ¿Con qué ánimo y espíritu estás haciendo música últimamente?
Sí que he notado un parón considerable de mis actuaciones por España, aunque en el resto del mundo me va bien, no me puedo quejar. Son días difíciles para el país, pero no hay que bajar la guardia, ¡Es el momento de producir más que nunca!

¿En qué momento te encuentras ahora como dj? ¿Sigues disfrutando pinchando?
Sigo disfrutando mucho. Lo más cansado son los viajes, pero la recompensa del público es muy gratificante. Me encanta actuar en clubs pequeños. La conexión con la pista es mucho más directa, y la selección no tiene porqué ser material de pista, puedo experimentar con otro tipo de electrónica. Eso es con lo que más disfruto ahora, haciendo sesiones de música electrónica en general, no sólo centradas en techno y en house.

¿Qué sientes que todavía te queda por cumplir?
A nivel musical: producir el álbum de electrónica que siempre he soñado. Y a nivel personal: crear una familia y volver a mis raíces. Todo llegará, sin prisa.

¿Algo extra-musical a lo que hayas estado enganchado?
Instalé en mi tablet un emulador de consolas antiguo y he estado enganchadísimo de nuevo a la segunda parte de Myst: Riven. Para mi es uno de los mejores juegos de la historia, seguro que más de uno coincide conmigo. Estoy buscando los libros de Myst de Rand Miller, pero no los encuentro en castellano. Me encantaría poder imaginarme mi propia aventura.



Más información:


Comparte:


Comentarios

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

COMUNIDAD

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES