Jeff Mills

Jeff Mills

Publicada el 16 Septiembre 2002 por David Puente
Inútil intro esta en la que se debe presentar a uno de los personajes más re-nombrados en el foro de esta humilde web. Parece mentira que un tipo tan tímido, poquita cosa y -a primera vista- tan inteligente pueda hacer tanto ruido entre la comunidad clubber de este país y del mundo entero. Lástima que como tantos otros vergonzosos irredomables, el tío Jeff sólo se anime a decir algo interesante off the record, es decir una vez guardada la grabadora en la funda que me regaló mi madre para mi santo. Por cierto, todo esto va de un nuevo disco “At first sigth” (Axis) que será distribuido por Sónar para el mercado patrio y que de nuevo le trajo al (nuevo) Row del (nuevo) Dj Loe.
A primera vista los títulos del nuevo disco parecen bastante positivos: Fantasia, Illusions... ¿Reflejan su actual estado de ánimo?
Generalmente mis composiciones son bastante positivas. Es cierto, puede que representen mi estado general de ánimo, que creo que es siempre bastante positivo, si.

¿No será que este disco recupera el viejo espíritu de Detroit, aquel que veía el futuro como algo que se abría a nosotros con esperanza?
Si, tienes razón. Puede que sea una puerta a la esperanza hacia todo lo que nos espera. Estoy contigo que el primer tecno que se hacía en Detroit era una señal de esperanza que alguna gente tomó justamente al contrario, como el encuentro con algo apocalíptico.

Hablando de aspectos puramente musicales, su último trabajo suena, en general, un poco más atmosférico gracias a sus teclados cósmicos. ¿Está de acuerdo con esta apreciación a primera escucha?
Si, estoy de acuerdo. Cuando hago un disco intento que capte no sólo mi situación personal si no que también pueda gustar a cuanta más gente mejor. Si, es una buena apreciación.

A mi me suena un poco a punto de transición en su carrera. Algo así como la calma después de la tempestad.
No, tampoco mi estado de ánimo es tan variable como para que interceda en mi obra musical. Soy bastante estable. ¿Transición? No, lo sería si hubiese cerrado una página y hubiese abierto otra y no es el caso.

¿Nota cansada la actual escena de techno?
No, se suceden las diferentes generaciones de productores y es lógico que entre unas y otras haya transiciones pero siempre la que viene por detrás está más fresca y aporta cosas nuevas. En todo caso, la música tecno no se cansa, es la gente la que se cansa.

Algunos críticos muy críticos reclaman una revolución punk para dinamitar estructuras del techno que parecen ya un poco oxidadas.
No sé si una revolución de ese tipo o incluir ciertos mensajes en las producciones. No sé, creo que la actual música debería ser más reivindicativa. A partir de los noventa la música se volvió cada vez más escapista y eso es un error. En mi opinión toda producción musical debe sustentarse en razones de peso que le ayuden a ganar consistencia. La situación mundial es muy complicada y la música no puede obviar ciertas situaciones dramáticas que vivimos en pleno siglo 21.

¿Las nuevas generaciones de Detroit son conscientes de lo que significa la ciudad para el techno?
Si, seguro. Las nuevas generaciones de productores lo saben perfectamente.

¿Y los jóvenes clubbers?
Umm... Muchos clubbers si que lo saben.

¿Es todavía necesario pinchar "The bells" en sus sets?
Si. Es un tema muy particular. Tiene 10 años y para mi sigue formando parte de mi argumentario. Si el artista no pincha su argumentario artístico nadie lo va a hacer por él. Para mi es muy importante pinchar mi propio material. Es ridículo que los Dj's no pinchen sus propios discos por miedo al que dirán. "The bells" es lo que me hace ser diferente de otros Dj's.

Algunos clubbers se preguntan cuando va a reducir la velocidad de sus sets.
Depende de si la gente que produce estilos más relajados, como por ejemplo el minimal, edita material bueno. Si por ejemplo el trance volviera a ser interesante no dudaría en pinchar mis discos antiguos junto a las novedades que fueran aparecieendo. La buena música es la que determina lo que pincho.

Me cuesta creer que la velocidad con la que encuentra los discos sea espontánea.
Si, lo es. Es cierto que traigo pensados de casa una cantidad de discos que sé que tarde o temprano voy a pinchar pero el resto van cayendo en mi set de manera espontánea. Los tracks que voy poniendo me remiten a otros que rápidamente voy buscando por la maleta. También es verdad que hay días que no encuentras nada de lo que buscas.

Excepto "The bells" que siempre está allí.
Si, exacto. Pero siempre funciona, seguramente porque la gente sabe que yo lo compuse. Temas como "The bells" o cualquier otro que repito varias veces en un mismo set los voy colocando al final de la maleta para tenerlos siempre a mano. Es un poco lo que hacen los Dj's de hip hop con los discos que utilizan para scratchear. Los temas vocales de house también van detrás porque es raro el dia que no necesitas unas voces de fondo. Esta es mi única táctica previa a la hora de ordenar los discos.

Sus sets no sólo no le permiten una tregua por la rapidez con la que trabaja sino que además tiene que estar bastante pendiente del público.
Una vez en la cabina debes hacerte una idea de cuando necesitará descansar el público. A veces he dejado acabar un tema hasta el final y no lo he mezclado con nada para que ese tema permaneciera dentro de los oídos del público durante unos segundos. La clave está en saber cual es el momento para que la gente descanse y con qué tema vas a reanudar la marcha.

¿Cúal es su relación con U.R.?
Cordiales. Seguimos en contacto. Incluso a veces nos comentamos ideas y si, por ejemplo, no tengo a nadie con quien hablar les llamo y nos contamos cosas.

Es curioso porque en el ideario original de U.R. se buscaba salvaguardar a toda costa el anonimato de sus productores y unos años más tarde usted que formó parte del colectivo es uno de los Dj's más famosos del mundo.
En 1989 desde U.R. nos propusimos defender y propagar la música techno de una manera muy especial. Intentábamos focalizar todo lo que hacíamos en nuestra música para no distraer a la gente de otros aspectos extramusicales. Siete años después la explosión del techno hizo inúltil cualquier máscara porque la música se había popularizado enormemente a escala planetaria. Era nuestra manera de promover la música, nada más.

Podría explicar la importancia de Drexciya en el panorama techno.
Una banda increible. Tal vez la más experimental de las que surgieron en Detroit. Me acuerdo cuando Mike y yo llevábamos las riendas de U.R. y en 1992 vino Gerarld a traernos su material y pedirnos consejo. A partir de ese momenot y durante toda la década de los 90 se convirtieron en santo y seña del electro con un sonido muy particular. Un grupo muy importante, si señor.

Por cierto, ¿qué le parece el electro-clash?
Es interesante lo de reclamar un sonido añejo, siempre que no abusen de él. Me parece bien, es otra forma de música electrónica, aunque creo que debería comportarse de manera más irreverente en el panorama musical.

Echa de menos los tiempos lejanos ya en los que se ponía a los mandos de su programa de radio con el apelativo de The Wizard.
Ummm... No, lo hice durante mucho tiempo y si lo dejé fue porque me interesaba más pinchar por todo el mundo. No echo de menos esos tiempos en absoluto.

En España su público se divide en dos: los jovenes de clase obrera que vienen de estilos como el hardcore y otro un poco más adulto que incluso abrazaría la causa ID. ¿Era consciente de este fenómeno?
No, es la primera vez que me lo dicen. Interesante. La verdad es que yo no puedo hacer distinciones entre el público que me viene a ver. En todo caso está bien, es positivo que tu trabajo guste a públicos tan diversos.

Más información:

Myspace: Jeff Mills

Compartir:

Comentarios

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo