Lucy
Lucy
Publicada el 28 Enero 2013 por Javi López
Stroboscopic Artefacts se ha convertido en pocos años en un sello clave para entender el techno actual. No ha sido cuestión de suerte. Tras este proyecto editorial se encuentra un hombre exigente y comprometido con su trabajo. Lucy, italiano afincado en Berlín, con unas raíces musicales fuertemente ligadas al reggae y al dub, ha sabido combinar muy bien diversos factores para construir uno de los mejores sellos de esta generación: contar con artistas personales y de primer nivel, con el asiático Xhin a la cabeza; un tratamiento sonoro y del mastering excelente a cargo del dúo Dadub; una imagen sobria, elegante y enigmática, y una filosofía espartana y honesta, como mandan los cánones clásicos del género.
Estudiaste ciencia cognitiva en París antes de mudarte a Berlín…
Sí, así es. Fue una etapa muy interesante…

¿Crees que existe relación entre esa materia y tu música?
Bueno, creo que mi música tiene relaciones muy fuertes con todo lo que me rodea, con todos los elementos que conforman mi universo. Pienso que en la vida todo está conectado. Todo tiene un por qué. Mi tesis de la universidad se titulaba El sistema de los sistemas y trataba sobre esta idea.

“Tu sistema” te ha llevado a muy buen puerto. Stroboscopic Artefacts se ha convertido en poco tiempo en un sello de referencia en el techno ¿Cómo estás viviendo la buena aceptación de tu proyecto?

Estoy contento con lo que está ocurriendo, pero al mismo tiempo me gusta contenerme y tomármelo con serenidad. Siempre que he vivido algún momento bueno en la vida, no he perdido el tiempo celebrándolo, sino que me he puesto a pensar en el siguiente paso.  Siempre intento huir de la acomodación. Pienso: ‘Ok, lo hemos hecho, todo ha ido bien con el sello, hemos tenido una gran recepción y muy buen feedback… ¿Y ahora qué?’ Siempre me cuestiono todo para seguir avanzando.

¿Cómo va a avanzar Stroboscopic Artefacts este año?
Tenemos planeado un calendario de referencias muy activo, pero ahora lo primero es lanzar el disco de Dadub. Es un trabajo que les ha llevado mucho tiempo preparar y terminar.

He leído que algunas de las ideas que aparecen en el álbum se remontan a diez años atrás…
Son muy serios trabajando, compartimos los mismos ideales en cuanto a planificar las cosas. Su máxima ha sido: ‘Este es nuestro primer álbum, tomémoslo con calma para poder volcar todo lo que somos’. Un primer disco es esencial. Recuerdo que cuando me puse a producir mi primer álbum, tardé todo un año en acabarlo y darle la forma que quería. Pero creo que ha de hacerse así, tu primer álbum es como un sumario de todo lo que eres. Dadub han estado dos años preparando You Are Eternity, pero muchas de las ideas que aparecen en él llevan con ellos muchos tiempo.

Estoy muy impresionado con este disco, creo que puede convertirse en un futuro clásico del techno.
Sí, yo también lo creo… El sonido es increíble. Uno de los aspectos más interesantes de Daniele y Giovanni es que son productores pero también son ingenieros de mastering. Y lo bueno es que para ellos tanto la expresión artística como el diseño de sonido, no están desconectados, son parte del mismo proceso. Y en esto juegan con mucha ventaja.

Desde luego…
Son muy minuciosos, incluso cuando están trabajando en los primeros bocetos de un track ya piensan en cómo puede sonar cuando esté masterizado. ‘Si hacemos esto, luego va a sonar de este modo…’. Son muy conscientes de todos los pasos en la producción y eso es algo que les diferencia del resto. Por ejemplo, yo cuando voy al estudio, me dejo llevar con mis máquinas y luego veo qué puedo hacer con mi material, veo qué puedo construir a partir de las grabaciones. Ellos desde el primer momento son muy conscientes de qué pasos han de dar para conseguir que un track suene de la mejor de las formas.

Esta idea del mastering creativo y una post-producción cuidada está muy presente en todos los releases de Stroboscopic Artefacts. Todos tus discos tienen el mismo espíritu en términos de sonido y creo que este es uno de los grandes factores diferenciales del sello.
Sí, absolutamente. Es algo que hemos trabajado desde el principio: considerar la post-producción como parte fundamental del producto final. El mastering no sólo es poner los niveles arriba. Se trata de interpretar las dinámicas de los temas, moldear las frecuencias, pensar en cómo tus oídos van a asimilar cada elemento… Esta es una cuestión en la que Dadub me han instruido en los últimos años. No se trata de cuántos db’s puedes subir, sino como juegas con los rangos de frecuencias para que los tracks tengan un efecto devastador en el oyente. Es un proceso muy delicado, muy minucioso, pero estamos muy volcados en él. Para mí un álbum o un ep de Stroboscopic Artefacts no existe sin la parte del mastering creativo.

Este proceso te obliga a tener un trato más profundo con los artistas de tu escudería. Es como trabajar en equipo.
Sí, esa es la manera, y además yo no soy el típico tío que dice todo el rato: “Tío, eres genial, ‘amazing track’, somos los más cool…”. No. Tío, las cosas son más profundas que todo esto, y principalmente, bajo mi punto de vista como gestor de un sello, tengo la responsabilidad y la obligación de extraer lo mejor de mis artistas. Siempre digo a los productores que van a trabajar conmigo que éste es un sello muy personal. Me gusta tenerlos cerca y trabajar estrechamente con ellos. Es como un familia, y del mismo modo que en las familias el trato no es fácil, tampoco lo es en el sello, porque trabajamos mucho a la hora de definir el concepto, el sonido y la dirección de cada release. Sería muy fácil decir: ‘Ok, soy el gran jefe, te elijo para mi sello, me envías el track, lo masterizo, lo plancho y adiós’. No. Somos más que eso…

Esta manera de trabajar supongo que la deben valorar muy bien tus artistas, porque así pueden aprender y mejorar más su sonido…
Es un proceso positivo en ambas direcciones. Por un lado el artista aprende del sello, y por el otro el sello saca lo mejor de él. Ambos ganamos. Mi objetivo es que cada release sea un paso adelante en la carrera del sello, no simplemente un release más. Sé que es una dinámica extraña, pero para mi es uno de los aspectos más interesantes, porque esta retro-alimentación hace que todos aprendamos y crezcamos juntos.

Definir una personalidad pura y personal es la clave para cualquier sello…
En los últimos años he podido comprobar que sí, que los sellos más respetados, no hablo de los que más venden, sino los más interesantes, son los que defienden unos ideales muy claros. Son los que tratan muy bien el concepto, la imagen y el mensaje. Sellos como Prologue, Sandwell District u Honest Jons… Todos ellos tienen una coherencia y una actitud poderosa en los pasos que dan. Para mi el sonido no es solo lo que define a un buen sello, también es su filosofía y su actitud.

Ahora creo que Stroboscopic Artefacts está en un punto de inflexión. Tienes releases importantes, artistas de primera línea haciendo carrera, una serie muy exitosa a nivel de charts como Monad, y una apertura de miras muy grande en cuanto a géneros, con el techno como género madre, pero con ramificaciones ambient, drone y experimental ¿Cón todos estos ingredientes cuál va a ser ahora el futuro del sello?
El futuro lo dejo en las manos de los artistas que trabajan en Stroboscopic Artefacts. Yo no tengo la fórmula mágica o la guía que marque el camino a seguir. Para mi la magia surge de lo inesperado. Siempre recuerdo cuando lancé mi primer álbum. Fue una gran experiencia. Cuando lo edité no tenía ni la más remota idea de qué esperar, no sabía lo que iba a pasar… Las cosas fueron en una dirección positiva, pero simplemente no esperaba nada, sobre todo porque fue un disco extraño… Contestando a tu pregunta: sé que las cosas saldrán bien, sé que sólo podemos esperar cosas buenas, porque hay muchas mentes geniales trabajando juntas en el mismo barco. Pero veremos qué nos depara el futuro. Es excitante ver hacia dónde te llevan tus proyectos. A corto plazo te puedo decir que este año nos vamos a concentrar en lanzar otro álbum, en algún punto del 2013 desvelaremos un disco muy interesante, y vamos a continuar lanzando ep’s y potenciando la serie Monad, con el objetivo de hacer crecer todavía más nuestra identidad.

¿Podemos esperar nuevo material tuyo?

Sí, en los últimos meses he estado concentrado en material que va a ver la luz fuera de Stroboscopic Artefacts: remixes para otros artistas, un ep conjunto con Silent Servant, que verá la luz en Mote-Evolver, y otro en solitario para CLR. También estoy preparando material para Stroboscopic Artefacts, bueno ya lo irás viendo todo durante 2013…

No te prodigas mucho haciendo directos, ¿por qué?
Hice algunos el año pasado, en la inauguración del festival Club To Club en Italia o en Berghain, pero mi live es muy experimental y necesito tocar en sitios que se adapten bien a mi propuesta. Hacer un live bailable es algo que de momento no me planteo, ahora me encuentro más cómodo pinchando.

¿Qué utilizas para pinchar?
Mi set up es muy sencillo: laptop, un par de controladores, tarjeta de audio y mixer. Prefiero centrarme en lo que para mi es esencial; el sonido que quiero presentar al público. No soy el típico que cuando sale una controladora nueva se vuelve loco por ella, cuando encuentro las herramientas que me funcionan sigo trabajando con ellas y perfeccionando el método.

¿Sigues las mismas reglas en el estudio?
No, para nada, en el estudio combino material analógico y digital. Suelo trabajar tomando el material original de las máquinas, me gusta capturar su soundflow, y luego uso estas grabaciones como plantillas para construir mi propio sonido. Nunca me quedo sólo con el sonido que me ofrecen las máquinas, me gusta tratarlo y modificarlo… Trabajo el material en mi plataforma digital y luego vuelvo a aplicar efectos analógicos. Siempre lo digo, es un proceso similar a la producción de música dub y reggae de antaño. Re-sampleo y re-proceso el mismo material hasta que creo una masa sonora que avanza a lo largo del minutaje aportando cambios y variaciones. De este modo intento crear temas que transcurran de manera natural y orgánica, que se muevan, que estén vivos…

¿Tienes alguna fecha en España para los próximos meses? Otro showcase, con más artistas del sello, como el que hiciste en 2011 en Sónar no estaría nada mal…
Jaja, sí, me gustaría mucho… Lo hablaré con mi booking agent… Hace poco toqué en Madrid en una fiesta PoleGroup con Mulero y Regis. Estuvo muy bien, Óscar es un crack y también me encanta Svreca, de hecho edité en Semántica

¿Sales por Berlín?

No mucho, sólo cuando tengo que actuar. Para mi es suficiente, disfruto de los clubes cuando tengo actuaciones, de este modo también mantengo la ilusión y sigue siendo algo que pillo con ganas.

Y cuándo no estás con la música, ¿qué haces?
Me gusta mucho la literatura, ahora me estoy leyendo todos esos ‘viejos clásicos aburridos’ de autores como Dostoyevski y Tolstói. También hago mucho yoga, llevo los dos últimos años muy metido en el tema de la meditación. También me gusta mucho el cine, ahora estoy descubriendo el cine japonés de los 70, lo encuentro muy inspirador. Siempre hay cosas nuevas que investigar.
 


Comentarios en Facebook

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

COMUNIDAD

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES